En Rion-des-Landes… Siete orejas que se reparte la terna

Rion-des-Landes (Francia), arènes André Taris, 19 de noviembre de 2017 en horario matinal. Fiesta Campera en su XVII edición. Se han lidiado tres toros y dos novillos de los Hermanos Jalabert, justitos de fuerzas, pero que dieron juego, con nobleza el primero, y algunas dificultades los dos últimos. Con un casi lleno en los tendidos en matinal soleada pero fría, aunque de agradable temperatura en sol.

Rafaelillo: Dos orejas.

Juan Bautista: Dos orejas.

Emilio de Justo: Oreja.

Cristóbal Reyes: Oreja.

Yon Lamothe: Oreja.

Detalles:

En el lugar del tradicional paseíllo, se pidió un minuto de aplausos en memoria de Iván Fandiño y de miembros de distintos clubs taurinos de la zona recientemente fallecidos.

Antes de iniciarse la fiesta campera, fueron otorgados varios trofeos a Rafaelillo y a Juan Bautista. El torero galo, recibió la medalla de la ciudad de Rion-des-Landes por su decimocuarta participación.

Cuando se hacía la presentación de los toreros, saltaron cuatros antitaurinos al ruedo que fueron detenidos por las fuerzas públicas.

___________________________

El primer astado correspondió a Rafaelillo y lo recibió de rodillas con tres veronicas y remato su saludo capotero de pie con chicuelinas. Al caballo fue picado en una sola ocasión como todos sus hermanos de la matinal. Resulto el toro justo de fuerza. El torero murciano quito por tafalleras y saltilleras rematando con una larga. Pudo Rafaelillo acoplarse a las embestidas de su oponente que resultaron nobles pero escasas de fuerzas. Resolvió la papeleta por ambos pitones y consiguió torear a placer aprovechando el buen son y recorrido que tuvo el de Jalabert. Faena larga en la que se vio al torero gustarse. Finiquito su obra con dos soberbios trincherazos. Mato de una estocada entera tendida. El público le concedió el doble trofeo.

Juan Bautista recibe el segundo con verónicas de tanteo. Se lleva el toro una buena vara sin empujar demasiado ya que a este también se le noto su falta de fuerza. En los primeros muletazos se fue al suelo el toro y Juan Bautista opto por lidiarlo a media altura. Dibujo unos buenísimos naturales, consiguiendo bajar poco a poco la mano, le echo los vuelos y con mucha templanza ligo naturales con dulzura. Aprovecho el buen pitón izquierdo inventándose una faena en donde no había. Remato con precioso trincherazos y mato de una estocada entera atravesada con descabello. Corto los dos apéndices.

Emilio de Justo se gustó con el percal recibiendo al tercero. Tomo el astado una vara en la que cumplo empujando. Quito el extremeño por chicuelinas y revolera con maestría. Brindo la muerte del toro a Juan Bautista. Inicio el último tercio construyendo una faena elegante, llena de sentimiento, como nos suele acostumbrar este torero, pero esta vez, con un ganado más noble que de costumbre. Lástima que este astado no tuvo un buen son, pero unas embestidas descompuestas y tardo. A pesar de ello, Emilio de Justo pudo dibujar naturales de gran clase. Fallo con los aceros, matando con tres pinchazos y una media trasera y tendida con descabello. El público le otorgo una oreja.

El cuarto, un novillo, correspondió a Cristóbal Reyes quien debuto con picadores el pasado mes de agosto en lo zona. Tuvo mucha determinación con el capote, recibió a su cornúpeta de rodillas por verónicas. Entro en el peto en una sola ocasión cuando se merecía un segundo castigo. El jerezano guardo sus fuerzas para el tercio de banderilla con las que se lució en los dos últimos pares. Brindo la muerte a los tres toreros de alternativa e inicio su trasteo con derechazos por bajo. El novillo demostró sus complicaciones y aviso rápidamente el novillero, siendo cogido sin mayores consecuencias. Cristóbal Reyes intento todo lo posible para dominar el exigente astado con buenas tandas tanto con la diestra como la zurda, pero no consigue resolver la papeleta. La faena fue a menos, pero las ganas estuvieron presentes. Mato de una estocada en los bajos y otra mejor colocada, lo que le valió para cotar una oreja.

El último fue para el novillero local Yon Lamothe, que todavía está con los sin caballos. Pero este astado siendo un novillo en toda regla fue picado en condiciones. Invito a compartir el tercio de banderillas con el matador francés El Monteño, presente en el callejón y resulto brillante su actuación, no fue lo mismo para Yon Lamothe que estuvo en peligro a la salida del par. Brindo su faena al respetable y consiguió ligar tres tandas con la mano diestra frente a un oponente complicado y pronto que le causa ciertas dificultades. Lo lidio exclusivamente sobre el pitón derecho. No lo intento con la mano zurda. En el término de la faena, fue cogido y llevado por los aires sin mayores consecuencias. Mato de un pinchazo y de una media estocada premiada con una oreja.

Los cincos espadas salieron juntos de la plaza para dar final a esta interesante fiesta campera.

___________________________

___________________________

@PhilippeGilMir

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________