En Medellín… Complicada tarde, con importantes matices toristas

Plaza de Toros La Macarena de la Ciudad de Medellín, segundo festejo de La 27 Feria Taurina de la capital paisa, correspondiente a una corrida mixta, cuatro matadores y dos novilleros, todos ellos nacionales; se lidiaron toros de la dehesa del Manzanal, dispares de presentación y variopintos de capa, destacando el cuarto premiado con vuelta al ruedo, el segundo y el sexto aplaudidos en el arrastre.

Guerrita Chico: Palmas tras aviso.

Moreno Muñoz: Silencio tras aviso.

David Martínez: Conducido a la enfermería tras cornada.

Guillermo Valencia: Saludo.

Andrés Bedoya: Silencio.

Juan Sebastián Hernández: Palmas.

Detalles:

Saludaron desde el tercio los rehileteros Emerson Pineda, Jaime Mejía, y el joven Anthony Dickson.

_____________________________

Con un aforo cercano a medía plaza se dio inicio al segundo festejo de La Feria Taurina de La Macarena¸ tarde importante que reunía cuatro diestros nacionales, de significativa presencia en plazas de primera y provincia, dos jóvenes novilleros, triunfadores en las pasadas Ferias Taurinas de Cali y Manizales; y una ganadería que el año anterior había destacado con un encierro serio, bien presentado y de excelente juego. En suma, una corrida de expectación.

En términos de resultados, las estadísticas dirán que no se cortaron orejas, ciertos sectores de la prensa hablarán de la complejidad de los toros, de la violencia de su embestida y de la enorme disposición de los toreros nacionales; sin embargo, viviendo la tarde desde los tendidos, el aficionado salió contento, con la certeza de haber visto toros bravos y bien presentados, dos de ellos recios en el caballo, cuatro aplaudidos en el arrastre y uno premiado con la vuelta al ruedo.

Sin dudas una corrida de toros, en la extensión literal de la palabra, una tarde llena de sensaciones, en la que los exigentes aficionados de Medellín valoraron con sus palmas la buena presentación y el complejo juego de los toros, al igual que reprendieron a los toreros cuando a falta de argumentos fueron superados por los bureles, no en vano se escucharon en cuatro de las faenas las voces de ¡Toro! ¡Toro!

Guerrita Chico: Ante Mariano (479 kilos) inició doblándose por bajo, fijando la embestida del burel y embebiéndolo en la muleta, intentó ligar por la derecha, pero los mejores momentos los dejó toreando al natural; aunque con instantes de transmisión, su expresión no termina de convencer, incluso llegando a ser eclipsada por la calidad del toro; con los aceros deja regular estocada que le obliga a usar el descabello, tras aviso despacha.

Moreno Muñoz: En Mechudo (502 kilos) encontró un toro serio de cara y bien hecho, recio en el caballo, que se empleó en la muleta, especialmente por el pitón izquierdo; aunque mostraba tendencia a salir suelto, en los escasos momentos en que se le dejó la muleta en la cara acudió pronto y humillando; de nuevo un toro complicado que pidió carnet al Bogotano; con la tizona tras pinchazo profundo, deja una desigual pero efectiva estocada, palmas en el arrastre.

David Martínez:  Recibió a Luminoso (468 kilos) con vistosos lances con el percal, sin duda influencias de su paso por tierras mexicanas y su personalísimo concepto de la tauromaquia; sin embargo, cubriendo el segundo tercio, cuando se disponía a colocar el tercer par fue alcanzado de manea aparatosa por el astado que le proporcionó seria cornada de la cara posterior del muslo derecho, que tras el parte médico, requiere intervención quirúrgica; en vista de lo ocurrido el cabeza de cartel asume la lidia, y tras varios pases,  despacha al toro de mala manera ganándose la bronca del respetable, pitos para el vallecaucano.

Guillermo Valencia: al joven torero le correspondió el astado del festejo 13 de mayo (497 kilos) imponente jabonero sucio, serio de cara y recio de hechuras, que de salida le proporcionó fuerte susto llevándoselo por delante, en la siempre compleja porta gayola; en la cabalgadura, dio fuerte lucha, recibiendo hasta tres puyazos, hecho inusual en plazas americanas; con la muleta el joven trató de ligar, de hacerse a la compleja embestida, pero a falta de experiencia y oficio, el toro terminó desbordándolo, de nuevo los aficionados se decantaron por el toro. Con la toledana dejó una pescuecera, que le obligo a descabellar acertando a la primera. Vuelta al ruedo para el astado.

Andrés Bedoya: Frente a Gabriel (440 kilos) mostró voluntarioso, entregado; pero faltó de contundencia en la muleta, de su actuación solo quedan momentos por la mano derecha; con la espada deja una imperfecta pero certera; silencio y palmas en el arrastre, no solo por la impecable presentación del burel sino por su acometividad y buenas condiciones.

Juan Sebastián Hernández: Con el cierra plaza Toño (445 kilos) se prodigó correcto toreando por buenos derechazos, dejando una actuación decorosa, que por instantes toco al público, en su expresión se nota madurez y buenas maneras; sin embargo, la espada le cerró toda opción.

Para el sábado 10 de febrero

Toros de la dehesa de Santa Bárbara, para el francés Juan Bautista Jalabert, el colombiano Luis Miguel Castrillón y el venezolano Jesús Enrique Colombo.  

______________________

@Manzanarestoro

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________