En Nîmes… Puerta grande para el novillero Andy Younes

Nîmes (Francia) anfiteatro romano. Segunda de la feria de Pentecostés, con un tercio de entrada en los tendidos, en matinal soleada, se lidiaron seis novillos de Zacarías Moreno, bien presentados, nobles, pero justos de fuerza y fondo; a excepción del 3° de vuelta al ruedo y del 4°.

Andy Younes, ovación con saludos y dos orejas.

Carlos Ochoa, ovación con saludos y silencio.

Alejandro Gardel, oreja y silencio.

Detalles:

Tuvo que desmonterarse Raúl Cervantes tras parear al sexto.

El tercer novillo, número 116 de nombre Cebadilla fue premiado con una vuelta al ruedo en el arrastre.

Andy Younes fue declarado triunfador de la novillada.

____________________________

El torero de Arles Andy Younes se ha llevado esta mañana la Capa de Oro número 56 después de una novillada muy interesante de Zacarías Moreno. El joven torero cortó dos orejas de su segundo novillo después de una faena cuajada y variada: pase cambiado, pases de las flores, redondos, bernadinas. Andy Younes usó de todo su repertorio para dar una faena que transmitió intensidad en las gradas. Mató al buen novillo de una entera y cortó las dos orejas. Su primer novillo tuvo muy pocas fuerzas y Andy tuvo que medirlo en todos los tercios. El torero, muy inteligente, le dio mucho tiempo en el principio del trasteo para ir a más al final de la faena. Estoconazo y ovación con saludos.

El segundo novillo tampoco tuvo mucha fuerza. Además, Carlos Ochoa le dio muletazos de mano muy baja lo que hizo que el novillo se apagara todavía más pronto. Sin embargo, el madrileño consiguió darle muletazos profundos lo que le permitió escuchar una cariñosa ovación. Su segundo fue un animal más parado, que tuvo una embestida muy desordena. Fue muy difícil para el novillero estar a gusto delante del animal. Otra vez dejó percibir un toreo muy largo y profundo por abajo pero el novillo no transmitió emoción y todo quedó en silencio.

A Alejandro Gardel le tocó un novillo de bandera. Después de unas buenas verónicas, el novillo fue dos veces el caballo del picador. Durante la faena, el novillo demostró muchas cualidades: casta, emoción, bravura y clase en la muleta del joven torero al que le faltó oficio para aprovecharlo lo mejor posible. Después de una voltereta se levantó con muchas ganas y logró cortar una oreja del novillo que fue premiado con una vuelta al ruedo. Poco pudo hacer con el último que se quedó sin gas después del tercio de varas. Tuvo que abreviar.

____________________________

Fotos: Gregory Boyer

____________________________

@PhilippeGilMir

______________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

______________________________________________________