En Huesca… Enrique Ponce abre la puerta grande con tres orejas y El Juli dos

Huesca. Domingo 12 de agosto de 2018. Tercera de la Feria de la Albahaca. Se lidiaron toros de El Vellosino desiguales de presentación, agradables de cornamenta, nobles en general pero descastados. Lleno en los tendidos en tarde con lluvia intermitente.

Enrique Ponce: Silencio, oreja y dos orejas tas aviso.

Julián López El Juli: Silencio, oreja y oreja.

Detalles:

Sobresaliente Enrique Martínez Chapurra.

Tras el paseíllo, hubo un homenaje al equipo de la ciudad, la SD Huesca, recién ascendido a primera división y que jugará en la élite del fútbol español la próxima temporada.

Ambos diestros compartieron su paseíllo número 300 juntos y 14 mano a mano.

_____________________________

Salió el primero para Enrique Ponce que recibió con verónicas de buen aire ganando terreno. El astado tomo una vara en su sitio y empujo la cabalgadura, pero luego le falto fuerza. Tuvo que recurrir a la técnica para sacar algo potable en la faena de muleta, pues el animal no permitió demasiado lucimiento. Lo lidio a media altura frente a las peñas. Mato de una estocada casi entera caída y descabello. Fue silenciado.

Con el tercero que le tocó al matador de Chiva fue un calco del anterior, también tomo una sola vara. Y nuevamente lo exprimió en tandas muy cortas y a media altura de muletazos elegantes y plásticos, toreando en redondo, aprovecho más el pitón derecho que la mano zurda. Mato de una estocada casi entera caidita, tendida y suelta con dos descabellos. El público generoso, pidió un trofeo que el palco concedió.

Ya con el quinto con el que no pudo lucirse con el percal, fue castigado en vara. Ponce volvió a tirar se recursos para lograr el objetivo de la Puerta Grande. No tenía nada dentro el animal, de ahí que el valenciano sacara su repertorio de toreo pausado, bello con temple, aunque sin poder domeñar por abajo. Calentó el público con sus poncinas, fue cuando los tendidos se animaron. Mato con una media estocad en lo alto y descabello. Consiguió meterse en el bolsillo el palco presidencial que le otorgo el doble trofeo.

El Juli, no se encontró a gusto con ninguno de sus toros. En el primero de su lote que tomo una sola vara, tuvo que recetarle pases cortos en tandas y también escaso números de muletazos para que el blando animal aguantara. Lo lidió en tablas ya que desde los inicios pedía este terreno. Mató de una estocada casi entera caída y fue silenciado.

Con el cuarto que le tocó en suerte fue más de los mismo, aunque derribo el jinete, el toro no fue bravo. El Juli aprovecho su quite para ofrecerle zapopinas y chicuelinas. Brindó la faena a su oponente al público y tuvo que esforzarse al máximo el madrileño que tiró las dos rodillas en tierra para tratar de conectar con la gente a lo largo de una faena galerista con un animal descastado. Tras un julipie con media lagartijera consiguió arrancar una oreja premiado así su voluntad.

En el último del mano a mano no permitió mayor lucimiento con el capote. Como sus hermanos entro en una sola ocasión en el peto. El torero madrileño quiso también hacer una buena faena para igualar las dos orejas de Ponce. Pero el toro fue deslucido y sin fondo embistiendo a media altura, pero a pesar de que lo intentó también con recursos que llegaron a los tendidos, no pudo con los aceros redondear su faena. Mató de una casi entera con su julipié y descabello. El respetable pidió otra orejita que se le concedió.

_____________________________

Ir a la galería de Philippe Gil Mir

_____________________________

_____________________________

@PhilippeGilMir

_________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________