En Huesca… López Simón roza la Puerta Grande con dos orejas; José Garrido una

Huesca. Sábado 10 de agosto. Primera de la Feria de la Albahaca, día grande de San Lorenzo. Se lidiaron toros de Torrestrella, correctamente presentados, cómodos de caras. Flojo el 1°. Con posibilidades de triunfo el 3° y 6°, el 2° de más opciones. Lleno aparente.

Miguel Ángel Perera: Silencio y silencio tras aviso.

Alberto López Simón: Oreja con fuerte petición de la segunda y oreja.

José Garrido: Oreja y silencio.

___________________________

Aguarino, el primer Torrestrella que abrió la Feria, barbeo las tablas y mostró de pronto sus faltas de fuerzas. Arrancó perdiendo las manos cuando entró en el peto. Se le ha castigado muy poco ya que el respetable pidió su devolución. Con los rehiletes, destacó Curro Javier en el tercer par. Miguel Ángel Perera tuvo que usar de su oficio con toques suaves y pudiendo alargar las embestidas del astado que no humilló sin tener un buen ritmo. Perera tuvo un achuchón arrimándose. Luego pudo ligar un par de tandas con la zurda, fue lo mas destacado de su trasteo. Tras dos pinchazos sin soltar y una entera. Fue silenciado.

Con el que hizo cuarto, lo recibió por delantales y chicuelinas. En varas, como el resto de la corrida recibió una sola puya y está en la paletilla. Quitó Perera con unas chicuelinas lucidas y brindó su labor muletera al tendido. Puso todos sus esfuerzos Perera para aprovechar lo poco que tuvo el estado que ya de inicio marcó su tendencia a rajarse. Perera lo toreo sobre todo por naturales, hasta una arruzina y le saco algunas tandas muy lucidas con la zurda, pocas más opciones permitió él de Torrestrella y tampoco pudo conectar Perera con el tendido. Remató su faena con un soberbio cambio de mano y mató pesimamente con un bajonazo y tres pinchazos. Fue silenciado tras un aviso.

Alberto López Simón, volvió a la ciudad oscense tras su triunfo rotundo del año anterior y con ganas salió a recoger su enemigo con el percal por delantales ganando terrero hasta los medios para dejar chicuelinas y una revolera de remate, a si conectó con las peñas. Fue poco castigado en la vara del que guardaba la puerta. López Simón volvió a levantar los olés en un quite por chicuelinas, tafalleras y una soberbia media. Tras un brindis al respetable que siempre le muestra mucho cariño, inicio apostando fuerte, de rodillas le sirvió cinco derechazos en los medios. El madrileño supo aprovechar el buen tranco y la nobleza de su oponente, conectando con el público. Plasmó una faena templada con muletazos largos y algunos recursos para calentar el graderío. Mató de una estocada entera arriba, pero que no tuvo mucha muerte. El palco le premio de un trofeo con una fuerte petición de la segunda oreja. Pero, recuerden, el reglamento de Aragón, pide dos trofeos en un mismo toro para conseguir la Puerta Grande.

Con el quinto, lo recibió con el capote sin penas ni glorias. Una vara trasera pero apretado valió para cerrar el primer tercio. Brindó su labor muletera a un picador de su cuadrilla e intento con la tela roja conectar de nuevo con el público de Huesca, pero el astado no tiene un buen son y se apagó pronto, le faltó recorrido por lo que tuvo López Simón usar de recursos y alardes para conectar. Dos series de circulares invertidos permitieron dar emoción a un toro que no tenia tres pases seguidos. Tras una efectividad con la tizona, pudo conseguir otra oreja.

El tercera de Torrestrella para José Garrido quien se presentada en el coso oscense se le vio con ganas. Lo recibió de rodillas con una larga afarolada y luego por verónicas y así, unas cuentas hasta los medios. Tras la vara reglamentaria sin pegarle fuerte, quitó por chicuelinas y saltilleras. Un brindis al publico ante de iniciar por naturales ya de entrada. Se mostró el extremeño valiente, con su típico estilo de mano baja, consiguió estructura una sólida faena, aunque en la parte final, usando de recurso para calentar las peñas, pases de rodillas, con remates en la cara, le sirvió para conectar. Llegó la rúbrica, una estocada entera en lo alto, le sirvió para cortar un apéndice.

Con el cierra plaza y el toro de la “Jotica”, volvió a intentar todo José Garrido con un lúcido recibo capotero y chiculeinas con la mano muy baja. Quitó el toro del peto como antaño con una soberbia verónica. Brindó a un íntimo en el tendido de sombra e inicio su trasteo también de rodillas. Plasmó sobre todo tandas con un lúcido toreo por la diestra y toreando en redondo. Faena que acabó con cierto tremendismo y alardes de rodillas para conseguir el cariño de las peñas. Remato con manoletinas. No acertó con los aceros. Pinchó y dejó una media espada desprendida con descabello.

___________________________

La galería de Philippe Gil Mir

___________________________

@PhilippeGilMir

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________