En la Monumental México… Guajillo la triste historia de un toro bueno sin suerte

Monumental Plaza de Toros México. Domingo 1 de Mayo,  2022. Unos cuatro mil asistentes al festejo. Se han lidiado toros de Pozo Hondo, propiedad de Doña Ana María Rivero Llaguno y Don Ramiro Alatorre. Los tres primeros resultaron mansos y anovillados, siendo el que abrió plaza el más protestado; el cuarto de nombre Guajillo, ha sido un toro, quizá, el único toro del festejo, peleó en caballos y tuvo casta para embestir; quinto también se empleó en varias pero luego le faltó más para concretar; el sexto, otro toro chico, cumplió, simplemente, cumplió.

Ernesto Javier Calita: Pitos y pitos tras aviso.

Arturo Saldivar: Oreja y silencio.

Miguel Aguilar: Silencio y vuelta tras petición.

Detalles:

El buenazo de Brawny le regaló un absurdo arrastre lento al segundo, por algún interés extranjero, ya que mostró mansedumbre; mientras que al cuarto, le pasó de noche la lidia que hizo.

___________________________

Lo que más admiro en los demás es la ironía, la capacidad de verse desde lejos y no tomarse en serio”: Jorge Luis Borges

  • Advertencia: Siempre es oportuno advertirle tanto a ganaderos como a toreros que esta crónica no es apta para ellos, porque aquí no aparecerán ni los falsos elogios ni las inútiles justificaciones para acomodar todo en una artificiosa ficción y así dañar al arte del toreo. Para ello, existe la prensa corrupta, la que enaltecerá el engaño e intentará convencer a la buena fe de los lectores de lo que no ocurrió en el redondel. Bajo advertencia… no hay engaño.

Guajillo, fue un toro, porque en la realidad lo fue… un toro. Cuando apareció tras rebasar el umbral de la puerta de toriles, de eso quedó claro.

Un toro.

Un toro que salió buscando a un torero para la faena consagratoria y lamentablemente, eso…

… eso no pudo hallar.

Qué pena.

Salió a su encuentro el joven Calita y de inmediato mientras lanceaba sin decir mucho, encogía, sí, encogía feamente el cuerpo, lo que le limitaba en la plasticidad para mover los brazos y dar la consecuente dimensión al capotazo.

Así que lanceó y no pasó más para el recuerdo.

El toro fue muy mal lidiado y mal llevado al caballo, en donde acudió desmontando al piquero para ya no darle más que un picotazo. No huyó a la pelea, pero no se la dejaron hacer.

Tras el apuradillo tercio de banderillas, el señor Calita, comenzó la faena con la mano derecha. Sí, con ese cuerpo encogido… inexplicablemente encogido, feamente encogido, incongruentemente encogido… ¡sí! ¡encogido!

Sin plasticidad alguna y ausente su espíritu de toda inspiración. Así comenzó a dar pases con la derecha como contar un mal chiste o ver pasar coches en el Periférico.

Sin decir nada.

Algunos entusiastas le coreaban para animarle, pero el único que no estaba convencido de ello -porque esa transmitía su apariencia- ni se veía que tuviera un proyecto de lidia… era el propio torero.

Sabrá Dios en dónde andaría su mente tratando de buscar explicación al universo.

Sumó series con la derecha sin darle dimensión, hasta que el público absorto de tanta falta de entendimiento por parte del Calita se hartó…

… simplemente se hartó.

Era una pena que a ese toro, porque era un toro, no se le diera la lidia que requería, había casta, había bravura, pero no estaba ese torero que podía darle la respuesta necesaria con una propuesta de gran dimensión, por el contrario, se limitaba y simplemente cumplía.

Cuando se hizo evidente que ya no podía hacer más el torero, decidió finiquitar su actuación con un espadazo trasero, y el toro no caía, se resistía. Entonces dejó una fea y nada ortodoxa estocada delantera y el toro…

… ese toro, peleó hasta el último momento, como lo han hecho los toros bravos, encastados y, el público, entendió perfectamente que a ese toro -porque era un toro- le faltó un torero.

Triste, muy triste historia de un toro sin suerte.

Con su primero, Calita, poco pudo hacer con su descastado ejemplar. Insistió en dar pases con ambas manos cuando era mejor lidiarlo, lo que hizo después del aburrimiento generalizado.

Arturo Saldívar cortó una oreja. Ha estado bien, desde con la capichuela con lances correctos, hasta con la muleta. Justo ahí se produjeron pasajes amables, sobrios, de buen gusto recordándonos a aquel Arturo que vimos triunfar en Madrid; aquel Arturo que vimos triunfar en esta gran plaza y que luego se fue extraviando en el océano de la incomprensión.

Una pena porque posee argumentos, con los que volvió a lucir esta tarde. Sólo, que, como a muchos toreros les pasa, se olvidan del sano juicio del necesario equilibrio y se pasó de faena.

Rompió el equilibrio con el exceso de pases.

Una propuesta sólida a la que tardó en llegar mucho, la rúbrica; porque insistió en sacar pases en donde ya no los había. Abusó de las dosantinas y en el pecado llevó la penitencia. Dejó una estocada caída y tendida para después de un descabello recibir una oreja.

Con su segundo pudo hacer algo más, al inicio se lo permitía pero se perdió en la inmensidad de la nada. En insistir, en atosigar al toro y no dar dimensión al pase. Y ya no hubo nada qué hacer.

De, Miguel Aguilar, ha estado con sumo entusiasmo, ha estado correcto, pero todavía deambula en su etapa novilleril. Y, requiere evolucionar. Lo peor es que pareciera que le cuidan de más, y cosa curiosa, le correspondieron los animalillos más anovillados.

Mientras que con su primero aburrió con una faena anodina que sólo duró el suspiro, para dejar una tendida trasera y dos descabellos; con su segundo, por falta de un planteamiento y mejor desarrollo, al intentar unas bernadinas, se echó literalmente al toro encima, por fortuna sin consecuencias que lamentar.

En fin, ha sido otra tarde más, esperamos que la próxima si se pueda concretar lo que exige la ilusión que habita en la esperanza de los aficionados, porque de ellos…

… sí de ellos -de los aficionados- es el gran espectáculo taurino.

¡Dígase la verdad… Aunque sea motivo de escándalo!

___________________________________________

________________________________

@PERIODISTAURINO  

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV 

___________________________________________________________________________