“No soy títere de nadie”: Fernando Loayza, Juez de Acho

En una plaza de toros y durante la corrida o festejo, la autoridad es ejercida por el funcionario o persona designada como Juez de Plaza. Existe un riguroso protocolo que debe cumplirse como precepto indispensable para el correcto transcurrir del espectáculo.

Esta normativa nacida de la costumbre y de la necesidad de regular cada aspecto de la lidia como del espectáculo en su conjunto, se encuentra debidamente indicada en los reglamentos.

En consecuencia, el Juez o presidente como se le denomina en otras partes, tiene bajo su cargo la observancia de estos reglamentos y la función primordial de cuidar por el correcto desarrollo y orden de todo cuanto acontezca durante el espectáculo taurino.

La Feria del Señor de los Milagros 2018, a decir por el ganado presentado y lo interesante de las ternas de matadores que ya han dejado su quehacer en las dos primeras tardes del abono, debería atraer nuestros comentarios sobre ello ─que va rompiendo a más─ pero, por el contrario, lo que viene marcando el debate público, sobre todo en las redes sociales, son las controvertidas decisiones emitidas desde el palco por el Juez de la plaza, el reconocido abogado y notario público, doctor Fernando Loayza Bellido.

Loayza, que ha estado en la picota de la opinión pública estos días, es en lo particular, un tipo jovial de personalidad simpática y dicharachera, aparte de prestigioso profesional y hombre público ─ha sido fiscal contencioso administrativo, catedrático universitario y funcionario en la judicatura nacional─ es un aficionado embebido del campo bravo desde muy joven. Su familia proviene de la maravillosa zona del Cotahuasi, en Arequipa. Conoce de cerca al toro y su entorno ─como bien y orgullosamente lo señala: “… soy cotahuasino cien por ciento“.

Precisamente y saliendo a dar la cara, el doctor Loayza tuvo la deferencia de aceptarnos una entrevista exclusiva para nuestro programa DeBarrera TV, aliado estratégico de Toros en el Mundo, hecha por colleras con don Carlos Castillo, la cual no pretende ser complaciente sino conocer las razones de boca del mismo protagonista, quedando en todo caso la conclusión que cada lector se haga :

─Doctor Loayza, de antemano le agradecemos haya accedido a conversar con nosotros; empecemos por el tema del Reglamento y la llamada discrecionalidad que le asiste como autoridad para la toma de decisiones…

Es la primera vez que otorgo una entrevista llevado esta vez por la coyuntura y porque considero que sí lo amerita. Efectivamente, existe un reglamento que hay que cumplirlo, pero también hay lo que se dice el criterio y el mismo nace desde el sentido común.

Visto los hechos hay que tomar decisiones en el instante. En la tauromaquia las decisiones son ya, porque los tiempos te ganan. Indudablemente, los que te secundan en esta función, los asesores y directores de cambio de suerte como también según sea el caso, los veterinarios“.

─¿Considera que la andanada de críticas recibidas sobre su labor son muy desmedidas, cuánto de infalibilidad se le permite o exige ?

En tanto seamos humanos, esa condición nos hace falibles. Muchos sin tener el verdadero convencimiento ni el conocimiento mínimo de todo aficionado como también aquellos que sí siendo aficionados con conocimiento, se suman a las críticas desmesuradas sin considerar, se suma de un lado u otro sin tener la convicción cabal.

Los aficionados que se precian de serlo deberían meditar sus opiniones las que ejercen por supuesto con todo derecho. Pues miren, en cualquier proceso judicial por citar un ejemplo, habrán quienes no estén de acuerdo con los fallos emitidos en una causa.

Es difícil, sino imposible, satisfacer a todos por igual“.

─Sin duda lo que ha marcado el detonante de toda esta protesta resultó siendo el polémico indulto a Lanudo, un enclasado toro de El Olivar lidiado por Alvaro Lorenzo, ¿qué determinó para que usted ordene la gracia la toro?

Sobre el indulto, vamos a hablar de hechos. Primer hecho: el toro. Fue un toro que cumplió en los tres tercios de la lidia.  El torero le hizo una gran faena. El público solicitó en un primer momento el indulto, fue una petición mayoritaria. Yo demoré un poco la decisión a efectos de que se acreciente con mayor fuerza la petición.

El ganadero me solicita que el matador cumpla con ejecutar la suerte. En ese momento la gente pedía el indulto casi en un ochenta por ciento. Era evidente que la petición ya había cobrado mucha fuerza.

