En Monterrey… Diego Silveti y El Payo salen a hombros

Monterrey, Nuevo León. Viernes 18 de Noviembre 2022. Monumental Lorenzo Garza. Con la noche fría y húmeda se llevó a cabo la última corrida del serial taurino programado para este mes, ante un poco más de un tercio de plaza, se lidió un encierro de la ganadería Fernando de la Mora, mansos, algunos con movilidad, eso sí muy justos de presencia y muy cómodos, sumamente cómodos de cornamenta; solamente el de regalo mostró debilidad, ya que cayó constantemente a la arena.

Julián López El Juli: Palmas tras aviso y una oreja.

Octavio García El Payo: División de opiniones y oreja protestada; y oreja en el de regalo.

Diego Silveti: Dos orejas y ovación

__________________________

Mis vecinos de lugar insistieron toda la corrida que hacía falta mayor presencia en los toros, mayor trapío, pero se entendía que las empresas tienen que complacer a las figuras, y es quizá este el motivo del por qué hubo tan modesta entrada. La desilusión es un sentimiento adverso que se provoca al descubrir la falta de verdad en alguien que intenta imponer algo que no va con la liturgia.

Es posible que se podría argüir a que el frío hizo que la entrada fuera tan mala, podría ser, pero cuando un torero interesa el clima no es factor decisivo. El Juli estaba en el cartel y no ha tenido buenas entradas en México desde hace mucho tiempo, justo por la muy reducida presencia de los encierros que exige.

Quien ha estado bien fue el matador Silveti, con disposición y entrega. Así estuvo en medio del gélido clima que se vivió ante un lote que no fue el propicio.

Al tercero de la noche le recibió con verónicas ceñidas para irse poco a poco del tercio a los medios y ahí recortó con una media.

Después del turno de varas realizó un quite por voluntariosas gaoneras para terminar con una revolera. Con la tela roja hubo una faena de mérito con ambas manos lo que la gente le reconoció. En repetidas ocasiones se le escuchó a los asistentes insistirle que siguiera toreando, sin embargo sabía que el tiempo corría. Antes de perfilarse a matar se lució con manoletinas. A pesar del medio estoque que dejó en el primer intento que no fue suficiente, por lo que tuvo que descabellar en la primera oportunidad existió una fortísima petición de oreja y le fueron concedidas dos.

Con el cierra plaza un astado que mostró más sentido, ya que tendía a quedarse corto por el lado derecho y observar en diversas ocasiones a Diego como avisándole que podía hacer por el. Sin embargo, el torero demostró su valentía quedándose en sitio y pisando los terrenos del burel. Con el capote dio una variedad de lances destacando en quite las tafalleras en los medios.

Con la muleta realizó una faena que ha sumando más pases por el lado natural, debido a que el toro se revolvía por el lado derecho. Aún así hizo una labor por ambas manos plausible. La espada la dejó ligeramente caída, sin embargo el público lo ovacionó.

El Payo con el primero de su lote a pesar de lo bien hecho con la espada no tuvo mucha suerte escuchando hasta un aviso, después de haberse tirado tres veces, poniendo fin hasta el segundo descabello.

Con el quinto si bien estuvo mucho mejor que en su primer toro, lo que tal vez podría haber hecho falta fue la transmisión hacia el público. A pesar de eso, un sector del público al margen de haber fallado en el primer intento, pidió una oreja que fue concedida y protestada.

Con el de regalo pretendió realizar su mejor faena, no obstante, la debilidad que presentó el animal le hizo perder las manos y cayó a la arena en diferentes ocasiones, lo que hizo perder el lucimiento. Dejó un estoque desprendido, otorgándole una oreja.

Y que se puede decir de Julián López que no se conozca ya después de tanto tiempo en esto. Con el abre plaza habían muchas expectativas con él. Su saludo con el capote mostró verónicas correctas. Con la tela roja, inició con la mano derecha y de inmediato una gran sector, del poco público que fue, comenzó a estar con El Juli. Hizo algunas tandas dentro de su estilo, si bien falto de calidad pero que resultaron correctas. Con el acero falló, ya que en el primer viaje el julipié le falló, por lo que decidió intentarlo una segunda ocasión para así dejar una espada un tanto desprendida.

Con el cuarto de la noche, un toro exageradamente cómodo de cornamenta, como normalmente acostumbra torear en México, lo recibió con el capote cerca de tablas dejándolo pasar en su primer viaje, bajando los brazos, para continuar hacia adelante. Con la muleta, hubo más interacción con los asistentes dándoles gusto en lo que hizo. El acero lo dejó en ligeramente desprendido.

Antes de retirarme de la plaza escuché a un grupo de aficionados decir que fue una falta de respeto que el matador Juli se la pasara protegiéndose del frío en un palco, a diferencia de sus compañeros que estuvieron al pendiente de la lidia. Entonces recordé que de una parte de la plaza le gritaron “¡Juli salte al callejón!“, pero como era obvio no les hizo caso.

________________________________________

________________________________________

________________________________________

@CarithoRz

________________________________________

Les compartimos nuestro QR para fácil acceso a TorosenelMundo

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________