En Madrid… Oreja para Ginés Marín

Las Ventas. 18 de mayo de 2019. Quinta de la feria de San Isidro. Casi lleno en los tendidos. Toros de Montealto y un sobrero de Luis Algarra (3º).

Ginés Marín: Oreja tras aviso y silencio tras aviso.

Luis David: Vuelta tras petición y silencio tras aviso. 

Pablo Aguado: Silencio y Ovación tras aviso.

Detalles:

Parte Medico de Pablo Aguado: Contusión en región frontal izquierda, contusión primer dedo mano derecha, puntazo corrido en glúteo derecho y esguince en ligamento lateral interno de la rodilla derecha. Pronóstico: leve que no le impide continuar la lidia. Firmado por Dr. Máximo Gracía Leirado

____________________________

El primero de la tarde, para Ginés Marín,  tuvo buen trapío y buena presencia de pitones. Entró dubitativo aunque agarró con fuerza. Carreras cortas al entrar. Luis David lo intentó por tafalleras aunque con poco éxito en el quite. El segundo par de banderillas de Manuel Izquierdo fue el más ovacionado.

En la arriesgada faena, el torero, entregado, realizó buenas tandas al natural por el pitón izquierdo, aunque el toro persistía en cabecear, con poco recorrido y poca clase. Las bernardinas arriesgadas gustaron al público. La estocada hasta el fondo acabó con la vida del toro, que sacó toda la clase que no tuvo durante la faena, tras el primer aviso. Oreja. 

El cuarto y segundo de Ginés Marín hizo una primera entrada torpe al caballo, seguida de un puyazo abusivo que terminó en el tropiezo del toro. Tras la segunda entrada lo intentó Luis David por chicuelinas, entre las que vino un par de tropiezos que causaron la protesta del público, sobretodo del tendido 7.

Un mejor tercio de banderillas fue seguido por una faena en la que Ginés lo intentó al natural con un toro sin aguante ni arrancada. Entre las protestas del público se pasó a los derechazos con la misma suerte y un toro agotado sin ningún tipo de bravura. El torero intentó sacarle sin éxito el 1% de bravura que tenía. Un pinchazo seguido de un buen estoconazo que le sirvió no sin antes sonar el primer aviso. Silencio. 

El segundo, para Luis David,  no se recibió a porta gayola porque se abrió toriles sin el permiso del torero. Buen saludo capotero con tres buenas verónicas y dos revoleras. Por orticinas (creación del mexicano Pepe Ortiz en los años cuarenta del siglo pasado) llevó el torero al toro hasta el caballo.

En la primera del buen tercio de varas, un buen puyazo,  al que entró con mucha fuerza. Tras la segunda, Aguado enganchó tres fantásticas verónicas rematadas con una buena media, a las que respondió Luis David por zapopinas.

Brindis al público tras un tercio de banderillas muy normal. Empezó la faena de rodillas, después de lo cual se pasó a los derechazos. Después vino una mezcla de protestas del tendido 7,  y de aplausos tras unas buenas tandas al natural, con un toro que humilló bien aunque tuvo poco aguante.

El viento entorpeció unas bernardinas antes de un buen estoconazo que no le valió para la oreja, a pesar de la fuerte petición y ovación por parte del público. 

El segundo del lote, entrando con las patas por delante y quedándose a medias en el capotazo, entró el toro al caballo las dos veces sin empujar demasiado. A punto estuvo el toro de coger a Luis David cuando lo intentaba por delantales. El tercio de banderillas no tuvo nada destacable. En la faena alternó entre derechazos y naturales, completando algunos de ellos con cierto gusto, a pesar de que el toro no tuvo clase ni nobleza. El toro, con poca transmisión, se quedaba a mitad de recorrido en la mayoría de pases. Una estocada tendida le fue suficiente. 

Pablo Aguado recibió a un tercero cuyas entradas fueron flojitas al caballo. Seguidas por protesta por parte del público, las caídas continuas y falta de embestida valieron para que entrara el sobrero. Tras una cogida, Pablo Aguado decidió continuar a pesar de las molestias de rodilla causadas en el toreo de capa. Dos entradas al caballo sin alegría aunque en ambas respondió bien el picador. Ginés Marín los intentó por chicuelinas sin mucho éxito. Un tercio de banderillas sencillo con poco que añadir. En la faena sufrió una cogida que se quedó en el susto tras los cabezazos continuados del toro. Siguió toreando con torería y mucho temple con un toro que se quedaba a medio camino. Media estocada muy tendida seguida de una hasta el fondo igual de tendida, con la que el torero pidió perdón incluso. Silencio. 

El último fue un toro con buenas hechuras que entró al caballo sin mucho que recalcar. Un buen tercio de banderillas fue seguido de una faena con mucho temple y torería por parte de Aguado. Su toreo clásico, purista y muy lento sirvió para sacarle todo lo que tenia al toro mientras se intercalaban  continuas ovaciones del público a lo largo de la faena. Una clase magistral de torería no recompensada tras una estocada tendido y dos pinchazos acabaron con el toro sin la necesidad de una buena estocada.

En resumidas cuentas, hoy hemos visto una tarde más de San Isidro marcada por la tónica general que venimos observando en la Feria. Toros sin bravura y que permiten la movilidad a unos toreros que vienen con ganas. Hace falta más emoción, más casta, más estirpe en los toros. Lo que hemos visto hoy resume lo que viene siendo La Feria desde hace tiempo, pero aún así, tenemos esperanza en que existan toros y toreros dispuestos a dar espectáculo y verdad a esta fiesta nuestra que llena los corazones. ¡Viva la Fiesta!

____________________________

Ir a la galería de Muriel Feiner

____________________________

____________________________

@Duenases

_________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________