En Madrid… Conquista una oreja Gómez del Pilar de un buen toro de Dolores Aguirre

Las Ventas. 5 de junio de 2017. Vigésimo sexto festejo de la Feria de San Isidro. Cerca de tres cuartos de entrada. Toros de Dolores Aguirre, el tercero ha tenido calidad, aunque se acabó pronto, se rajó por el lado natural y ya no quiso embestir. Los demás fueron peligrosos, a la defensiva en casi todos sus tiempos.

Rafael Rubio Rafaelillo: Silencio y silencio

Alberto Lamelas: Silencio tras aviso y ovación tras aviso

Gómez del Pilar: Oreja tras aviso y ovación tras aviso.

_______________

La juventud de Gómez del Pilar ha dejado muestras de pasión y ganas por triunfar en el mundo del toro, lo cual no deja de ser buena noticia, porque significa que el relevo generacional ahí esta, sólo hay que apoyarlo; Noé, porque así se llama este buen torero, llegó a su compromiso con sólo una corrida toreada, y fue hace dos meses, lo que habla mucho mejor de este torero.

El primero toro, para Rafaelillo, mostraría un comportamiento cambiante a lo largo de su lidia, pues tuvo momentos de no querer nada de los capotes, en cambio se arrancó y fue presto al caballo, en donde le dieron fuerte castigo. Embistió con fuerza, a pesar de tener poco recorrido en sus primeros instantes. El diestro cogió la muleta, y el desarrollo de la faena supuso tener que poner coraje sobre el ruedo, y el valor suficiente para torear a un ejemplar que cabeceaba y se movía con violencia. Rafaelillo, que es un torero honrado a carta cabal, extrajo algunos pases en los que el toro acababa de extraña y peligrosa forma. No hubo opciones para una ligazón sentida, y el murciano tuvo que darle muerte, y más tarde el descabello.

Su segundo toro saldría desde inicio bastante suelto, peleó en el caballo, derribando a Juan José Esquivel, y fue presto en banderillas. La faena del cuarto de la tarde estaría marcada por la querencia del toro, ya que acudía a las tablas de forma constante. Rafaelillo buscó los terrenos del toro intentando obtener pases de calidad. Anduvo suelto el toro yéndose nuevamente a las tablas. Únicamente con la izquierda tuvo destellos que impactaron gratamente, pero volvía a la actitud defensiva propia de la corrida de hoy. La estocada fue buena, pero Rafaelillo no tuvo su día con el lote que le tocó.

El segundo de la tarde sería para Alberto Lamelas, el cual tuvo que lidiar con un ejemplar suelto y alegre en su salida. Fue presto y se desplazaba de forma correcta en los primeros momentos. La faena de muleta también estaría marcada por  los cabeceos a la defensiva por parte del astado. Fue difícil buscarle y encontrarle los tiempos al toro. Por su pitón izquierdo tuvo más ritmo y transmisión, pero pocas opciones dio al diestro. En un momento dado, el animal alcanzó al matador, y lo echó al suelo, afortunadamente sin males mayores que un soberano susto. La estocada fue entera, y más tarde hizo efecto el descabello.

El quinto, de idéntico comportamiento al segundo, saldría presto al caballo, y repetiría en su comportamiento en la lidia. Saludo Juan Navazo en banderillas. En la faena el toro se vino a menos, ya que comenzó su tercio con buen ritmo y movilidad, anunció un esperanzador tercio muleteril. Más por el derecho que por el izquierdo, por dónde embestía con menos clase. Por el pitón derecho hubo más templanza y acoplamiento entre toro y torero. Enseñó el diestro a embestir al quinto, pero no hubo ligazón. La suerte de muerte fue algo complicada, ya que la espada entró entera y salió. El segundo estoconazo fue certero.

Gómez del Pilar torearía en tercer turno, y esperaría al primero de su lote a porta gayola. Pero, el toro salió despistado y suelto, sin embargo, la larga no quedó en saco roto. Nuevamente fue presto en el caballo. En la faena, el toro tuvo aceptables condiciones, fundamentalmente con calidad. Tuvo un torero que a pesar de su poco bagaje consiguió ligazón y supo aprovechar las buenas embestidas que fue consiguiendo en donde hubo humillación. El astado permitió al joven matador conectar con él y obtener series templadas primero por la derecha y más tarde por la izquierda. Los pases de pecho propinados por Gómez del Pilar, fueron de mucha categoría, y el toro lastimosamente se acabó rajando por el lado natural cuando sintió que frente a él había un torero con poder. Hubo clase en el ejemplar de la siempre bien recordada ganadera Doña Dolores Aguirre, y junto con el aplomo del diestro, sumaron series de encomiable calidad. La espada estuvo bien colocada, y el público se rindió, exigiendo merecido trofeo que deseo le ayude a sumar más festejos porque es un joven que tiene muchos argumentos.

Nuevamente con el sexto intentó una porta gayola el joven Gómez del Pilar, pero ésta vez aguantaría mucho más, ya que el toro salió más suelto, bordeando literalmente las rayas concéntricas del redondel. En la lidia se aclararía en su seriedad y fondo. Durante la faena de muleta, seguiría la tónica del anterior toro de su lote, pues también alardearía de profundidad y recorrido, más por el derecho que por el izquierdo. Se vino a menos el ejemplar, y dejó de apretar por ambos pitones. Se rajó el sexto imposibilitando el triunfo del joven matador. Rozó la puerta grande en la tarde de hoy, ojalá y en una bien ganada próxima comparecencia así ocurra.

De nuevo pudimos ver hoy en Las Ventas una corrida en la que hubo de todo, pues vimos un lote manso y descastado para Rafaelillo, pero por el contrario movilidad, ligazón y casta en los dos ejemplares de Gómez del Pilar, el cual pudo salir por la puerta grande hoy, pero su segundo se rajó y no estuvo acertado en los aceros. La semana torista está dando de sí, y comenzamos a ver toros bravos en Las Ventas y jóvenes que como Gómez del Pilar, dan la esperanza de una sólida continuación para el arte del toreo. ¡Viva la Fiesta!

_____________________________

@Duenases 

_____________________________