Lo dice Pepe Mata… Bonito y Ferrera acabaron las nada halagüeñas expectativas de los twitteros

Durante las semanas previas a la presentación de la ganadería de Zalduendo, vacada a la que le dio continuidad y fuerza el difunto Fernando Domecq, que la vendió como la joya de la corona a Don Alberto Baillères González, en las redes sociales, los twitteros -fundamentalmente- escribieron océanos interminables de palabras presagiando el fracaso de este sábado.

La incertidumbre de la comparecencia de, Antonio Ferrera, acrecentaba los malos augurios cibernéticos, total que siempre es bueno no hablar antes de tiempo y esperar a que ocurran las cosas para poder fundamentar las posturas de cada quien.

Y ocurrió, que este sábado 1 de junio, apareció en el redondel del coso titular del mundo, Bonito, un bien, muy bien presentado toro de Zalduendo, como sin lugar a dudas tenía que ser, sobre todo, porque en el tendido ha estado, Don Alberto Bailléres, acompañado de sus hijos Alejandro y Juan Pablo.

La satisfacción que han mostrado momento a momento los señores Baillères, tenían un sólido fundamento, un toro que fue a más, que mostró casta, calidad, recorrido y emotividad; y por supuesto, un gran torero, Antonio Ferrera, quien si en su reciente comparecencia en Córdoba anunció que su buen momento continuaba, esta tarde en cuestión lo confirmó inobjetablemente.

Una faena que ya está en la historia del emblemático coso venteño, tan sólida como contundente, y justamente durante el desarrollo de la faena cambió drásticamente el panorama anunciado por los escritos en el Twitter.

Ferrera enfrentó un segundo ejemplar que no fue tan claro al principio como ese gran Bonito, pero a Cítaro, le fue pudiendo, lo fue dominando y le extrajo otra faena de sumo mérito, tan así que por ello la puerta grande se abrió de par en par, y Antonio ha rebasado el umbral de la gloria taurina.

Es verdad que los demás toros, sobre todo, los de Curro Díaz no desarrollaron todas las posibilidades para que nos deleitara el gran artista de Linares con la luminosidad de su arte; ni tampoco el joven Adame, sí, Luis David, se pudo imponer como debiese, tanto que tuvo que visitar la enfermería tras severa guantiza que recibió, de donde salió con plausible pundonor, para concluir su cometido.

Al final de la tarde, veía como se retiraba Don Alberto, Alejandro y Juan Pablo, con la satisfacción que dan dos portentosas faenas hechas a dos de sus toros.

Con la satisfacción que da el apoyar a toreros través de su Casa de Apoderamiento, como el caso concreto de, Antonio Ferrera, quien ha recibido este apoyo sin cortapisas; incluso en los dramáticos episodios vividos recientemente, y el resultado está a la vista:

Un gran torero que dejó dos portentosas obras de arte.

¡Dígase la verdad… aunque sea motivo de escándalo!

________________________________

@PERIODISTAURINO 

_____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_____________________________________________________________________________