En Madrid… Un sólido Rafael González corta una oreja

Las Ventas. 4 de julio de 2019. Novillada nocturna de verano. Un cuarto de entrada. Tres novillos de El Freixo (1º, 2º y 3º) y Couto de Fornilhos (4º, 5º y 6º), de justa presentación y noble comportamiento.

Tibo García: Silencio y silencio tras aviso.

Rafael Gonzalez: Oreja con protestas y palmas tras dos avisos.

Ignacio Olmos: Saludos y silencio.

____________________________

El novillo que abrió la tarde fue protestado de salida por su aparente debilidad. Tibo García lo apretó bien en el capote. El brindis fue para el público. Comenzó la faena dejando los tiempos que el animal requería.

Hubieron varios momentos de verdadero riesgo debido a la fea y escasa embestida del novillo. Salió muy torero del percance para dejar una estocada con habilidad. Se fue por su propio pie a la enfermería, no impidiéndole así la lidia ante el cuarto.

Mansa actitud tuvo el cuarto de la tarde. Tibo García comenzó su actuación tratando de llevárselo a los medios para remediar así su querencia, que era bastante marcada.

Arreó flojo en el caballo, y proporcionó un tercio de banderillas que apenas tuvo emoción. De la faena de muleta poco se puede aportar, ya que el astado no dio opciones para desarrollar una faena cuajada y redonda.

La estocada tampoco fue buena, y tras escuchar el primer aviso, recibió el silencio por parte del público.

Rafael González, con el primero de su lote, puso mucho oficio. El astado que le salió tuvo recorrido y fuerza en los primeros compases, demostrándolo en sus embestidas caballo, y en sus buenas formas a la hora de cortar en banderillas.

A pesar de lo anterior, poco a poco se fue viniendo a menos, pero el novillero supo cómo gestionar esa caída a base de derechazos y naturales dignos de categoría.

Por su buen hacer y temple en frente del animal, obtuvo el reconocimiento por parte del respetable, que pidió una oreja para él.

Con el mismo ímpetu salió Rafael González ante el quinto. Lo paró bien con el capote. Se aprovechó de su movilidad para apretar demasiado en las tandas de muleta. Esto provocó un cansancio prematuro en el novillo.

Quiso alargar demasiado la faena para intentar darlo todo; Sin embargo el estado no dió para más. Con la espada no tuvo suerte y sonaron dos avisos.

El tercero también fue protestado de salida. Ignacio Olmos fue quien lo recibió con gusto con el capote. Estuvo a punto de tener un susto que al final se quedó en nada.

Fue de comportamiento noblote, pero la transmisión no fue la suficiente para llegar al tendido. El joven lo intentó pero las continuas distracciones del animal impidieron el triunfo. Concluyó con una buena estocada.

El sexto y último, para Ignacio Olmos, salió muy suelto y no demostró bravura en el caballo. Durante los tercios de la lidia se mostró sin condición y con poco ritmo.

Más tarde, en la faena de muleta, tuvo poca ligazón el conjunto, y el novillero no pudo conseguir cuajar ni una tanda en condiciones. A pesar de lo anterior, Olmos trató de sacar muletazos sueltos por ambas manos, pero sin dibujar un todo. La faena no caló, y tuvo que descabellarlo.

En conclusión, una primera noche de jueves de verano. Un concepto diferente, una vuelta de tuerca para intentar acercar el toreo juvenil al máximo de aficionados.

Hoy pudimos pasar una noche con detalles, y dicen que en los detalles está la esencia. Tres jóvenes novilleros salieron a demostrar todo lo que traían. Rafael González fue quien se mostró más sólido.

Hoy: ¡He estado en los toros!.

_____________________________________

_____________________________________

_____________________________________

@pablobielsa5

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________