En la Opinión de Pepe Mata… Andrés Roca Rey y sus maravillosas vacaciones en México

Nunca me preocupo por la acción, sino por la inacción”: Winston Churchill

  • Advertencia: Siempre es oportuno advertirle tanto a ganaderos como a toreros que esta artículo no es apto para ellos, porque aquí no aparecerán ni los falsos elogios ni las inútiles justificaciones para acomodar todo en una artificiosa ficción y así dañar al arte del toreo. Para ello, existe la prensa corrupta, la que enaltecerá el engaño e intentará convencer a la buena fe de los lectores de lo que no ocurrió en el redondel. Bajo advertencia… no hay engaño.

¿Cómo defender lo indefendible?

¿Cómo defender a la inacción porque se prefiere la comodidad del bobitoro en lugar de enfrentar a la grandeza del toro bravo y encastado?

¿Cómo defender que los pequeñajos con escandalosa sospecha de cornicure sustituyan a la incontestable verdad del toro íntegro?

¿Cómo hacer entender que el engaño es lo que le ha hecho gravísimo daño al arte del toreo?

¡Cómo!

Vivir en el engaño pareciera que es la sentencia para una tradición milenaria, mágica, mítica y trascendente, que los propios toreros y los mismos ganaderos están cavando la tumba en tan poco tiempo después de haber sobrevivido a miles de circunstancias.

Los antitaurinos -en medio de los figurines- acaso y son unos inocentes y frágiles niños de pecho, frente a todos aquellos que denuestan desde adentro a la verdad de la tauromaquia.

¡Vaya encrucijada!

De no ser por la analfabeta manera de seguir imponiendo un sistema arcaico, obsoleto e inoperante que tanto daño le ha hecho a la tauromaquia, todo sería inmejorable.

Pero… ¡no!

_____________________________

Andrés Roca Rey con este gracioso pequeñajo en Guadalajara. Por favor, que su mirada no los dirija a su cornamenta… comenzarían las sospechas. Recordar que ya le habían regresado el 2º por impresentable

___________________

No, no es una tienta de luces organizada en Guadalajara por, Andrés Roca Rey. Si ese capote casi cubre al pequeñajo. Por favor, no ver la cornamenta para evitar suspicacias

_____________________________

Pareciera… sólo pareciera, que, Andrés Roca Rey, asumió la misma destructiva postura que los figurines; y está de vacaciones en México… de maravillosas vacaciones en tierras mexicanas.

Solo que la diferencia está en que los figurines -Ponce, Juli, Talavante, Morante, etcétera, etcétera, etcétera- nacieron en una Fiesta que gozaba de cabal salud y la fueron menoscabando a través de sus imposiciones del toro disminuido en todo, hasta que consiguieron echar de las plazas al público por la falta de verdad en el redondel.

No obstante, Roca Rey, nació en esa Fiesta pisoteada, derruida, atacada por la evidente crisis que la llevó a una vulnerabilidad alarmante y merced a los incuestionables argumentos de, Andrés, comenzó a llenar todas las plazas europeas y luego hizo lo propio en Sudamérica.

Falta México, porque empezó como terminaron los figurines… con el pequeñajo bobalicón y con estentórea sospecha de cornicure.

¡Sí!

¡Sí!, justamente con todo lo que le hartó al público mexicano de los figurines, Andrés, transita por la inadmisible comodidad con singular alegría; por el mismo derruido camino  de los pequeñajos, de las ganaderías comerciales llámense los ferdinandos, bernalditos o teofilitos; y por ello, no ha podido convencer de toda su luminosa valía, que se eclipsa por la falta de verdad.

No ha llenó en febrero reciente a la Monumental México en los festejos de su aniversario, acaso y llevó a unas 10 mil personas; no ha llenado en su actual incursión Aguascalientes y Guadalajara, acudiendo a verle torear, sólo la gente de ocasión, o como le llaman en España…

… la gente del clavel.

_____________________________

Este pequeñajo fue para, Andrés Roca Rey, en Aguascalientes. Sí, una modesta cornamenta y por favor, no detallen

___________________

Otro pequeñajo para, Andrés, en Aguascalientes. Por favor, no detallen en la cornamenta. ¿Qué le vamos hacer?

_____________________________

Que cortó una orejilla de bisutería en Aguascalientes, bueno, no convulsionará a la historia del toreo; que salió por una puerta grande tan devaluada como un billete de dos dólares, qué mas da; hasta le regresaron a los corrales a su primero -segundo del festejo- por haber estado impresentable, aunque el sustituto tuvo unos gramos más.

Esto no le llevará a la grandeza ni a realizarse a plenitud, teniendo todo, todo, absolutamente todo a su favor, si él lo decidiera.

¿Por qué ha hecho eso Andrés cuando posee innumerables posibilidades de cambiar todo para bien?

Es como he sustentado un torero de los que nacen cada 100 años para revolucionar todo para bien, y él no ha asumido en toda la dimensión su verdadero papel histórico.

Un caso para Sherlock Holmes.

Después de una temporada fructífera en la Europa taurina, en donde volvió a demostrar, que no es sólo la primera figura en España y Francia, sino la única figura del toreo, porque sólo él llena los cosos españoles y franceses; llegó a América y causó aristocrático revuelo en Perú, porque junto a él hizo acto de presencia una admiradora real…

_____________________________

_____________________________

… admiradora real, no sólo porque sea una circunspecta y fiel seguidora del artista de Lima, sino porque proviene de la Casa Real Española: la Excelentísima Señora Dª Victoria Federica de Marichalar y Borbón, sobrina de S. M. el Rey de España, Felipe VI e hija de Su Alteza Real la Infanta Dª Elena de Borbón y Grecia.

_____________________________

Andrés Roca Rey, con un toro de Adolfo Martín, mismo encaste del que hay en México. Se ve la abismal diferencia. ¿Por qué en España sí y en México no?

_____________________________

Esto que resultó un acto más para la prensa rosa, entretuvo allá, pero acá… solo y sin la realeza, se le ve inmerso en un mundo al que no pertenece y su verdad le exige a su esencia cambiar para bien.

Eso de los figurines no es ni nunca ha sido ni será -eso supongo- su espejo a seguir.

¿Algún día, Andrés Roca Rey, decidirá estar ungido plenamente por la verdad y con esto devolverle la grandeza perdida a toda la Fiesta?

Eso se espera.

Porque en el panorama inmediato, sólo él lo puede hacer.

Sí, es un misterio insondable que sólo lo puede resolver el propio, Andrés, por supuesto, si un buen día, decide visitar -en medio de la reflexión- a la autocrítica y acepta el reto de revolucionar la Fiesta, la Tauromaquia, el arte del toreo, con base de la insoslayable verdad que sólo tiene espacio para el insustituible toro bravo, encastado e íntegro.

Sólo así trascenderá como el mejor y conducirá a la tauromaquia para luminoso puerto.

Ojalá que la inacción la transforme en venturosa acción.

¡Dígase la verdad… aunque sea motivo de escándalo!

______________________________________________

______________________________________________

@PERIODISTAURINO  

______________________________________________

Les compartimos nuestro QR para fácil acceso a TorosenelMundo

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV 

___________________________________________________________________________