En Cali… ¡Gracias Victorino!

Cali, Colombia. Plaza de toros Cañaveralejo. Jueves 30 de Diciembre, 2021. Con casi dos tercios de plaza se lidiaron seis toros de Victorino Martin, el mejor ganadero del mundo desde hace varias décadas, bien presentados, entipados y bien formados. Sin grandes estridencias, todos muy en el encaste tan típico que preserva este ganadero. De muy buen comportamiento cinco toros de seis, nunca abrieron el hocico, pelearon en el caballo y embistieron sin parar a las muletas de los dos espadas que tuvieron la suerte de lidiarlos. Humillando hasta surcar la arena y repitiendo con unas ganas de muleta bárbaras, con codicia infinita. Les faltó sólo un poquitín de fuerza. Con sus ya conocidas reacciones al reponerse muy rápido, les plantearon acertijos interesantes a los subalternos colombianos, que se vieron sorprendidos con sus arrancadas y embestidas, en las que no dan el tranco adicional de espacio para que el banderillero de turno pueda salir con aire del trance. Lo sufrió un experto como Ricardo Santana. A tres se les dio la vuelta al ruedo, y a dos se les pidió el indulto, algo que se sabía no iba a suceder por el celo, con razón, con que cuida Victorino a sus toros evitando la tentación de dejar toros padreando o posibles pajillas que pudieran ser utilizadas con diferentes fines que no le interesaban. Lo había dejado muy claro desde que firmó el contrato y así se hizo. El tercero de la tarde se prodigó en el caballo, cuando Luis Bolívar lo dejó de largo y el obediente Victorino fue bravo al segundo encuentro, la mayoría quería que no se picara tal cual sucede en Colombia y descubrió tarde la exposición que se estaba viendo de la bravura del toro yendo al caballo, como debe ser.

Luis Bolívar: Dos orejas, dos orejas y palmas

Emilio de Justo: Dos orejas, dos orejas y rabo y oreja

________________________

«¡Gracias Victorino! «

Así gritaban los aficionados en la salida a hombros de los dos toreros, Emilio de Justo y Luis Bolívar, así como del ganadero Victorino Martín al cierre del exitosísimo festejo de cierre de la Feria de Cali. Le daban las gracias por lo que se acaba de ver en el ruedo de Cañavaralejo y en parte, pienso yo, por el halo de esperanza que esta corrida supone a una afición colombiana atribulada por tanto obstáculo que los políticos de turno tratan de poner a la fiesta brava en Colombia.

Todo un espectáculo vimos hoy con los toros del señor Victorino, se pudo apreciar la diferencia de embestidas con el toro colombiano, repetían y repetían sin descanso, les faltó quizás un puntito más de transmisión para ser el non plus ultra, porque por momentos solo pasaban por la muleta pero luego cuando volvían a repetir, surcando la arena de Cañaveralejo, se olvidaba ese poquito de picante que faltó en algunos.

El toro bravo, en toda su expresión, criado por el mejor profesional en este aspecto en el mundo, su visión, el saber el producto que quiere, la profesionalidad, el mimo y el celo, todo reunido en seis toros que atravesaron el océano para visitar una Cali que lo necesitaba.

Quienes no se decidieron se lo perdieron, y era una cita excepcional. Ya el padre había querido venir a la sultana del Valle finalizando el siglo y propuso que le compraran dos corridas, una para cerrar el siglo y la otra para iniciar el siglo XXI, no cuajó. Hubo que esperar veintiún años, lo que son los números, para que Victorino se pudiera encontrar con Cali. Y qué bombazo resultó.

Luis Bolívar estuvo muy bien, en su actuación habitual en él, muy templado, con muletazos largos, con poco ajuste, pero meritorios por cómo tiró de sus oponentes en todo momento. En su primero, la faena fue netamente por la izquierda, los naturales se desgranaban de uno en uno con largura, Luis, experto en estos toros, se sabía toda la lección y así la repitió en el tercero. Ponía el punto para que de Justo se arrimara de nuevo. Mató muy bien Luis en los tres toros.

Sigue siendo la insignia de la torería colombiana. Estuvo fácil, solvente, se gustó y se encontró de nuevo, quería más, Cali se sintió orgullosa con él y él consigo mismo. De nuevo sale a hombros en Cali, es una fija en Cañaveralejo.

Emilio de Justo, cortó cinco orejas y un rabo, muchos trofeos de nuevo, patrocinados por una presidencia poco rigurosa. Lo del rabo fue un exabrupto, sobraba y además lo cortaron con el toro dando la vuelta al ruedo, desaguisado por todo lado, ni era de rabo ni el protocolo funcionó.

Emilio estuvo muy bien de nuevo, es ya ídolo de Cali, sin embargo en su primero no le pudo del todo al toro, fue mal banderilleado, se hizo con el de Victorino por bajo en doblones mandones pero luego vino un pugilato que en la mayoría de tandas las gano el astado, solo hasta las dos tandas de naturales el torero igualó la contienda, luego el desarme antes del pinchazo reveló de nuevo que el de Victorino mandó más. Dos orejas. Muchas de nuevo, era de una pero ya la tarde se lanzaba.

En el cuarto si estuvo requetebién, faena de peso desde su recibo con el capote. Dio les mejores derechazos de la tarde y quizás de la feria, lentísimos y con un gusto sobrenatural, luego se despatarró ya entregado y se llegó al climax artístico, al natural volvió a estar muy bien citando de frente y de uno en uno, mató muy bien y estaban muy bien las dos orejas pero vino el rabo comentado que estuvo totalmente fuera de lugar.

En el sexto se la jugó cuando ya no se requería porque se había cortado de todo ya, pero estuvo ahí, a sangre y fuego, jugándose la cornada, muy meritorio porque la batalla ya estaba ganada hacía rato. Mató bien de nuevo y llegó una oreja totalmente merecida. Ídolo caleño se consolida este gran torero en tierras americanas.

Al cierra, la gente feliz, coreaba los pasodobles que sonaban en la entusiasta banda, corrida triunfal y triunfalista a la vez, se siguen necesitando, se siguen sucediendo.

El empresario seguro tendría una felicidad fugaz, luego tendrá que sacar los números, que si fuera por su presidencia no tendría problema en que dieran, pero esto es más de calculadora, más fríos, allí no será tan fácil, el esfuerzo fue evidente pero el resultado pone a pensar.

Si fuera por Victorino, todo saldría.

Gracias de nuevo.

___________________________________________

Les recordamos que el calendario de los festejos de los TorosenelMundo, lo hallarán aquí en nuestra sección de Calendario

___________________________________________

___________________________________________

@TorosenelMundo_

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________