En Logroño… Leo Valadez entusiasmó con su buen toreo

Logroño. Tercera de la Feria de San Mateo. Poco más de un cuarto de plaza. Toros de Zalduendo; el sexto tris de Esteban Isidro, correctos de presentación, con movilidad.

Antonio Ferrera: Silencio y oreja.

Paco Ureña: Oreja y silencio.

Leo Valadez: Oreja con petición de la segunda y ovación

________________________

Otra vez poca asistencia, ahora en la plaza de Logroño, una pena, y no es porque el público no desee ver una buena corrida; ese será el misterio a resolver por los representantes de la empresa. Porque público que quiera ir a ver corridas de toros sí lo hay. Algo no han podido complacer desde hace algunos años ni en Bilbao ni en Salamanca ni en Logroño y por ello, salvo cuando acude Roca Rey, los cosos de BMF, se ven tristemente semivacíos.

_________________________________

Lamentablemente, muy poca gente fue testigo de la entrega de Leo Valadez

_________________________________

Leo Valadez es un talentoso joven mexicano nacido en Aguascalientes, quien desde que nació, prácticamente, es torero. Y este día en Logroño convenció al poco público que acudió. El tercero fue un toro propicio para el triunfo, y el torero lo supo aprovechar a cabalidad. Desde con el capote puso la nota alta.

Banderilleó con soltura y precisión y ya con la muleta consumó una faena de importantes alcances arquitectónicos. Después de oficiar con la espada el poco público que había en medio de la inmensidad de esa gran plaza, ordenó al presidente a dar dos orejas. Él sólo concedió una que es potestad del público, la segunda la denegó porque esa sólo la autoriza él.

_________________________________

_________________________________

Eso no hizo venir a menos al joven hidrocálido, quien vio pasar en el sexto sitio a tres toros dos de la ganadería titular que tuvieron que ser devueltos por haberse incapacitado para la lidia; y al final salió uno de Esteban Isidro, que a pesar de que su mansedumbre fue el factor a resolver, lo hizo Leo, consumando una faena de inquebrantable entrega, lo que le fue reconocido.

Antonio Ferrera continúa por su campaña histriónica. Con su primero intentó, hizo todo, pero no concretó. Pasó a la enfermería porque según se dijo se hizo daño cuando puso la espada. Salió a enfrentar al cuarto como si no le hubiera pasado nada, pero llevaba una cornada de esas que llaman cerradas.

_________________________________

_________________________________

Ahí su repertorio ya conocido, gracejaras y demás, hasta cortar la oreja. No, no dio vuelta porque tuvo necesidad imperiosa de acudir a la enfermería por la herida ya comentada.

Con su primero -segundo del festejo- Paco Ureña intentó y consiguió con un toro que tuvo movilidad y se prestó para sumar series plausibles. Una entera correcta y la oreja. Esforzado estuvo con su segundo, con el que no pudo sacar algo de provecho que hubiera convencido a la asistencia. Y todo quedó en la buena intención.

_________________________________

______________________________________________

______________________________________________

@TorosenelMundo_

______________________________________________

Les compartimos nuestro QR para fácil acceso a TorosenelMundo

_________________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________________