En Zaragoza… López Simón y Juan Leal tocan pelo

Zaragoza (España). Coso de la Misericordia. Sábado 23 de abril 2022. Primera de la Feria de San Jorge. Se lidiaron toros de Antonio López Gibaja de excelente presentación con mucho trapío y de juego variado. Unas 3 500 personas.

Curro Díaz: Silencio y silencio.

Alberto López Simón: Palmas tras aviso y oreja con petición de la segunda.

Juan Leal: Oreja con petición de la segunda y silencio tras aviso.

Detalles:

Al final del paseíllo se guardó un minuto de silencio por dos miembros del equipo gubernativo de la plaza y por el resto de fallecidos por la Covid-19.

Entre las cuadrillas destacaron Óscar Castellanos en la brega del primero, con el que saludó en banderillas Lipi, y Vicente González picando al sexto.

_____________________________

Juan Leal y López Simón no han desaprovechado la oportunidad y han triunfado en una plaza de primera categoría y además frente a una corrida muy seria y musculada de López Gibaja y Curro Díaz se fue de vacío al topar con el peor lote.

Muchos kilos y poco motor. En la vuelta de los toros a Zaragoza, Antonio López Gibaja trajo este sábado una señora corrida de toros con más fachada que contenido.

Díaz abrió plaza con Untamanchas, un toro sin fuerza ni recorrido que se defendió más que embistió. Lo tuvo que poner todo el jienense. Muy poco rescatable. Si acaso, algún natural suelto. El derecho ni lo probó, antes de pinchar dos veces e irse a por descabello.

El cuarto tampoco fue el toro que le va. No tuvo tranco, fijeza ni prontitud. Difícil tomarle el tiempo y la distancia. Imposible enlazar una tanda completa. Nos fuimos sin ver a Curro; nos fuimos sin ver templar un toro…

El triunfo de Juan Leal viajó a otra velocidad. La marcó Perverso. Un toro alegre, vivo, entendido de entrada por el francés. Le hizo una muy notable faena a su primero. Lo toreó con templanza y ritmo en una labor de alta nota, epilogada con un toreo de cercanías y de ahí surgió la emoción tan demandada, rubricada con una estocada de efectos fulminantes. La oreja fue de ley.

El torero francés Juan Leal no pudo rematar la tarde en el sexto, un toro bruto, manso y con peligro. Claramente, el peor de la tarde.

También la cobró López Simón por lo ofrecido ante el quinto. Moroso, un galán de 695 kilos, blandeó en los primeros tercios, pero después se vino arriba en la muleta. Metió bien la cara en la media altura y humilló templadito cuando se le bajo la mano. Con algo más de fuerza, era de lío gordo. La faena le vino hecha al torero madrileño, que abusó de los circulares y estuvo por debajo de su oponente. Todo quedó en una oreja tras estocada tendida.

Antes, López Simón tuvo que tragar más ante Unísono. Tan justo de fuerza como de raza, apenas le permitió ligar tandas de dos o tres muletazos. El mérito del de Barajas estuvo en asomarse a las dos perchas que sobresalían. Muletazos, ni uno para el recuerdo.

_____________________________

Ir a la galería de Philippe Gil Mir

_____________________________

___________________________

@PhilippeGilMir

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________