En Madrid… Tres jóvenes entregados, poca casta los de Fuente Ymbro

Las Ventas. 3 de junio de 2019. Vigésimo primer festejo de la Feria de San Isidro. Novillos de Fuente Ymbro, faltos de casta todos ellos menos el segundo, que tuvo nobleza durante la faena de muleta. Dos tercios de entrada.

Juanito: Silencio y ovación tras aviso.

Antonio Grande: Ovación y silencio tras aviso.

Diego San Román: Ovación y ovación tras aviso.

____________________________

Salió el primero de la tarde para Juanito. El novillo mostró nobleza en el apoye aunque no empujó en el caballo. Le costó arrancarse en banderillas. Comenzó doblándose con él pero se dio cuenta que le apretó demasiado. Le dio distancias y pronto vio que por el izquierdo le sacaría más jugo. La embestida no era del todo limpia, ya que levantaba la cabeza demasiado pronto. Sus maneras fueron ambiciosas. La estocada fue trasera y tendida para dejar un descabello certero.

Lo recibió a la verónica y de muy buen gusto. Era el cuarto novillo de la tarde y en banderillas no fue fácil de lidiar. La faena la arrancó por unos estatuarios que engancharon la atención del animal. La entrega fue grande pero la verdad escaseó. No obstante, se dio cuenta de su colocación y pudo corregir ese aspecto. El novillo embistió con nobleza aunque se apagó muy pronto. Por bernardinas concluyó para dejar una estocada con solvencia a pesar de necesitar un descabello.

Antonio Grande recibió con buen gusto a la verónica al segundo. Dejó una bonita media de rodillas tras el poco empleo en el caballo. El brindis fue para el tendido. El viento se empezó a hacer presente en la plaza. La faena la comenzó de rodillas llevándose el animal la muleta por delante. El novillo tuvo mucha clase y nobleza. Le faltó colocación al joven pero sus intenciones fueron ambiciosas y muy torereras. Con la espada no terminó de estar atinado.

Antonio Grande recibió al quinto novillo, uno que no se terminó de definir. Lo colocó por chicuelinas al caballo. Se dobló con el astado al comienzo de la faena. Fue muy reservón durante la faena de muleta. Ni animal ni novillero terminaron de conectar y el tendido se apagó. Siguió intentándolo hasta que que cogió el acero debido a los pitos por alargar. La espada se le complicó ya que el toro no se arrancaba.

A la verónica y con inteligencia lo recibió y sacó a los medios Diego San Román al tercero. Buen tercio de varas de Tito Sandoval, que levantó las palmas de los tendidos por los que volvía. La faena decidió comenzarla en los medios al natural, pero no era lo que necesitaba este manso, ya que se rajó desde el primer momento. Echó torería y ganas hasta el punto de verse prendido. Tomó los aceros y siguió por bernardinas. La estocada fue entera y certera.

El sexto novillo fue para Diego San Román. Lo lidió con buenas maneras en el capote. Manseó en el caballo que guardaba la puerta. La faena la comenzó insistentemente de rodillas, a pesar de la poca voluntad de embestir. Lo sacó a los medios con solvencia pero no conseguía ligar muletazos. Se escucharon protestas hacia el ganadero por la poca bravura que traía la novillada. Alargó innecesariamente, aburriéndose el publico por la falta de casta. La estocada la colocó entera pegado a las tablas.

En conclusión, una tarde con tres jóvenes novilleros queriendo darlo todo. Sus ilusiones se vieron truncadas debido a la falta de casta de los novillos. Sin embargo, también cabe destacar que los tres parecieron salir de una máquina de crear novilleros, ya que sus formas de torear y quites eran siempre los mismos. El torero tiene que crear y mostrar no sólo valor sino verdad. El toreo a la verónica es el más puro que existe y no podemos perderlo. Apoyemos a la juventud y a la bravura, si no, no podremos volver a casa y decir: “He estado en los toros“.
____________________________

____________________________

@pablobielsa5

_________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________