En la Monumental México… El poco público hizo triunfador a Fran; aunque brilló la tauromaquia de Sebastián

Con otra modesta entrada en la Monumental Plaza de Toros México, cerca de dos mil personas, acudieron a la novillada final del serial Soñadores de Gloria, se han lidiado novillos de Barralva, de ambos encastes Parladé y Saltillo, varios de ellos resultaron mansos, el quinto fue el mejor, tuvo movilidad, cumplió en varas, y el juez Enrique Braun decidió dar arrastre lento a su obediencia.

José María Hermosillo: Silenciado en ambos.

Francisco Martínez: Saludó en el tercio y oreja con petición de la segunda.

Sebastián Ibelles: Saludó en el tercio con petición en sus dos ejemplares.

Detalles:

¡Por fin!, hubo un poco, sólo un poco, de decoro en el palco del coso titular de México, el Juez Enrique Braun, concedió una oreja al joven Francisco Martínez, cumpliendo el reglamento de autorizar la primera oreja a petición mayoritaria del público; reservándose la segunda que es a criterio del juez.

Parte médico de Hermosillo:

El novillero José María Hermosillo, durante la lidia del primer astado sufre cornada en cara interna de muslo derecho. Al término de la novillada acude a la enfermería para ser valorado. Presenta una cornada en la cara antero interna del muslo derecho con orificio de entrada de 5cm y una trayectoria profunda de 10cm, que lesiona músculos y aponeurosis de la región; ameritó un lavado exhaustivo y reparación de los tejidos lesionados. El Novillero fue operado en la enfermería de la plaza con excelentes resultados y será controlado como externo. De no presentar complicaciones el torero podrá volver a torear en una semana. Firma: Doctor Rafael Vázquez Bayod.

________________________________

El poco público que acudió esta tarde de la final de Soñadores de Gloria, en su mayoría sanmiguelense, fueron apoyar a su novillero, Francisco Martínez, y han conseguido su noble objetivo, darle el triunfo a su amado paisano… bien por ellos, y mucho mejor para el novillero de San Miguel de Allende, y para su flamante apoderado, Alejandro del Olivar.

Es deseable que Fran -como le gritaban sus paisanos con cariño al joven Martínez- no se vaya a obnubilar y pierda la cordura del sano juicio.

La pasión bien entendida de sus acompañantes, le debe conducir a la autocrítica, para no fallarles por el apoyo que sin cortapisas le ofrecieron; resultaba conmovedor ver que en medio de una plaza ávida de público, estos seguidores que habrán sumado la treintena estuvieron celebrando todo lo que hizo Fran.

Cuando veíamos esta escena, vino del archivo de sastre de la memoria el mensaje:

¿Cuántos jóvenes que prometían tanto, y que han pasado por esta gran plaza se han quedado en el camino que no les llevó a consolidarse?

Muchos, evidentemente muchos.

Por ello, se hace necesario recordar que no basta oír, se hace necesario escuchar, y ojalá y el buen Fran lo consiga de la mano de su siempre gentil apoderado.

Fran, había estado correcto con su primero, un novillo manso que desarrolló cierto grado de violencia, y al que intentó hacerse de él con el capote. Sí, algunos lances aparecieron pero nada que resultara trascendente. Así que acto seguido llevó al novillo con los picadores y se le escapó para ir a dar con el caballo situado en la querencia natural, en donde tras estrellarse en el peto y sentir la puya huyó despavorido, para toparse con el otro picador en su camino; así el de Barralva, al principio aventó cornadas de manso y luego durmió el sueño de los justos en el peto.

Fran, decidió hacer un quite por tafalleras que no pasará a la historia, aunque eso sí fue muy aplaudido y más celebrado por sus amables paisanos.

En banderillas citó para un quiebro, cuando llegó a su jurisdicción el novillo galleó, luego puso los garapullos a novillo pasado, pero eso sí, con espectacularidad, lo que elevó -todavía más si cabe- el ánimo de sus paisanos, que ya esperaban ver el segundo par, que pondría más trasero porque evidente el novillo se pasó más.

Con el tercero volvió hacer gala del galleó y mayor espectacularidad del tercio, dejando el par casi bajo y contrario. Aún así fue muy, muy aplaudido.

El prólogo de su faena fue al estilo Roca Rey, con espaldinas y pases por delante, que enloquecieron inmediatamente a la asistencia. Para seguir con la derecha con la que acompañó la embestida del novillo a prudente distancia. Proseguiría por el mismo lado, pero sin encontrar cuadratura al círculo, aún así el público le aplaudió.

Por el toreo al natural también se lo pasó sin ser trascendente lo que hizo, por lo que regresaría con la mano derecha y dejó otra breve seria que le fue coreada sin cesar, aunque faltara mayor ajuste.

Ha sido una faena eminentemente derechista sin que existiera algo que anunciara algo relevante. Simplemente un toreo cumplidor que fue elevado a las máximas alturas del reconocimiento por el inacabable cariño de sus paisanos.

Ya en el epílogo de su faena, hubo más pases que sin tener lógica, también fueron aplaudidos. Vendría el punto final pincharía en un primer intento para luego dejar un espadazo trasero y tendido, teniendo que hacer uso del descabello.

