En Zaragoza… Dos orejas para Cayetano que recibe una grave cornada

Zaragoza. Miércoles 11 de octubre de 2017. Cerca de tres cuartos. Quinta de la Feria de El Pilar. Se han lidiado tres toros de Juan Pedro Domecq (el 5º jugado como sobrero tras devolverse el 3º y correrse turno) y tres toros de Parladé (1º, 2º y 3º bis), desiguales de presentación; han resultado mansos, descastados, unas prendas.

Enrique Ponce: Silencio, oreja tras aviso con petición de la segunda y vuelta al ruedo tras aviso en el que lidió por Cayetano.

Cayetano: Dos orejas en el único que mató.

Ginés Marín: Ovación con saludos y silencio.

Detalles:

Jesús Díez Fini y Manuel Izquierdo saludaron tras parear al tercero e Iván García y Alberto Zayas hicieron lo propio tras banderillear al sexto.

Parte médico de Cayetano:

Herida por asta de toro a nivel de la cara interna del tercio superior del muslo izquierdo con orificio de entrada de 6 cm. y tres trayectorias: una superior que llega hasta el pubis, otra posterior de 10 cm. que desgarra las fibras de los músculos aductores y otra inferior de 20 cm. que dislacera las fibras del cuádriceps. Profusa hemorragia a expensas de vasos musculares de pronóstico grave que sí le impide continuar con la lidia“.

___________________________

Cayetano llegó a Zaragoza, apuntó y concretó, si bien es cierto que hubo drama en su participación, también hubo triunfo en su indiscutible hazaña épica. Francamente ha estado muy bien, por encima de su mansurrón y geniudo toro. Se movía rápido de salida el de Parladé, otro manso con genio y consiguió pararlo a la verónica. Ya con la muleta, el inicio torero con los remates por bajo recibió los olés del tendido. Se arrancaba de lejos el astado con transmisión, pero lo caló por el izquierdo desde el comienzo. Las primeras tandas con la diestra fueron con largura, ligazón y torería. Cuando lo probó con la zurda fue directo hacia él corneándolo de gravedad. Una cornada con tres trayectorias, orificio de entrada de 6 centímetros y dos de las trayectorias de 10 y 20 centímetros en la cara interna del muslo izquierdo que le provocaron importantes destrozos musculares. Cayetano estando consciente de la seriedad de su cornada, pudo haber ido de inmediato a la enfermería, pero no lo hizo, se quedó para tras dejar una serie con la diestra plena de templanza, dejar un certero estoconazo, que hizo claudicar al astado, lo que ya no pudo ver el valentísimo torero, porque tan pronto rubricó fue conducido a la enfermería. La petición fue real y abundantes, al unísono exigieron dos orejas que fueron merecidamente concedidas.

Enrique Ponce, no tuvo ninguna opción ante su primero de Parladé, un flojo y falto de raza al que no le pudo sacar ni un muletazo. Se le atragantó también con los aceros. Y son sus toros predilectos.

El cuarto, hermano del toro que indultó Ponce en Málaga, como era de esperarse la mansedumbre puede tener diversas manifestaciones o da un toro bobalicón con el del indulto, o con ciertas complicaciones, este las dio en los dos primeros tercios. Cuando cogió la muleta y con un cambio de mano, metió a todos en faena ya que Ponce confió en el toro. Faena cuidando las formas con un manso que le dejó estar a gusto, para hacer una de esas faenas de las llamadas bonitas, pero que deja en el espíritu un gran vacío por la falta del toro bravo. Estocada defectuosa entera, se le pidió con no mucha petición la segunda, pero el presidente solamente concedió un apéndice.

El que mató en sexto lugar, correspondiente a Cayetano fue un toro al que le faltó fondo, porque la mansedumbre se extremó. Ponce pudo estar con cierta holgura incluso intentando ceñirse al bovino. El toro se vino a menos y el divo de Chiva, se puso metido entre los pitones de un toro que ya no podía ni con su alma. La espada resbaló con una banderilla y en el segundo intento dejó una media que necesitó del descabello. Salió al tercio para escuchar la ovación, como ya era el último toro, decidió dar la vuelta que nadie protestó.

Ginés Marín es uno de los jóvenes que promete mucho y estamos seguros que cumplirá. Tenía su primero de los dos compromisos en la Feria del Pilar y en el quite por chicuelinas al segundo de la tarde mostró su carta de intenciones. El tercero titular se lesionó en banderillas y salió el reseñado como sexto de Parladé. Otro manso reticente, que no fue óbice para que Ginés estructurara faena de importancia con series intensas y de contenido. Lastima grande que con el acero se le hubieran ido las posibilidades de conquistar una merecida oreja. Pocas opciones tuvo ante el quinto, imposible sacarle partido, los parladés de Juan Pedro y sus juampedros no fallaron en lo que se esperaba, mansedumbre y descastamiento.

________________________________________________

________________________________________________

@TorosenelMundo_

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________