En Alès… Nino Julián corta un trofeo en la novillada matinal de la Feria de la Ascensión

Alès (Francia). Arènes du Temperas. Sábado 28 de mayo 2022. Novillada sin picadores de la Feria de la Ascensión. Se lidiaron cuatro erales de distintas ganaderías francesas. Salieron en este orden La Suerte, manso, François André, noble, San Sebastián, con pocas fuerzas y Barcelo, noble y dando juego. Un tercio de plaza.

Clement Hargous: Silencio tras aviso.

Nino Julián: Oreja tras aviso.

Ponce de León: Silencio tras dos avisos.

Javier Camps: Ovación con saludos.

Detalles:

Tras la novillada, Max Roustan, alcalde de Alès, y Dominique Cuillé descubrieron una placa en homenaje al ganadero fallecido Philippe Cuillé en la entrada de la plaza.

Se otorgaron dos premios tras la muerte del cuarto.

Premio a la mejor estocada para Clement Hargous y trofeo revelación del “Temperas” a Nino Julián.

Presidió la novillada Stéphane Sauvaire.

_____________________________

El primer eral de la ganadería de La Suerte, fue recibido con una larga cambiada de rodillas por parte de Clément Hargous. Tardo y apretando por los adentros desde los primeros capotazos. Tras un buen tercio de banderillas, el joven espada brindó al público. En la muleta, el novillo fue violento y le faltó raza. Clément, con mucha intención, intentó dejar buenos muletazos con la diestra. El astado, fue muy complicado, acudió a borbotones, con hachazos, volteándose muy rápidamente. Con la mano zurda, el de La Suerte no fue mejor y ofreció pocas opciones al novillero. En la parte final de su trasteo, se fue a menos y acabó en tablas. Tras una espada delantera, Clément volvió con el acero colocando una segunda entera en su sitio con efectividad. Silencio para el novillero.

El segundo fue un ejemplar de François André muy bonito, en el tipo de Santa Coloma. Humilló en el percal de Nino Julián y embistió con entrega. Cuando acudió para un quite, Rafael Ponce fue aparatosamente volteado. Banderilleó el joven espada colocando el tercer par al quiebro. Nino inició su faena a media altura. El novillo fue noble y repitió. El de Nîmes dejó una faena interesante y pausada. Lástima que no le dio un poco más de distancia y largura a su eral que hubiera podido humillar más. En general, recordaremos dos series muy buenas por la derecha. Remató con manoletinas y dejó una estocada trasera y atravesada. Corto un apéndice.

El tercero, con el hierro de San Sebastián, se estrelló con violencia contra un burladero. Aturdido, se cayó repetidamente. El Presidente lo mantuvo en el ruedo (¿acaso no había sobrero?). Muy débil, difícilmente será banderilleado. Rafael Ponce de León lo lidió a media altura porque en cuanto bajaba la mano, se le caía el novillo. Con mucha inteligencia, técnica y sabiduría, el novillero ayudó al de San Sebastián a recuperarse. Poco a poco nos dimos cuenta de que el novillo tuvo un verdadero trasfondo de nobleza y clase y fue a más. En el remate final de su propuesta, le permitió a Rafael dejar unos buenos muletazos, aunque se le atasco con los aceros. Fue silenciado.

El cuarto y cierra plaza con el hierro de Barceló, fue un novillo fuerte pero gacho de pitones. Salió con mucho gas y puso en apuros a Javier Campos con el capote. El novillo fue noble, acudió de lejos y repitió. Desgraciadamente, el novillero de Valencia queda muy verde y se ve abrumado por la casta del astado. El eral fue a más sin que el novillero pudo aprovecharlo. Mató de un pinchazo y una estocada entera pero caída y fue ovacionado desde el tercio.

_____________________________

Ir a la galería de Philippe Gil Mir

_____________________________

___________________________

@PhilippeGilMir

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________