Sus maravillosos paisanos, esos maravillosos paisanos, le obligaron a salir al tercio.

Y… saldría el quinto del festejo, un novillo cárdeno acapachado -que más nos hizo recordar el achafikado-, al que intentó guiar con lances que fueron ausentes de cadencia, pero no del cariño de sus paisanos.

Condujo al novillo hacia con el piquero con chicuelinas andantes, pero…

… pero, fue desarmado en el recorte; y ahí, el novillo fue mal picado, cumpliendo sin más con el caballo.

El buenazo de Fran, hizo un quite por gaoneras un tanto rapidillas, pero todo lo que hacía resultaba aprobado con fuerza inaudita.

Como ya se le hizo hábito gallear en banderillas, por el sólo hecho de gallear, dejó un par caído, luego tomó dos pares uno al violín y otro al cuarteo dejándolos traseros, sin embargo, para entonces la euforia había adquirido alcances inimaginables, a lo que seguramente se incrementó por las mágicas bebidas espirituosas.

Inició de hinojos dejando pases voluntariosos, como voluntariosa fue su faena, en donde aparecieron un sin fin de series pero a prudente distancia. El novillo acudió con bondad franciscana, quizá le faltó fondo y mayor transmisión, pero el público celebraba todo y mucho más, aunque en el redondel faltara algo más para consolidar una faena de importantes alcances arquitectónicos.

En medio de todo esto, comenzaron estentóreas peticiones para la banda de música, con el fin de que interpretara “San Miguelito”, y acompañara la música al novillero como se hace festivamente en los pueblos, pero…

… pero en la Monumental México, no se toca música mientras se torea.

Así continuaron apareciendo algunos pases aislados, como unos naturales de ocasión, para después consumar dosantinas, a esas alturas de la faena, el novillo ya no tenia fuelle y a pesar de ello, desarmó al novillero.

Continuaría con cuartitos de pase espaciados porque el novillo le costaba mucho acudir y acababa con la cara alta. Al final vimos unos feos naturales, y unos pases que no tuvieron armonía ni lógica alguna, pero fueron celebrados como si fueran inmaculados.

Antes de dar paso a la suerte suprema, volvería a insistir con esos pases finales siendo nuevamente desarmado. La estocada cayó entera en buen sitio, y el público en la maravillosa locura generalizada, exigió todos los apéndices y muchos más.

El juez tuvo la generosidad de dar un arrastre lento al bondadoso utrero y una oreja al buen Fran, quien acabó paseándola acompañado de una muchedumbre de chiquitines y los ganaderos.

Al final conquistaría una espada que la dio la amable Peña de Guadalajara, pero en las buenas conciencias que en verdad aman al arte del toreo, quedó la desilusión de ver una Fiesta que le falta mucho, muchísimo más argumento.

Así las cosas.

Sólida tauromaquia

Quien en verdad nos dejó convencidos de que en él habita un auténtico prospecto fue, Sebastián Ibelles, con dos novillos complicados, expuso en verdad y sin contemplaciones.

Novillo serio y complicado, tuvo como su primero, al que de inmediato dominó con dos lances rodilla en tierra para después dejar verónicas de inobjetable poder, cadencia y ritmo, recortadas con la media.

Cuando llevaba al astado con el piquero aparecieron muchos capotazos de su subalterno con el fin de evitar que el novillo fuera a dar con el picador de la querencia, y luego cuando se le llevó al de la contraquerencia simplemente cumplió.

Un quite poderoso por navarras con tafalleras apareció, conduciendo al notable reconocimiento de los conocedores.

Sebastián tiene percha de torero, y se mueve como tal, dando prólogo contundente para asentar su imperio y dar paso a la sólida estructura de su creación como resultó su faena con series impensables porque el astado era reticente en su embestir.

Así con la derecha han sido largos y sentidos los trazos que dejaron en claro no sólo su sentido del toreo -que es evidente en él- sino la sólida técnica y una plausible serena inteligencia que resuelve todo lo que aparezca en el redondel.

Hubiera cortado más que merecido trofeo, pero la espada no fue certera, quedando todo en una salida al tercio.

Poderosos fueron los lances a pies juntos de recibo al sexto, para después en varas el novillo mostrar su mansedumbre. Apareció un quite por gaoneras sensacional.

Con la tela roja en verdad expone, Sebastián, se ciñe tanto, que en esta ocasión se llevó un fortísimo guantazo cuando hacía el toreo al natural,  aún así prosiguió dejando un certero estoconazo que por sí sólo valía una oreja.

Si a este joven lo mandan a España, será muy edificante para su profesión

Y, de Hermosillo

Del joven, Hermosillo, poco hay que decir, cuida más las poses que buscar la lidia que tuvo cada ejemplar. Lastimosamente se llevó un puntazo cuando saludaba a su primero.

En fin, que al final, queda el deseo de que, Fran, visite en compañía de su flamante apoderado, la autocrítica; así como en el perenne recuerdo, la solidez del arte del bisoño, Sebastián Ibelles, quien más allá de este festejo, anuncia un futuro en verdad promisorio.

________________________________

Ir a la galería de la Doctora Mónica Sequeiros

________________________________

Galería del Maestro Sainos

________________________________

@PERIODISTAURINO 

_____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_____________________________________________________________________________