En Madrid… Luque sólido en medio de aburrida moruchada

Las Ventas. 28 de septiembre de 2019. Corrida de la Feria de Otoño. Media plaza. Cinco toros de Puerto de San Lorenzo y uno de La Ventana del Puerto que hizo cuarto, de buena presentación aunque nula condición, mansos y descastados, fueron protestados todos en el arrastre.

Daniel Luque: ovación y silencio.

Juan Leal: Pitos tras dos avisos y silencio.

Juan Ortega: Silencio tras aviso y silencio.

_____________________

Abrió plaza, Daniel Luque, ante un toro bajo de hechuras. Lo templó con su característica naturalidad con el capote. Dejó una espectacular tanda a la verónica rematada con una media de manual. Buen tercio de banderillas el de Caricol y Arruga.

Poco espectáculo fue el que hubo en la faena de muleta, sin gran intensidad debido a la falta de humillación y empuje. No quedó otra que tomar aceros para rematar con media estocada.

El cuarto fue de La Ventana del Puerto, diferente en cuanto a morfología pero igual de manso que los otros. Daniel Luque templó de nuevo con suavidad la embestida con el capote. De carácter huidizo el toro decidió no tomar la muleta en demasía.

No obstante, la firmeza en las formas del toreo del diestro se impuso y supo sacar jugo a algo que no daba para mucho. Remató con estocada tras pinchazo.

Juan Leal recibió a un serio segundo. El comportamiento de salida no fue demasiado intenso, sin embargo, se fue viniendo arriba poco a poco.

Comenzó la faena desde los medios, con la rodilla hincada en el albero para pasarse al astado por detrás y por delante. Se le movió demasiado al animal, ya que su condición así lo permitía.

No obstante, no terminó de torearlo, ya que no es lo mismo esto que dar pases sin sentido. Esto acabó desgastando al animal. El toro fue buscando las tablas sin voluntad alguna de embestir. Se escucharon dos avisos mientras pinchaba y pinchaba con la espada.

De similar actitud salió el quinto de la tarde, soso, deslucido y de escasa condición. Lo recibió con chicuelinas. El brindis fue para el público. Se fue afeando la embestida durante la faena. Le dio distancias en los medios para posteriormente acercarse.

El andar insulso del astado no le permitió el lucimiento. Poco a poco fue yendo a la defensiva moviendo la cabeza de lado a lado generando mucha peligrosidad en el toreo.

Juan Ortega recibió al tercero, un toro de mejor comportamiento en la salida. Lo recibió al capote con templanza. Antonio Chacón dejó un excelente par de banderillas sacando al toro de las tablas con gran maestría.

En la faena hubo momentos muy calientes en intensidad, gracias al buen hacer del diestro. La faena fue de mucha mayor calidad que sus hermanos. Probó por ambos pitones y dejó buenas sensaciones. Con la espada no tuvo demasiada suerte.

Por verónicas con mucho arte saludó, Juan Ortega, al sexto y último de la tarde. El animal, de gran tamaño, tomó de buenas formas el capote del torero. El público, ya descontento, se fue enfriando cada vez más. Tampoco hubo excesiva transmisión como para poder engancharle. Remató con trincherazos para posteriormente desatinar con la espada.

En conclusión, una tarde en la que no se han visto toros como tal. Una tarde de las que crean poca afición. Solo la madurez de Daniel Luque supo estar por encima de las condiciones del astado. Hoy me habría gustado volver a casa diciendo “He estado en los toros”.

_____________________________________

_____________________________________

Ir a la galería fotográfica de la Gran Muriel Feiner

_____________________________________

@pablobielsa5

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________