En la Monumental México… Tras el desastre ganadero; el espejismo del bovino de regalo

Con una entrada que casi logra el tercio del aforo de la Monumental Plaza de Toros México, se ha lidiado un impresentable, reprobablemente impresentable encierro de bobipequeñajos, de la ganadería de los sucesores de Teófilo Gómez, indignos de haber sido autorizados para ser lidiados en el mayor coso del mundo. Todos fueron protestados no sólo por su «microscópica» pequeñez, sino por su asfixiante mansedumbre, abominable descastamiento, y fastidiosa invalidez. Se realizó una simulación de la suerte de varas. Aparecieron dos astados anovillados de Bernaldo de Quirós, uno salió como sexto bis, resultando tan pésimo como los de la ganadería titular; el otro fue de regalo que al igual que todos no peleó en varas, tuvo movilidad, acudió con la cara alta y se rajó desde el inicio. Como octavo, también de regalo, salió un toro de la ganadería de Santa María de Xalpa, encaste Parladé vía Domecq, tuvo casta, movilidad, pero no peleó en caballos.

Julián López El Juli: Silencio, pitos y silencio; dos orejas en el de regalo.

Sergio Flores: Silencio en sus intervenciones; dos orejas en el de regalo.

Detalles:

Peter Janssen el supuesto anti taurino del que según se conoce, es enviado por alguna multinacional suiza, se tiró al ruedo tras caer el primer pequeñajo. Fue sometido por los monosabios y llevado a la Delegación Benito Juárez, ojalá y le apliquen todo el rigor de la ley.

El magnífico banderillero, Cristhian Sánchez, saludó tras parear al séptimo.

_________________________

Los toros de regalo en la realidad no solucionan ni salvan nada, porque el público los ve como un mero anécdota y muy pronto se olvida de que aparecieron.

Por ello, en lugar de conducir al triunfo se lleva al triunfalismo, al espejismo a los ahí reunidos, porque todo se corea y todo se perdona.
Como dice el público, «… mira un toro de regalo haber que pasa ya salimos ganando pagamos por ver seis y vimos ocho«.

No hay ninguna importancia real ni valoración explícita.

Por otra parte, representa una ventaja, y una violación a la liturgia, así como a la tradición.

En este festejo aparecieron, porque el señor Juli, decidió imponer a una de las peores ganaderías comerciales que hay en México: ¡los teofilitos!, es tan predecible su comportamiento que salieron como se esperaba…

… mansos, descastados, inválidos; y el festejo se fue a…

… a la debacle.

Nada absolutamente nada pudieron hacer con los seis titulares nincon el sexto bis, un bernaldito.

Fue entonces cuando pareció que el señor Juli hizo sus cuentas, vio que ya no pudo convocar más que a un tercio de aforo del mayor coso del mundo, que de esa gente ya notoriamente harta de sus imposiciones, le gritaba y protestaba por los bobipequeñajos, haciéndole notar que era un novillero.

Así que cuál vil chamaco maloso, levantó su dedo índice pecaminoso -el que ordena las imposiciones- haciéndole notar al buenazo para nada que estaba en el palco de la inútil autoridad que regalaba a un pequeñajo, y…

… y, así fue el buenazo de Jorjazo bajó la cerviz y asomó su sombrerote.

Apareció un bobipequeñajo de bernaldito, que para la surte de Juli, pasaba cual vil perrito faldero, por todas partes de su geografía corpórea.

El público instalado en el desquiciamiento total, muy posiblemente porque después del aburrimiento sin tasa ni medida, de haber corrido como ríos de agua las bebidas espirituosas, les regalaron algo, y como dice la sabia conseja popular «a caballo regalado, no se le ve diente«.

Así que celebraron todo, a pesar de que no hubo rigor ni ortodoxia en el prólogo ni en la estructura.

Con la capichuela aparecieron en verdad, en verdad, horrendas, violentas y vertiginosas zapopinas, si el quite que intentó robarle a   Miguel Ángel Martínez El Zapopan.

Mientras que con la muleta, pases a destajo con evidente vulgaridad, que en la sobriedad y con la plena seriedad nunca se hubieran coreado.

Vendría la rúbrica, su ya famoso julipié -como lo bautizara el siempre bien recordado Joaquín Monfil del Tendido Siete- citó afuera de la suerte con el fin de dejar pasar al pequeñajo, y a paso de banderilla dar espectacular brinco para asestar con la fuerza de una puñalada, un espadazo caído que provocó vómito sanguíneo.

La gente en exagerado estado de ficticia felicidad, regaló dos orejas, que ni por mucho tenían sustento.

Ya instalados en esta festividad, y ante la desesperación de no haber podido hacer nada con sus teofilitos, Sergio Flores, también regaló un toro, que a la postre ha sido el único que pareció justamente eso, un toro.

Procedió de la ganadería de Santa María de Xalpa, encaste Parladé vía Domecq; no peleó en varas, en donde solo se le señaló un puyazo.
Sergio estuvo bien con la capichuela, tanto en los lances de recibo, así como en el quite de chicuelinas con tafalleras.

La faena tuvo sobriedad y largueza en las dos primeras series con la derecha, que impactaron gratamente en la irremediable felicidad triunfalista del respetable.

Por el lado natural, destacaron solo dos pases, no podía obligar al toro a seguir su mandato, por ello, regresó con la diestra y justo en esta serie se lo echó encima, yendo visitar a los cielos, y caer estrepitosamente en la arena, todo hizo ver que sin consecuencias.

Como punto final aparecieron las bernadinas, con mayor impacto por su espectacularidad. Un certero estoconazo y se le han concedido dos orejas.

Al final, queda tan poco que contar, un pleito en las barreras de sol, por el exceso de las bebidas espirituosas, y los comentarios del público que hablaban…

… hablaban del Super Bowl.

¡Vaya impacto de los toritos de regalo!

Sin embargo, no podemos terminar esta crónica sin hacer notar la IRRESPONSABILIDAD del buenazo de Jorjazo, quien autorizó ese desfile de inadmisibles pequeñajos, lo que nos habla de su falta total de ética.

¿Hará algo la inútil Comisión Taurina de la Ciudad de México?

Un misterio que ya lo encargamos a resolver a alguna de las lechuzas de Harry Potter.

Ya les contaremos.

________________________________

@PERIODISTAURINO 

_____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_____________________________________________________________________________