En Granada… Garrido y Ginés Marín abren la puerta grande en la segunda corrida del Corpus

Granada. Jueves 31 de mayo de 2018. Segunda corrida del abono de la Feria del Corpus. Un tercio de entrada. seis toros de Salvador Gavira García y un sobrero de Albarreal (5º), bien presentados, justos de fuerza, nobles en general. El primero, cuarto y sexto con calidad.

Antonio Ferrera: Oreja y ovación con saludos tras aviso.

José Garrido: Oreja y dos orejas.

Ginés Marín: Ovación con saludos y dos orejas.

____________________________

Garrido con tres y orejas y Ginés Marín con dos abrieron la puerta grande de la segunda corrida del abono de la Feria del Corpus de Granada. Una tarde en la que el extremeño Antonio Ferrera paseó un trofeo ante una corrida con calidad y noble de Gavira.

Ferrera abrió plaza con una larga cambiada de rodillas al primero de Gavira, un toro bravo, bonito de hechuras y con calidad, pero con las fuerzas justas. Cuidó mucho el extremeño al animal durante toda la lidia. Faena de muleta siempre a media altura y acompañando la dulce embestida del toro. Cuajó varias series por el derecho muy despacio. Estocada y oreja.

Ante el cuarto, Ferrera perdió la puerta grande por culpa de la espada. Tuvo nobleza el de Gavira y el extremeño lo aprovechó nada más abrirse con el capote. Compartió el tercio de banderillas con el extremeño José Garrido. Una tarde especial la que vivió Ferrera y que se vio en la faena sentida y con gusto y mucho temple. La pena que lo pinchó y perdió el trofeo.

José Garrido también paseó un trofeo del segundo de la tarde, otro buen toro, pero también justo de fuerza. Demostró lo buen capotero que es con las verónicas de recibo y en el quite por chicuelinas. Con la muleta cuajó una faena inteligente y medida con muletazos buenos. Tiró de raza y se echó rodillas en tierra para cuajar varias series por el derecho con temple. Pinchazo y estocada. Oreja.

El quinto fue devuelto por falta de fuerza y salió un sobrero de Albarreal al que Garrido templó de principio a fin a un toro que se movió, pero que no terminó de romper. El extremeño tiró de oficio y cuajó un trasteo entre los pitones y poniendo lo que le faltaba al toro. Espadazo y dos orejas.

Ginés Marín se estiró bien con el capote ante el tercero de Salvador Gavira, otro toro de bonitas hechuras, pero con menos raza que los anteriores. Marín realizó una faena cuidada y cargada de detalles, pero condicionada por la falta de fuerza del animal. Se pegó un arrimón al final. Saludó desde el tercio.

El sexto, un toro en el tipo de Gavira que tuvo poca fuerza, llegó a las manos de Marín que le dio la lidia medida y dejó un ramillete de buenos naturales. Fue prendido sin consecuencias y volvió a la cara del animal para pegarle varias series con cadencia y temple por el pitón derecho. Estocada sin puntilla y dos orejas.

___________________________

___________________________

@TorosenelMundo_

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________