En Manizales… Triunfo agridulce y una tarde para el olvido

Monumental Plaza de Toros de Manizales, cuarta de abono de La 64 Temporada Taurina de la capital caldense; con un aforo superior a los tres cuartos de plaza, se lidiaron bovinos de la ganadería de Juan Bernardo Caicedo, dispares de presentación y descastados, destacando el anovillado sexto, desorejado por Luis Bolívar.

Antonio Ferrera: Ovación y silencio con bronca a la presidencia.

Sebastian Castella: Silencio y silencio.

Luis Bolívar: Silencio y dos orejas.

_____________________________  

“En tierra de ciegos el tuerto es rey” reza el viejo y conocido refrán, y justamente hoy en Manizales, el alternante más discreto con el novillo más feo, sumaron emoción a una tarde que estribo entre el bostezo, la impotencia y el enojo; una tarde para el olvido en el que se ha desperdiciado un cartel de primera justamente por darle lugar a ganaderías comerciales, sin ética ni criterio que cediendo a la presión de la mafia del toro han logrado hacer más daño a la fiesta que cualquier manifestación antitaurina.

Ahora bien, el respetable pregunta:

¿Quién tuvo la culpa?

¿El ganadero por mandar una impresentable mansada?

¿La junta técnica que paso por alto la condición de pitones y hechuras?

O…

¿Los toreros que vestidos de figuras se olvidan del aficionado por evitar la cornada que los deje por fuera de la temporada europea?

En suma, un concierto para delinquir que está acabando la fiesta y que terminará extinguiendo la poca ilusión que hay en el aficionado.

Es de ordinario que los amigos del engaño busquen matizar las condiciones del encierro con adjetivos rimbombantes, antecedentes históricos, alusiones bibliográficas o el ya en desuso nacionalismo triunfalista.

Sin embargo, la verdad está dicha y a los nueve mansos de Cali el ganadero le puede sumar estos seis de Manizales y esperaremos cuantos de Bogotá.

¿Hasta cuándo seguiremos soportando esto?

Tal involución de la Fiesta brava ha derivado en la supresión literal de la suerte de varas que sumado a los desgastantes preliminares al segundo tercio, dejan toda responsabilidad al trabajo muleteril. Momento en que el descastado llega sin fuerza ni acometividad, anulando toda posibilidad de deleite y grandeza, como sucedió hoy con Castella y Ferrera, que se fueron de vacío.

Antonio Ferrera: En su primero Monje (468 kilos) se prodigó lento y artista con el percal mostrando ese toreo profundo e inspirado, que en la muleta tomó forma en naturales por las dos manos, desparpajando la figura y poniendo lo que le faltaba al toro, que según el apunte de don Juan Diego Sánchez, “Era un toro bueno… pero para la carnicería”, desafortunadamente los aceros le quitaron el triunfo. Ovación.

Respecto a su segundo Gorrito (470 kilos) sólo basta decir que se estropeo una mano, lo que imposibilito cualquier tipo de lidia, pese a la petición unánime de los tendidos se vio en obligación de despachar. Silencio.

Sebastian Castella: El torero de Bézier, se llevó el lote más infumable pues tanto Distinguido II (496 kilos) como Chacho (446 kilos) fueron calco de la mansedumbre y el descastamiento.

Sobresalen algunos momentos con el primero por la derecha y el esfuerzo con el que quiso abstraer pases a su segundo. No obstante, una actuación fría e intrascendente a falta de material. Silencio en los dos toros.

Luis Bolívar: Se llevó sin duda el mejor lote del encierro, su primero Locura (460 kilos) fue un jabonero noble con embestida borreguna, que no se cansó de acudir y humillar, yendo de largo y prodigándose en corto a la muleta de un no tan fino Bolívar que, si bien dejo momentos, también mucho trapo. Con los aceros deja tendida que le obliga a descabellar. Silencio.

La apoteosis llegaría con el cierra plaza, Velero (442 kilos) anovillado y feo de pitones, delatando descaradamente el cornicure; con el que mostró todo su conocimiento y destreza muleteril. Es de aclarar que su toreo fue más de transmisión que de arte, pasándoselo a distancia más que moderada, toreando con la punta y aventando de más el trapo. Sin embargo, conectó con el público, que tras buena estocada le premió con los dos trofeos.

Mañana 11 de enero

Este 11 de febrero, festival taurino con novillos de la Ganadería de Ernesto Gutiérrez para Enrique Ponce, Antonio Ferrera, Julián López El Juli, Sebastian Castella, Luis Bolivar, Cristobal Pardo y Guillermo Valencia.

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV 

____________________________________________________________________________