En Castellón… Los tres en hombros

Castellón. Segunda corrida de la Feria de San Juan. Media entrada. Toros de Daniel Ruiz, de justa presencia, mansos con movilidad.

Julián López El Juli: Silencio y dos orejas.

José María Manzanares: Dos orejas y oreja;

Andrés Roca Rey: Dos orejas y ovación.

____________________

Llegaron los bovinos de Daniel Ruiz, esos gráciles caramelillos que el único gran beneficio que dan, cuando deciden embestir en medio de su demoledora mansedumbre, es la movilidad. En este festejo tuvieron la añorada y facilona movilidad y hubo triunfos.

No se llenó, se quedó a la mitad el coso, porque Julián ya está muy visto; Manzanares nunca ha sido torero que arrastre público; y el único que sí lo hace y siempre será una novedad a descubrir, Andrés Roca Rey, tuvo tres impedimentos para que pudiera llenar… sus alternantes y los bovinos de Daniel Ruiz.

Que le quede de lección a, Roca Rey, que no debe seguir los pasos de las mal llamadas figuras. Que enfrente al toro en todo su esplendor, porque además él sí puede hacerlo.

El Juli con su habitual toreo vulgarcillo, intentó conseguir algo que interesara al público, pero tuvo como obstáculo un primer animalillo invalidón y lo demás ya es historia.

Con su segundo, un toro de aceptable movilidad y evidente obediencia, hizo una faena que entusiasmó al público, porque el torero de Velilla, tiene sitio y oficio, para jalar de estos franciscanos animalillos y concretar una faena que impacte. Si agregamos su famoso y espectacular julipié todo está consumado.

Manzanares es un buen torero que luce con el toro en toda su dimensión y le hace mejor a su expresión. Sin embargo, insiste en anotarse en los carteles con estos animalillos comerciales, que acuden con la obediencia borreguna. Justo como los que tuvo esta tarde para hacerles todo y mucho más y así entretener a los alegres tendidos. A su primero le cortó dos orejas tras una faena pulcra, de esas que llaman bonitas, y en donde el animalito acudió con la alegría de un buen samaritano. Manzanares, a gusto, compuso la figurilla y lució mejor la faena.

Otra oreja vendría con su segundo que le dio opciones de todo. Pases por aquí, pases por allá, y todo en la plena felicidad.

Andrés Roca Rey es ahora mismo el mejor torero. Puede con todos los toros. Por ello no se entiende que elija este tipo de ganaderías que no le hacen trascender en sus propuestas creativas. Desde el pináculo toreó y muy bien, momentos auténticamente soberbios, porque hizo al animalillo como quiso. Y claro que después del mortífero estoconazo vería llegar las dos orejas.

Otra faena contundente con otro bovino, hizo de todo, porque él puede con todo y mucho más. De no haber sido por su fallo con el descabello habría paseado dos orejas más.

______________________________________

______________________________________________

______________________________________________

@TorosenelMundo_

_________________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________________