En la Opinión de Pepe Mata… El “sistema” entró en crisis y se resquebraja

El retiro intempestivo de, Alejandro Talavante, no sólo sorprendió sino que para algunos, fue “víctima” de un sistema que ha venido corrompiendo desde hace muchos años al arte del toreo, a través de la imposición -por parte de los figurines y complacientes empresarios- de toreros y ganaderías, que han permitido mantener una Fiesta a modo; salvaguardando “sus intereses” y olvidándose de la verdad que se debe ofrecer al gran público, que al fin y al cabo y les parezca o no…

el público es el verdadero dueño de un arte tan mítico, tan mágico, tan trascendente, como es el arte del toreo.

¿Es Alejandro Talavante una víctima del “sistema”?

¡Por supuesto que no!

Alejandro Talavante, también ha sido parte de ese nefasto “sistema” que ha corrompido a la Fiesta, y que lo mantuvo, consolidándolo dentro del grupo de figurines como a un hijo predilecto.

Talavante, fue la creación de, Antonio Corbacho, en el momento que hacía falta, José Tomás; y apareció imitándolo.

El público que sentía gran devoción y nostalgia por el torero de Galapagar, vio en Alejandro una especie de consuelo.

Así anduvo, Talavante, por las plazas de Dios, imitando a JT, hasta que regresó el original y, AT, entró en su primera gran crisis de identidad, hasta retirarse por un tiempo; seguramente, para buscar su verdadero yo, y deshacerse del que le fue impuesto por conveniencia tanto del “sistema” como propia, porque él aceptó.

Así que un buen día, AT, reapareció y mostró un toreo cursilón, que le resultó en España -no en América- siendo apoyado y consolidado por ese “sistema” del que ahora intentan hacerlo víctima.

Pero… aquí cabe otra pregunta:

¿Matilla es el único responsable?

¡Por supuesto que no!

Para que un sistema funcione, requiere de varios sólidos integrantes, que le vayan abonando fortaleza… en este caso, ser cómplices de la mentira, para repetirla tantas veces sea necesario hasta convertirla en una ficticia verdad.

Y durante todo este tiempo fueron haciéndose notar los nombres de, Enrique Ponce, Julián López El Juli, y del propio Alejandro Talavante, como ejes de este “sistema”, no sólo Matilla y los Chopera.

¡Claro!

¡Claro!

Sin olvidar al representante del rejoneo, Pablo Hermoso de Mendoza, quien igualmente ha gozado de estos “beneficios”, evitado confrontarse con cierto rejoneador de primer nivel; “beneficios” que ahora pretende trasladarlos a su hijo, imponiéndolo en tantas plazas como sea posible, sin que exista un fundamento.

Así, han vivido los figurines, en ese “sistema” imponiendo el encaste comercial, ganaderías a modo de criadores sin ética, que les han “fabricado” el “bobitoro” para complacerlos; haciendo a un lado la inobjetable verdad del toro bravo y encastado.

Y, para “tapar al sol con un dedo”, de vez en cuando hacían supuestas gestas al enfrentar toros de Victorino o Adolfo Martín, cuando las gestas se deben hacer siempre, con el fin de hacer valer el título de toreros.

Todo este submundo de oropel iba bien, todos felices, hasta que apareció a la palestra, Andrés Roca Rey, quien en menos de seis meses, tras su alternativa, había aplastado literalmente a los figurines, quienes en ese tiempo intentaron “minimizarlo”, con ilógicos mano a mano, pero…

… pero, les salió el tiro por la culata, porque el joven llegado de Lima, se impuso y los acabó sin piedad, hasta obligarlos a torear con él, porque es el único que ahora mismo, llena plazas en España, Francia, Portugal y Sudamérica.

México, lo tiene pendiente.

¿Matilla y todos los componentes del “sistema” iban a despreciar a esta nueva, radiante y rejuvenecedora joya de la corona, manejada por la empresa de Sevilla a través de José Antonio Campuzano?

¡Por supuesto que no!

