En Madrid… Novillos faltos de fuerzas durante la faena

Plaza de toros de Las Ventas de Madrid. Domingo 22 de abril de 2018. Novillada de temporada. Un cuarto de entrada. Novillos de Julio García. Todos faltos de fuerzas. Se rajaron a la hora de la faena.

Adrián Henche: Silencio y silencio.

Miguel Ángel Pacheco: Ovación con saludos tras aviso y ovación con saludos.

Yannis Djenibla El Adoureño: Silencio tras aviso y silencio.

____________________________

Adrián Henche recibió de primeras a un novillo que desde los inicios no tenía brío ni fondo. Puso oficio y ganas de hacerlo bien en los primeros tercios, más luego en la faena, a pesar del entusiasmo del alcarreño, el toro no tuvo fuerza para poder seguirle el ritmo al novillero. Intento de todo, pero poco obtuvo del rajado animal. Buena estocada, a pesar de la cual, recibió el silencio.

En su segundo del lote, el cual fue mejor en la salida, se vio algo más de empuje en los primeros tercios. Nuevamente Henche pondría todo su interés en sacar provecho del astado, pero nada más allá de la realidad, en la faena de muleta, el novillo se quedaría pronto sin fuerzas para desarrollar un tercio de calidad. A pesar de todo ello, la humillación en los primeros tercios fue lo más destacable. Falló con los aceros y cosechó el silencio por parte del público.

El segundo de la tarde, para Pacheco, fue un cúmulo de sensaciones vividas durante todos los tercios. En la lidia el toro se mostró violento y peligroso, pero la actitud de los banderilleros y del propio novillero sacó lo mejor del animal. Más tarde en la faena, Pacheco se empleó de forma muy adecuada, aplomandose y con firmeza en el desarrollo del tercio. Intento bajar la mano todo lo que pudo, hasta que el animal se quedó, como sus hermanos, sin fuerza. Recibió una ovación tras matar de forma desafortunada.

Nuevamente con el Segundo de su lote se encontraría a un novillo que empujaría de forma correcta en el caballo, y que dejaría muestras de bravura a medias durante la lidia. En la faena fue más de lo mismo que con el primero de su lote, pues puso oficio, actitud y templanza, y tras bajar la mano y llevar al astado por donde quiso, este perdió las fuerzas y eso imposibilitó cualquier opción de triunfo. Ovación por parte del respetable.

El Adoureño recibió a un astado que, de la misma manera que sus Hermanos, preveía fuerza en la lidia, pero se vendría abajo en la faena. De esa forma, el francés intentó equilibrar la faena de la forma más adecuada y gestionar los tiempos del astado. Aun así, no pudo ligar muchas tandas debido a la escasa fuerza del animal. Recogió el silencio del exigente paladar venteño.

No conecto con el tendido en el segundo de su lote, ya que el toro, idéntico al anterior, perdió fuerza en la faena. Se desmonteró Morenito de Arles en las varas. Más tarde, y de la misma forma que en el primero de su lote, gestionó bien e intento dejar nuestras de pulcritud al intentar manejar bien los tiempos y equilibrar la faena, pero eso fue prácticamente imposible debido a la condición del animal. Silencio en el último de la tarde.

Hemos visto hoy en Las Ventas como los aseados se quedaban sin fuerza conforme se acercaba el momento de la faena. De igual modo, nos quedamos con la buena actitud de los novilleros, el ímpetu y la pasión, y las ganas de hacer crecer la fiesta. Animemos a los jóvenes, pues en sus manos está el futuro de la tauromaquia, pero siempre con toros que estén a la altura.

¡Viva la Fiesta!

___________________________ 

___________________________

___________________________

@Duenases

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________