El reportaje de Philippe Latour… ¡Pincha, ganadería naciente!

No vienes a Lodosa por casualidad… Este pequeño pueblo de 5.000 almas situado en Navarra no tiene ningún encanto especial ni mayor atractivo turístico. Para el aficionado, Lodosa, no es ningún rincón perdido ni desconocido. Aquí se encuentra la ganadería Pincha propiedad de José Antonio Baigorri.

Esta ganadería está surgiendo y varias actuaciones de sus pupilos en la novillada (San Perdón, Pamplona) no han pasado desapercibidas. En la finca El Ontanol, estamos lejos de las imágenes de El Epinal, de las ganaderías andaluzas, verdes pastos y placitas de tienta encaladas. Sólo se observa trabajo duro, rústico y lo esencial. No estamos aquí para disfrutar sino para trabajar.

El período de tentaderos ha comenzado y durará hasta principios de enero. Si bien, los toros tienen procedencia Domecq (de Gerardo Ortega y Marqués de Domecq), la nobleza no es la cualidad principal que busca el ganadero. Habla de bravura y resistencia (casta)… La exigencia es la seña de identidad de esta joven ganadería ( el hierro de Pincha existe desde 2002), y la prueba de la pica es el acto fundamental del tentadero.

¡No menos de 6 encuentros con el caballo, es la exigencia!

Finalmente, cuando se habla de encuentros, es un eufemismo y cuando el ganadero le ordena a Ramitos, el picador, que vaya allí, no es por fingir.

Tentadero

El martes 1 de noviembre se dio el segundo tentadero de la temporada. Para probar las cuatro vacas, Francisco José Espada y Ángel Téllez . Durante dos horas tuvimos el privilegio de presenciar una faena campera de altos niveles. En efecto, dos horas para cuatro vacas no fue ningún tiempo perdido, compareciendo cuantitativamente lo cualitativo.

Sólo la primera vaquilla mostró ser reservona en el momento de acometer al peto y sentir la puya. Ella fue, sin embargo, de gran nobleza. Espada dijo que era una muy buena vaca, opinión que no compartió el exigente ganadero.

Correspondió en segundo sitio a una colaboradora muy hermosa. Lo menos que podemos decir es que después de ir más y más lejos sobre el caballo, la becerra empujó bravamente cuando sintió la puya.

En la muleta esta vez, torero y ganadero coincidían ante la calidad de su embestida. Francisco José Espada lo aprovechó al máximo para una larga y pletórica faena a base de generosas series de muletazos.

Al ver la sonrisa franca de Ángel Téllez al final de sus dos actuaciones, era razonable pensar que estaba muy satisfecho. Se mostró muy cómodo frente a las dos vacas que tuvo en suerte. Realizó dos faenas yendo “a mas”, la última finalizando con pases llenos de sentimientos.

Esto sólo pudo ser posible porque ganó el premio mayor. Todo se unió: valentía, casta, recorrido. Después de veinte minutos de embestir incansablemente, por si fuera poco, las señoritas se internaron en el campo abierto que está junto a la placita.

Acometieron durante dos o tres series complementarias para probar si su capacidad de mantenerse fijas en el engaño, mientras los amplios espacios abiertos ofrecían la posibilidad de huir del oponente.

El próximo año, Pincha tiene tres novilladas (incluida una para Pamplona), así como una corrida esperando en el campo; lista para lucir con orgullo los colores verde y rojo de la ganadería.

Con el rigor como virtud fundamental de la ganadería, si tenéis la oportunidad de ir a ver los encierros en donde serán lidiados, ¡no dudéis en ir no los decepcionarán!

___________________________________________

___________________________________________

___________________________________________

@monteraquipleur 

_____________________________________________

Les compartimos nuestro QR para fácil acceso a TorosenelMundo

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________