En Olivenza… La terna sale a hombros con toros de poca casta

Olivenza (Badajoz). Tercer festejo del abono. Toros de Garcigrande y Domingo Hernández, mansos, con falta de casta y pobre de cara. Casi lleno en los tendidos.

Miguel Ángel Perera: Oreja y oreja.

Alejandro Talavante: Oreja y dos orejas.

GInés Marín, que sustituyó a El Juli: Dos orejas y silencio.

Detalles:

Los toros lucieron la divisa negra en señal de duelo por el fallecimiento de Domingo Hernández.

Durante la lidia del 5º toro de la tarde ingresó en la enfermería de la plaza, el torero de plata Julio López Martínez, a las órdenes de Alejandro Talavante, con una cornada en el brazo derecho. Ir al parte médico.

_____________________________

Los toros de Garcigrande o Domingo Hernández, bien sabemos que son ganaderías misma procedencia, mismo dueño, misma mansedumbre y descastamiento.

Lo que para la prensa corrupta es nobleza con lo que sucumben ante los intereses contra el respetable, para la verdad implacable es simplemente mansedumbre y descastamiento, por ello, son las ganaderías consentidas de las figuras, que les permiten andar cómodos, pero no se trata de que anden cómodos los toreros, sino que sean héroes y después que dominan a la fiera sean artistas.

Como ya va siendo costumbre están destacando los jóvenes, y Ginés Marín, con el tercero de la tarde, dejó una grata presentación a pesar, no de la inclemencia del tiempo, sino de la inclemente mansedumbre de sus opositores. Con el capote dejó para el recuerdo una saltilleras que impactaron a la asistencia. En la faena de muleta hubo pasajes interesantes n donde ha destacado el toreo al natural, para como punto y final aparecer las ya casi ordenadas como receta médica, bernadinas, que renglón aparte fueron magníficas. Para dejar un certera estocada y recoger dos orejas.

Con el sexto, un toro todavía peor por su tremenda mansedumbre, Ginés, estuvo ahí justificándose aunque el toro por sus notorios defectos tratara de impedírselo.

Alejandro Talavante, consumó una faena correcta, alguna serie bien realizada con la derecha, pero la mansedumbre y descastamiento hicieron claudicar al bobitoro, y tras la estocada le darían generosa oreja.

Su segundo, quinto del festejo, diremos que fu el mejor, porque su mansedumbre facilona, no le complicó la vida a Talavante, sacó series en el toreo natural que gustaron al público sobre todo cuando les miraba en el remtate. Tras espectacular espadazo, le concedieron dos orejas.

Miguel Ángel Perera, que es un gran torero, podría ser mucho mejor, si se alejara de las ganaderías comerciales, que en él se han convertido en malas compañías. Porque le hacen desperdiciar su interesante concepto del toreo. Con su primero, un bobo sumiso, le dejó estar, pero se añoran ver a Miguel Ángel con un toro bravo y encastado, que nunca apareció esta tarde. Sí hubo series con la derecha importantes y sin dejar de apuntar la que pasó con la izquierda, pero un torero de tanta capacidad, se percibe mínimo lo que hace con este tipo de toros. Tras una estocada entera cortó una oreja.

Con el cuarto, de asfixiante mansedumbre, Perera, volvió a brillar al exprimir pases que no parecía tener el mansurrón ejemplar. Otra entera, otro trofeo, y así acompañó a sus compañeros por la puerta grande.

Aunque para los buenos aficionados, para el gran público que defiende la verdad en la Fiesta, hizo falta la casta y bravura, que pareció en este festejo un bien desaparecido.

Nota sobre el festejo de mañana:

Será el gran Antonio Ferrera, quien sustituya a El Juli en el mano a mano programado con Ginés Marín.

_____________________________

_____________________________

@TorosenelMundo_

_________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________

Vídeo y foto: Prensa FIT