Los figurines a callar y aceptar para mantenerse vigentes y todos en su conjunto a seguir gozando de los “beneficios” que llegaban con el aire renovador de Andrés.

Lo único inaceptable en todo esto, es que un torero del nivel de, Andrés Roca Rey, se le esté encasillando en los “beneficios” de este arcaico y caduco “sistema”.

No obstante, su administración que debería hacerle reflexionar acepta, unos dicen que por conveniencia propia del representante, aunque también es cierto que es el “sistema” en el que se formó, Campuzano.

Pero para que este “sistema” funcionara mejor, requería de un elemento fundamental…

… la prensa sin ética.

Y, claro que existen muchos amigos del engaño, que sucumbieron ante los “beneficios” que también hallaron en este “sistema”, y fueron reprobables solapadores, encubriendo todo este océano de mentiras.

Salvo honrosas excepciones, como en todo las hay, por ejemplo, mi inolvidable amigo el Maestro Joaquín Vidal, Alfonso Navalón, Paco Cañamero, Antonio Lorca, Miguel Ángel Yáñez, José Luis Carabias, Carlos Crivell, Javier Hurtado, Miguel Redondo –por sólo mencionar unos cuantos nombres de lustre y honra- periodistas que dignifican a la Fiesta a pesar de que el “sistema” se sienta “ofendido” y trate de callar su implacable verdad.

La gran mayoría de la prensa corrupta, se puede decir, que hasta goza en sus transmisiones televisivas y escritos, inventando una Fiesta que evidentemente no existe.

Pero…

… pero se les olvidó que en este mundo globalizado por el internet, la Fiesta no podía sustraerse de este beneficio, y el gran público conoce de la prensa seria, honesta, digna, una verdad independiente que difiere y mucho, de los amigos del engaño y sus comentarios, con los que ofenden a la buena fe del respetable a través de sus mentiras.

Y sí, el “sistema” entró en crisis, se está resquebrajando, unos a otros integrantes de este “sistema” se culpan y se exoneran, pero ahí están los hechos escritos, videograbados…

… ¡ahí está la historia!

Lamentablemente de una de las etapas más corrupta del toreo.

Sistema” que fue exportado hacia América, y que ahora mismo mantiene en una severa crisis a la Monumental México, tras haber aceptado y obedecido las imposiciones de los figurines, sobre todo, de Enrique Ponce, el siempre mal, muy mal recordado Rafael Herrerías.

¿Se puede levantar la Fiesta en medio de esta crisis del “sistema”?

¡Por supuesto que sí!

De las crisis si se actúa con base en la verdad se sale siempre fortalecido.

Habrá que limpiar la casa…

… jubilar a los figurines, echarlos de la Fiesta, echar a ganaderos sin ética, echar a empresarios que por sus conveniencias e intereses abonaron a este mal que pareciera endémico, pero que por fortuna no lo es, porque tiene remedio y, echar a esos solapadores, a toda esa prensa corrupta.

La revolución la inició este año en abril, Octavio Chacón, ejemplo indiscutible de perseverancia y verdad, quien tras 14 años de marginación por este “sistema”, en 40 días exclamó al mundo que existe con los sólidos argumentos de su toreo.

Revolución a la que se unieron muchos buenos toreros postergados, Emilio de Justo, Pepe Moral, Javier Cortés, un Diego Urdiales quien resurgió como el ave fénix, Gómez del Pilar, Álvaro Lorenzo, Javier y Borja Jiménez; y tantos, tantos, jóvenes que existen en España, quienes confrontados con los toreros de otras latitudes como los de Francia, Portugal, México, Perú -que tiene tantísimos y son también postergados-, Colombia, Ecuador y Perú, darían una fortaleza plena de verdad al arte del toreo.

Porque una cosa debe quedar clara, el arte presupone verdad, una luminosa e infranqueable verdad para poder existir, y esta verdad en el arte del toreo, sólo puede estar representada por:

El toro auténtico para el torero de verdad.

¡Dígase la verdad… aunque sea motivo de escándalo!

________________________________

@PERIODISTAURINO 

_____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_____________________________________________________________________________