En Celendín… Oliva Soto toca pelo y se impone en la tercera de feria

Celendín, Cajamarca (Perú). Miércoles 1° de agosto del 2018. Plaza de palos Sevilla. Con lleno en los tendidos se dio la tercera tarde del ciclo ferial. Toros de Salamanca (1°,2° y 3°) desiguales y de juego variado; y de San Pedro el 4to., sin fondo y justo de fuerzas.

Oliva Soto: Oreja con petición de la segunda y palmas.

Jesús Enrique Colombo: Silencio y palmas.

______________________

Alfonso Oliva Soto, caña y oro en remates negros, reconcilió su presencia con la afición chilica tras su debut sin suerte de hace dos días. Estuvo puesto y con oficio con su primer toro, un negro de 480 kilos, de Salamanca que abrió tarde al cual el diestro de Camas recibió en saludo por verónicas ganando paso y sacándolo para afuera.

Faena corta con la muleta a un toro que sin llegar a transmitir del todo, acometió, tuvo alegría y supo meter la cara. Series de tres pases por derecha rematando por arriba. Pases por ambos pitones ante la codicia del burel.

Reposo y distancia supo darle el matador que pide música local en gesto para el tendido. Hubo mando en los muletazos por ambas manos sin obligar del todo al torito que ofrecía más. Estocada fulminante. Oreja y vuelta al ruedo.

Con su segundo, que salió tercero, otro de Salamanca, castaño listón y verdugo, Oliva Soto, lo recibió tanteándolo con el percal para fijarlo a pies juntos por verónicas. Llevaba embestida violenta el bicho.

Ya en los medios lo citó de lejos con la muleta por delante y acudió siempre a media altura con cierta clase. Resultaron aseados y ligados los muletazos vaciándolo por arriba tras el de pecho de remate. El torito fue pronto y repetidor.

Menos claro por el izquierdo donde recortó algo y se revolvió. Remató arriba y protestó. Cuando lo obligó por abajo perdió las manos. El desplante de rodillas preludió la música. Faena más completa que la suya anterior. Pinchó al primer intento, descabellos; palmas para su labor.

Jesús Enrique Colombo, causó revuelo con el anuncio de su paso por Celendín. Pechó con el peor lote. Con su primero, un bonito burraco de Salamanca, poco pudo hacer con él. El toro arrollaba con la cara en alto y complicó por ambos pitones. Correcto con los garapullos siempre cuarteando, fue lo mejor que pudo mostrar el diestro venezolano. No se confió y prefirió aliñar. Estocada desprendida de la que demora en doblar. Silencio.

Con el cuarto de San Pedro, que cerró tarde, negro listón, abierto de pitones, no se dicen nada en el saludo. Rafael López pica traspasando las rayas pues no acude a su encuentro el toro. Otra vez lucido el tercio de banderillas a cargo del matador aunque el segundo par es a toro parado. El del violín es con sombrero en mano que le alcanzan desde un palco. Inicia con la pañosa por muletazos sueltos por alto dejándolo pasar.

Lo llevó a los medios pero el morito acusó poca fuerza, fue flojo, tardeó y se quedó sin fondo. Salió con la cara alta. Trató Colombo con él pero poco es lo que pudo lograr, de uno en uno son los pases en una faena sin brillo por la condición del toro. Manoletinas para ir por algo que no llega. Falla con el estoque y al tercer intento lo despacha. Silencio. Para otra vez será.

_________________________

____________________________________

Fotos: JL Zárate

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV 

____________________________________________________________________________