En la Monumental México… Interesante duelo de Forcados; han estado correctos los rejoneadores

Monumental Plaza de Toros México. Novena corrida de la Temporada Grande 2018-2019. Con una entrada, que sube con relación al festejo anterior, sumando aproximadamente siete mil asistentes, se han lidiado seis toros del encaste Parladé vía Domecq de la ganadería Enrique Fraga, disparejamente presentados, el primero ha resultado un pequeñajo que contrastó con el que cerró plaza al que se le veía la «vejez» desde Júpiter; los demás estuvieron correctos de presencia. El denominador común fue su mansedumbre, eso de que iban deslucidos y con la cara alta, justamente sirvió para el toreo a caballo. Inadmisiblemente el buenazo de Brauny, quien se presentaba en el palco de la nula autoridad esta temporada, regaló un inadmisible arrastre lento al que abrió plaza, sólo porque tuvo movilidad. Hubo gritos oficiosos desde los tendidos, que parecieron de gente al servicio del engaño para elogiar sin fundamento al ganadero, quien debe visitar a la autocrítica para no equivocarse; ya que el haber salido al tercio sin sustento no dice mucho.

Jorge Hernández Gárate: Pitos y oreja.

Emiliano Gamero: Decidió darse la vuelta siendo protestada tras aviso y oreja.

Andrés Rozo: Vuelta tras fuerte petición y palmas.

Detalles:

Excelentes, extraordinarias pegas han realizado los Forcados de Montemor y los Forcados Mazatlecos.

_____________________________________

¡Vaya duelo que han sostenido los Forcados portugueses de Montemar y los Forcados Mazatlecos!

¡Sí!

Sencillamente extraordinarias pegas hemos visto realizarse en los seis toros, y la gente supo entender de la entrega sin cortapisas que han tenido los señores Forcados.

Por supuesto, como todo en la vida, siempre hay alguien que se distingue por ser el mejor, y ese ha sido en medio de tan espléndida muestra, en verdad espléndida muestra, René Tirado, quien hizo de cabo en el segundo de la tarde, primero de los Forcados Mazatlecos.

René citó al toro, llegó a su jurisdicción aguantó con su espíritu indómito el fortísimo encontronazo, y pesar de que los forcados que ayudan a sostener el encuentro tardaron segundos en aparecer; eso no fue impedimento para que el gran forcado aguantara con inobjetable poderío, la embestida violenta del ejemplar, consumando así de forma impresionante, poderosa y contundente la pega.

¡Bien!

¡Muy bien!

¡Excelente!

Claro que en el que abrió plaza los señores forcados portugueses, tras fallar, Joao Do Camara, la primera pega porque los forcados que sostienen el encuentro, llegaron «tres días después», y eso fue el error; así que replanteó y el nuevo encuentro estuvo consumado con contundencia y desde ahí el mano a mano tuvo mayor relevancia.

Al tercer toro fue, Carlitos Tirado, el que hizo de cabo, y como en casa tiene al mejor de México, pues la pega resultó sencillamente brillante. Había que ver como citó, como fue obligando a que el toro llegara a donde le esperaba y luego aguantar con gallardía. Gran, gran pega, en verdad gran pega.

Mientras que los Forcados de Montemor, se alternarony fue el, cabo Francisco Barreto, quien hizo gala de su pleno conocimiento con el siguiente, y su compañero Da Camara, con el quinto. Hicieron alarde de serena inteligencia y de valor natural para consumar sus pegas con excelencia.

Mientras que, Hiram Gallardo, de los Forcados de Mazatlán, con el que cerró plaza, haciendo honor a las excelentes pegas realizadas por sus colegas, dejó otra contundente, que hizo vibrar al público al igual que con sus contendientes.

¡Qué gran duelo!

En verdad, ¡qué gran duelo!

Sencillamente soberbio.

En medio de esto han estado correctos, los señores rejoneadores, a los que no vimos hacer las tradicionales cortesías al inicio del festejo, simplemente, corrieron cada uno de forma desordenada con sus caballos por el redondel y luego se metieron a esperar el clarín.

Así hemos visto con gusto y sobriedad, al rejoneador colombiano, Andrés Rozo, en ambos comparecencias estuvo pulcro, aunque al igual que sus compañeros no se prodigaron mucho toreando antes y después de imponer tanto los rejones de castigo, así como las banderillas.

Sin embargo, lo que hizo en el redondel denota un rejoneador serio, que gusta de realizar las suertes con gusto y sobriedad. De no haber sido por los desatinos con los rejones de muerte, habría paseado una oreja en cada ejemplar, pero, todo quedó en respetuoso reconocimiento de la asistencia.

Quien nos consternó en su paso por el mayor coso del mundo, ha sido, Jorge Hernández Gárate, ha estado correcto en su primero, pero le faltó esa pasión que enciende a los espíritus. Eso de ninguna forma significa que su toro haya estado por encima de él, porque eso se podría suponer con ese absurdo arrastre lento.

Estuvo correcto, pero debió haber estado más que eso. Un joven rejoneador que tiene todo para ya consolidarse como el mejor, estuvo sin estar.

Trató de sacar más provecho a su ejemplar que hizo cuarto -su segundo-, dando mayor espectacularidad que el toreo clásico que sabe hacer y muy bien, pero…

… pero, no lo hizo, y bueno entusiasmó al cotarro con banderillas al violín que tuvieron la espectacularidad de las santinas. En fin cortó una oreja, pero se percibió que pudo haber hecho mucho más.

Y, Emiliano Gamero, quien cada día se parece más a su admirado, Diego Ventura, en lugar de fortalecer su sello que lo distinga de los demás.

Dio más espectáculo que creación contundente, y eso diluye sus cualidades. No debió haber dado la vuelta en su primero, no había ningún sustento para ello, pero aceptó la invitación del forcado René Tirado, quien había dejado una gran pega.

Bueno, así las cosas.

A su segundo, después de fallar con el rejón de muerte y dejar otro poco ortodoxo, tras caer, el buenazo de Brauny le obsequió una oreja. Se desea que entienda que será una motivación para ir a más, no para marearse en un ladrillo, porque tiene sólidas cualidades para tener un panorama importante.

En fin, que en la realidad, los que dejaron una tarde importante, sólida y que trascendió por su inobjetable verdad, han sido los señores rejoneadores tanto los venidos de ultramar, los Forcados de Montemor, así como los de Mazatlán.

¡Vaya que maravilloso duelo han tenido!, y han salido no sólo airosos sino victoriosos.

Y, respetado lector amigo, comienza en unas horas el 2019, le deseamos que sus más caros deseos se cumplan y sus éxitos se multipliquen.

¡Dígase la verdad… aunque sea motivo de escándalo!

________________________________

En breve la galería del Maestro Sainos

En breve la galería de la Doctora Mónica Sequeiros

________________________________

@PERIODISTAURINO 

_____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_____________________________________________________________________________