En  Morelia… Cartagena la maestría; Gamero el entusiasmo, ambos por la puerta grande

En la Monumental plaza de toros de Morelia, que registró casi un lleno, en festejo nocturno, se han lidiado dos toros de Pablo Moreno, muy buenos;  y seis de Torreón de Cañas, que resultaron mansos y descastados.

El rejoneador Andy Cartagena: Ovación y dos orejas.

El rejoneador Emiliano Gamero: Ovación y dos orejas

Diego Silveti: Silencio tras tres avisos y pitos tras aviso.

Andrés  Roca Rey: Silencio y palmas.

Detalles:

Han salido por la puerta grande Andy Cartagena y Emiliano Gamero.

______________________________

Esta noche la inobjetable maestría del gran rejoneador ultramarino, Andy Cartagena, han brillado en el coso monumental moreliano. Si bien es cierto que en su primero ha estado bien, dejando en claro los alcances que ha llegado y que como todo artista continúa en evolución, mostrando el gran jinete que es y, con ello, el inspirador dominio de lo que al arte del rejoneo se refiere.

No obstante, lo mejor fue en su segundo, cuando después de haber caído de la cabalgadura, producto de la mansedumbre con genio que desarrolló el pésimo ejemplar, quedando peligrosamente frente al burel; Andy demostró la casta torera que posee, la gran entrega y el gran sitio de maestro, se levantó para triunfar, recreando una faena de gran lucimiento. Inició imponiendo un rejón de castigo al de Torreón de Cañas, el cual de inmediato  mostró la mansedumbre, reto a superar, que el caballero Cartagena, consiguió por la impecable técnica que posee, así como por la solidez de su arte.

Hizo todo para encelar al astado y conseguir que deambulara por el redondel, utilizando  la bandera del rejón de castigo hasta lograr que el toro estuviera metido  en el caballo. Ya con las banderillas, hizo gala de la alta escuela que atesoran  sus  caballos, ejecutando la suerte y toreando  en todo momento, Andy, quien ha estado en maestro dejando la apasionada entrega; mientras el público asistente emocionado fue conducido al éxtasis por si actuación entre gritos de ¡torero! ¡torero!

Esta noche, Andy Cartagena, cayó de pie ante el exigente público de Morelia en la tradicional Corrida de día de muertos, que años hacía no lucía una plaza con tanta gente, y que han quedado satisfecha por esa pasión y entrega del gran rejoneador español.

Dejaría un rejón de muerte en buen sitio, que ha sido suficiente para que claudicara el astado, y así pasear con gusto y la satisfacción que da la entrega a raudales, las dos merecidas orejas que se han exigido tras mostrar la solidez de su arte.

Quien también realizó una labor buena fue un entusiasta, Emiliano  Gamero, quien todavía se encuentra desarrollando su tauromaquia y por ello hay más impacto de las cuestiones de forma sobre las del contenido; es como un vino joven, afrutado pero que pronto tendrá solera.

Pronto hallará el fuego de la pasión que ofrece un contenido en ebullición. Ha sido en su segundo que mostró el gran entusiasmo que tiene por este mítico arte, recibió a ese ejemplar, con la garrocha como en faenas camperas, templado la embestida del toro de la ganadería de Pablo Moreno que resultó un magnífico colaborador.

Ya en el tercio de banderillas, luciría por gamerinas de perfecta ejecución, combinando con piruetas que han dejado al público gustosos de su actuación. Para así cortar  dos orejas.

Y en esta noche los toreros de a pie no tendrían grandes  posibilidades en sus lotes puesto que hasta, Diego Silveti, escucharía  los tres avisos en su primero; ¿que más se puede decir de, Diego?, quien debe reflexionar y mucho sobre lo que es el futuro de su paso por los ruedos, muy a pesar de que su entusiasta prensa se pase diciendo que había causado atractivo en Morelia, nada más lejano a la verdad, puesto que el público le hizo notar que anda no sólo mal, sino lo que le sigue. Tras su intrascendente comparecencia, seguimos pensando que puede ser un buen ciudadano de este país, pues paso lista de presente para decir absolutamente  nada, y eso creemos que debe ser alarmante para él.

De, Andrés Roca Rey, quien viene de una campaña exitosa en España, esta noche en Morelia le correspondió un lote infumable. Su primero se despitorró y fue devuelto a los corrales. Con el segundo toro, y ya después de tener mucha paciencia para que el astado respondiera, pudo dejar trazos por la derecha que le  fueron fuertemente coreado. Al final, todo quedaría en palmas para el toreo  peruano, que en la realidad no dicen nada de su sólida tauromaquia que esta noche no tuvo con qué brillar.

Al final, los caballeros en plaza, saldrían por la puerta grande de la Monumental de Morelia, ante el notable reconocimiento del respetable.

___________________________________

___________________________________

@TorosenelMundo_

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________