En Vic-Fezensac… Triunfa la ganadería de Baltasar Ibán

Vic-Fezensac (Francia). Arènes Joseph Fourniol. Domingo 5 de junio 2022, matinal. Tercera de la Feria del Toro para Pentecostés. Corrida de toros. Se lidiaron seis toros de Baltasar Ibán, muy bien presentados, encastados con raza, exigentes y bravos, transmitiendo mucho en los tendidos. Casi lleno.

Rubén Pinar: Ovación con saludos y silencio con algunos pititos.

Javier Cortés: Ovación con saludos tras dos avisos y silencio.

Damián Castaño: Silencio tras aviso y silencio tras aviso.

Detalles:

Una vez concluido el paseíllo, se guardó un minuto de silencio en homenaje a Stéphane Oller y Raymond Macary anbos miembros del “Club Taurin Vicois” recientemente fallecidos.

Grand ovación al propietario de la cuadra de caballos Alain Bonijol quien saltó al ruedo para defender a su equino « Calice » espectacularmente derivado por el quinto de la corrida.

Fue ovacionado el picador Juan Charcos Reinosa tras haber picado con gran eficacia y en cuatro ocasiones al sexto.

Tras la muerte del sexto, dio la vuelta al ruedo el mayoral de la ganadería de Baltasar Iban, Domingo Gonzáles.

Aquí hallarán el sorteo de la corrida

_____________________________

Javier Cortés realizó una actuación digna ante su primer oponente. Estuvo firme ante el muy complicado quinto. Superaron Rubén Pinar, marginal, y Damián Castaño, que además mataron mal, quedaron por debajo del potencial de estos grandes toros de Baltasar Ibán.

Desgraciadamente el primero que salió fue mal picado, se llevó tres varas, la última acudiendo desde los medios. El toro fue noble, respondió bien. El torero albaceteño dejó pases por la derecha, pero se quedó muy marginal. Por la izquierda, el toro fue más complicado. Pinar ligó tandas con la mano diestra toreando con el pico que se lo reprochó el respetable. Mató de una estocada en su sitio y eficaz. Fue ovacionado desde el tercio.

El cuarto, un castaño muy bonito, fue aplaudido de salida. Tomó tres puyazos, uno de los cuales fue en la paletilla. Rubén Pinar realizó un muy buen quite por chicuelinas. Inició la faena por lo alto, el toro fue noble. Pero se le notó el tercio de varas. Le faltó chispa en la primera serie por la derecha. Tras una buena tanda con la mano zurda, volvió con la diestra y lo lidió sobre el viaje, no supo aprovechar la nobleza de su oponente. No cuajó su labor muletera entre toro y público. Es decir que también se vino abajo el toro. Mató de una estocada baja y oyó algunos pititos.

El segundo, más ligero, estuvo muy bien armado. Tomó tres varas viniendo al paso y sin empujar. Si se le deja pensar demasiado, escabia en el ruedo. Contra un burladero se dañó un pitón. En la primera serie, se defendió más que de atacar. Javier Cortés con oficio y técnica, ligó tandas de buena factura. El de Baltasar Ibán fue a más sobre el pitón derecho. Con la izquierda, también fue interesante. Cortés estructuró una buena faena, bajando la mano y haciendo humillar al toro en la última serie. En el momento de ser fijado para la suprema suerte, empezó a oler el ruedo y le costó a Javier Cortes cuadrarlo. Se ástaco con los aceros con varios pinchazos y descabellos perdiendo de golpe el trofeo. Pero el público reconoció sus esfuerzos premiándole de una ovación con saludos.

El quinto fue toda una belleza y recibió una ovación de salida. Apenas salió del toril, estuvo atento a todo lo que sucedía a su alrededor. Tomó una primera vara, derribando la cabalgadura. Gran ovación a Alain Bonijol que aseguró y protegió su caballo, abandonado por el jinete. A la tercera vara, el toro vino de lejos y empujó. Javier Cortés estuvo en peligro desde el primer muletazo con la mano diestra. El bicho también fue peligroso por el otro cuerno. El astado, fue muy complicado. Cortés se arrimó, probando varios muletazos. Muy rápidamente, debió de tomar el estoque. Desgraciadamente, otra vez, mató mal, A ese torero, no le va bien los aceros perdiendo varios trofeos últimamente. Fue silenciado.

El tercero también fue bien hecho y bien armado. Muy atento a lo que ocurrió en el ruedo, embistió colocando bien la cara en el percal de Damián Castaño. Tomó tres puyazos, acudió caminando y sin empujar realmente. Durante los dos primeros tercios, la lidia a cargo de Marcos Galán fue muy limpia. El toro fue noble, pero con una embestida lenta sobre el pitón derecho. Con la mano zurda, el toro fue algo mejor y a medida que el torero lo obligó más, la faena adquirió otra dimensión. Sin suerte con el estoque, varios pinchazos y descabellos, todo acabó en silencio.

El sexto, también soberbio, colocó bien la cara en el capote. A pesar de no colocarlo correctamente al cabello, se llevó un puyazo empujando con bravura. Se quedó pegado al peto durante mucho tiempo, negándose a interrumpir la pelea. Esta vara valió dos o incluso tres. Todavía se llevó tres más viniendo con bravura y metiendo los riñones. Sonó la música y el público ovacionó al picador Juan Carlos Charros Reinosa. Qué bonito redescubrir el espíritu de Vic-Fezensac. Inició la faena por lo alto y el toro necesitó reponerse tras este tercio de varas donde se ha empleado mucho. Damián Castaño no encontró la lidia adecuada a pesar de unas cualidades nobles. Se dejó un buen toro que estuvo siempre con la boca cerrada. Mató mal, con varios pinchazos y descabellos. Todo quedó en silencio. El público pidió con fuera la vuelta al ruedo que se negó el palco presidencial ya que quedó inédito con la muleta. Fue ovacionado en el arrastre.

_____________________________

Ir a la galería de Philippe Gil Mir

_____________________________

___________________________

@PhilippeGilMir

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________