Allí están las imágenes donde se aprecia claramente a connotados aficionados, de todos los tendidos, pañuelo en mano pedir la gracia para el toro tal como ya también el mismo ganadero cambia su parecer y se suma al pedido. Es en ese momento que lo pienso, evalúo mejor y accedí al indulto“.

El toro tenía trapío, dio muy buen juego, se entregó, humillaba y tenía grandeza. Acudía con prontitud y así lo vio la mayoría del público. Desde el punto de vista reglamentarista no podemos llegar a los extremos, para eso funciona el criterio“.

─Fue desconcertante la actitud del público, no recuerdo algo así se haya producido en Acho…y más sobre la protesta que se extendió, sin comparar las situaciones del año 2008 con un juez realmente discutido como el inefable Maguiña…

Lamentablemente este grupo de personas, o este colectivo, no tuvo la entereza de mantener su postura dejándose avasallar por una minoría que llevado por sabe qué propósitos, no estaba de acuerdo.

Se quedaron callados, silentes frente a un grupo minoritario que vociferaban en desacuerdo, a lo que tienen total derecho pero siempre haciéndolo con altura, con nivel. Pues bien, este reducido grupo pretendió y finalmente consiguió imponer su voluntad lo cual no me parece democrático pues la democracia se sustenta en las mayorías.

Actúan como verdaderos antitaurinos. Fastidian la fiesta y no quieren entender que si son aficionados deberían con mayor razón, conducirse con responsabilidad. Deberían reflexionar“.

─Es claro que se puede discrepar respecto del veredicto pero fue evidente que ese sector de recalcitrantes cambió indulto por insulto, ¿cómo lo afecta en lo personal este linchamiento público ?

Quiero ser muy claro y enfático en esto porque ya no solo toda esta campaña de insultos y agravios motivados por anteponer intereses personales a los del verdadero aficionado y de la fiesta, atañe a mi persona en particular sino que involucra la tranquilidad de mi familia que se encuentra muy preocupada y mortificada por todo este orden de cosas y ataques.

Con ese énfasis y poniendo por delante mi integridad personal digo tajantemente que no soy títere de nadie ni que nadie me digita ni me maneja.

Mucho menos recibo nada a cambio de nadie, no solo porque no lo necesito, gracias a Dios puesto que para solventarme me basta mi actividad profesional, sino que principalmente no lo aceptaría, de ninguna manera.

Indudablemente que existen personajes que obran con fines subalternos anteponiendo sus odios gratuitos. Quiero decir que yo empleo mi tiempo y me expongo en beneficio de la Fiesta. Solo por eso me mantengo firme.

Digo, por qué debo darle la razón a un grupo pequeño que ni siquiera es representativo. No son capaces, por el contrario, de proponer alternativas, nombres“.

─El aficionado también y con justo derecho se pregunta por el tema de la manipulación de las astas de los toros, del pesaje anunciado de las reses, del desorden que a veces se hace ostensible con el tiro de arrastre, alguaciles, etcétera. ¿qué puede decir sobre ello?

En Acho, salvo que por razones de astillamiento tal como faculta el reglamento, se podría intervenir las astas de los toros. Más allá de ello, no tengo conocimiento que se efectúe o permita alguna práctica irregular.

La balanza está calibrada cada cierto tiempo y supervisada. Esas patrañas de vaselinas en los ojos y demás disparates simplemente no existen. Sobre los otros aspectos, ciertamente hubieron errores que vamos a corregir“.

─Finalmente, ¿qué podría decirle a los aficionados bien intencionados para lo que resta de la feria?

Pues, que me siento tranquilo, con la satisfacción del deber cumplido. No soy infalible, nadie lo es. Si me equivoco no es por desearlo, quién no tiene un fallo muchas veces. Tengo una familia que también son afectados en diferentes medidas.

A aquellos a los que no contesto que recapaciten y se pongan en mis zapatos. Los que más reclaman son los que menos han hecho.

A la afición en general, les aseguro que actúo de acuerdo a mi ética, principios, responsabilidad y autoridad. No soy juguete de nadie. Tampoco voy aceptar  que un sector quiera imponer su capricho. Vayan a la plaza con ilusión“.

______________

NdR: Este 16 de noviembre –como le informamos oportunamente-, el Consejo Taurino del Rímac, dio cuenta de los nuevos nombramientos de los Directores de Cambio de Suerte, habiéndose designado finalmente a los matadores en retiro Flavio Carrillo y Paco Chávez que secundarán la labor del doctor Fernando Loayza en el palco de la plaza de Acho. Veremos.

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

_____________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV 

_________________________________________________________