En Sevilla… Rafael Serna corta la única oreja del festejo

Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Cerca de media plaza. Se lidiaron cinco toros de La Palmosilla -el tercero sobrero- y un sobrero -quinto- deHermanos Sampedro. Destacaron segundo y cuarto.

Luis Bolívar: Silencio y vuelta tras petición.

Luis David: Ovación y silencio.

Rafael Serna: Palmas y oreja.

_______________________________

Luis Bolívar lidió con soltura al primero de la tarde con el capote. Luis David hizo un quite por chicuelinas y el toro llegó a la muleta justo de fuerza, lo que limitó la labor de Bolívar. El colombiano mostró su oficio en algunas series con la derecha, estando solvente en todo momento con el toro. Mató de estocada desprendida y fue silenciado.

En el segundo de su lote Bolívar se fue a portagayola, dando una larga cambiada de rodillas más en el tercio y buscando el lucimiento en lances posteriores. Su buena predisposición continuó en la muleta, aprovechando la buena condición del toro para construir una faena eminentemente diestra que hizo sonar la música. Mató recibiendo y hubo petición de oreja, que la presidenta no concedió.

Luis David brilló con el capote en un quite por zapopinas al segundo de la tarde. Rafael Serna hizo su primera intervención en un quite por chicuelinas a este toro. La faena comenzó con estatuarios y bonitos muletazos de remate. El menor de los Adame toreó bien con la derecha, sobre todo el la segunda serie, y también logró buenos momentos al natural, aunque la faena no llegó a romper. Mató de media efectiva y fue ovacionado.

El quinto fue devuelto y salió un sobrero de Hermanos Sampedro que tampoco estuvo sobrado de fuerza. Luis David comenzó la faena en los medios con un pase cambiado por la espalda y luego templó por el lado derecho. El toro tenía voluntad de embestir pero a veces claudicaba por falta de fuerza desluciendo los intentos del torero.

El tercero fue devuelto y en su lugar salió el sobrero de La Palmosilla, que no permitió a Rafael Serna lucirse con el capote en el recibo. Sí lo hizo en el quite por chicuelinas. Muy emotivo fue su brindis al cielo en memoria de su padre antes de comenzar una faena en la que tuvo que ir haciendo al toro hasta que logró lucirse con la derecha y en algunos pasajes al natural. La sosería del toro impidió que la faena alzara vuelo.

Serna estuvo decidido y serio ante el sexto, al que entendió muy bien por el lado derecho ligando buenos muletazos que hicieron sonar la banda y entonaron la tarde en su recta final. La pena fue la corta duración del toro, que se paró ya en la segunda serie y no quiso nada al natural. Serna insistió hasta sacar todo el partido y mató de estocada fulminante, lo que puso en sus manos la única oreja de la tarde.

___________________________

___________________________

___________________________

@TorosenelMundo_

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________