Carta abierta de D. Victorino Martín a Pablo Iglesias

El señor Pablo Iglesias, quien supuestamente “lucharía por los desprotegidos” de España, los hechos han venido demostrando que no es así, muestra de ello son los cuantiosos envíos desde Venezuela, que han mostrado a la luz pública desde hace varios años influyentes diarios como El País y El Mundo, y más medios informativos del mundo entero que reprueban tan deplorables hechos.

La reciente comparecencia del ex Presidente José María Aznar, puso muy en claro su verdad inobjetable sobre quien es Pablo Iglesias, el que se vio incapacitado para ofrecer una respuesta que tuviera como sustento lógica y verdad.

Ahora, el señor Iglesias, ha decidido pedir un referéndum en contra de la cultura, ya que el arte del toreo, es parte importante de la cultura de España; manifestación artística que ha sido heredada a muchos países hace más de cinco siglos; y que siguen grupos organizados de otras latitudes, en donde no se produce tan mágica manifestación de la cultura, pero que la aman.

Es el presidente de la Fundación del Toro de Lidia, D. Victorino Martín García, quien en una carta inteligente, enérgica y sólida, responde al irresponsable político, Pablo Iglesias, quien debería de estar buscando cómo dar más y mejores beneficios a la ciudadanía española, en lugar de perder el tiempo.

Aquí la carta enviada de Victorino Martín a Pablo Iglesias, que por su importancia se reproduce completa:

_______________________________________________________________

Carta abierta de Victorino Martín a Pablo Iglesias

La última propuesta de Pablo Iglesias es proponer un referéndum sobre los toros en España.

Sin importarle mucho el hecho de que la tauromaquia sea una expresión cultural de extraordinaria relevancia en España, importante para millones de personas.

Recuerda demasiado a la actuación de los talibán con los budas de Bamiyán, destruidos porque no encajaban en su canon moral. A Pablo Iglesias le parecen moralmente mal los toros, por lo que propone un referéndum para acabar con ellos.

Fue precisamente para evitar estas cosas por lo que la UNESCO aprobó convenciones como la de Diversidad Cultural de 2001 y de la que España es parte, que busca proteger todas las expresiones culturales frente a los fundamentalismos, como el de los talibán entonces o el de Podemos ahora.

Y por si Podemos tiene la tentación de decir que “es que la tauromaquia no es cultura”, la propia UNESCO se adelanta, explicando que el único límite para considerar cuándo una cultura es inadmisible son los derechos humanos y libertades fundamentales. Repito, derechos… humanos.

Por si la UNESCO no es fuente de autoridad suficiente para Podemos, el propio Tribunal Constitucional español, en su sentencia acerca de los toros en Cataluña, declaraba también que la tauromaquia es cultura. Cultura además del máximo rango, porque está contemplada en la protección que la propia Constitución concede al hecho cultural.

Es decir, que el Alto Tribunal establece que la tauromaquia es cultura protegida por la propia Constitución, lo que significa que la propuesta de referéndum sobre los toros sería muy probablemente inconstitucional.

La propuesta de Podemos es una ocurrencia populista, contraria a la libertad de los ciudadanos de elegir el tipo de cultura que desea disfrutar y profundamente antidemocrática.

Un conocido antitaurino con una contrastada estatura intelectual, el actual Ministro de Cultura, expresaba hace pocos días que los toros no se podían prohibir, incluso en el caso de que fuesen una minoría (cosa que ponía en duda), porque “una sociedad que no respeta a las minorías no es una sociedad equilibrada”.

Hay diferencia entre una persona de la cultura, y que la comprende, y un político que usa la cultura para fines partidistas.

Los toros no se pueden prohibir, son expresión cultural de un pueblo.

En una sociedad democrática madura hay pluralidad de ideas, opiniones y sentimientos culturales y hemos de saber convivir todos en ellas. Estar continuamente pensando en cómo prohibir a los demás que ejerzan su derecho a la libertad cultural revela un ánimo censor que es muy perjudicial para la convivencia.

La cultura del toro es maravillosa pero compleja. La Fundación del Toro de Lidia invitó hace tiempo a todos los políticos para que conocieran la realidad del mundo del toro, obteniendo una respuesta negativa desde el partido de Pablo Iglesias. Quiero aprovechar esta carta para renovar nuestro sincero ofrecimiento para que conozcan la tauromaquia en su profundidad, porque una opinión fundada tiene que basarse en un conocimiento previo.

Victorino Martín
Presidente de la Fundación del Toro de Lidia

____________________________________

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV 

____________________________________________________________________________