Sebastián Ritter: “Los héroes de ahora son los futbolistas y los cantantes, a los toreros nos miran con recelo”

Sebastián Ritter es un humilde matador de toros colombiano con el corazón lleno de sueños, y es que los soñadores son los únicos que alcanzan esas metas inalcanzables por muchos e inexistentes por otros. A pesar de los varapalos que le ha dado la vida en forma de duros trances, no sólo no se achanta, sino que se levanta y afronta la vida y si me permiten el símil, cual quebrantahuesos lanza los huesos hasta partirlos.

Pues eso mismo hace Ritter con los duros momentos, arrojarlos, romperlos y continuar en busca de otra nueva meta 2019 y 2020 fueron años duros, pero esos años ya han sido rotos y la vida le ha decidido recompensar en forma de deseo, con una tarde para la historia en el coso del Valle del Cauca.

– ¿Cómo estás llevando esta temporada?

«Bueno, la temporada está siendo corta pero muy intensa. La primera corrida fue en Cebreros con una corrida de Dolores Aguirre que estaba preparada para Madrid, fue muy especial para mí porque era la primera vez que mataba toros de ese hierro y me pude entender bien con el primero al que le corté una oreja.

«Además estuve a gusto y me pude poner muy de verdad y al haber aficionados de Madrid fue para mí importante y muy seria la tarde. Con el segundo no pude hacer mucho porque salió descoordinado. Y luego el segundo festejo que he toreado fue en Valencia de Don Juan, un pueblo de León y esa corrida fue muy especial porque tengo muchos enlaces afectivos con ese pueblo desde hace un tiempo. Salieron las cosas muy bien con los toros de Araúz de Robles y Lola Paniagua, pudiendo salir a hombros«.

– ¿Qué sensaciones has tenido en tus actuaciones esta temporada?

«Muy emocionantes, tienes que comprender que llevo dos años sin torear por el tema de la pandemia y para mí fue muy gratificante volver y además hacerlo con esa corrida de Dolores Aguirre. Además para mí fue más especial tras aquella corrida de Madrid desde la que no toreé más y de hecho el año pasado no me encontraba bien físicamente por aquel percance que tuve en la primera plaza del mundo, fue muy grave y con muchas complicaciones a lo largo del tiempo. No ha sido hasta este año cuando la he podido superar física y mentalmente«.

– ¿Cómo ves la situación actual del toreo colombiano?

«El toreo colombiano está muy complicado, muy viciado, a nivel mundial la tauromaquia tiene una tendencia contraria y eso va unido con que el país en general está tendiendo hacia grupos más de izquierdas y centrados hacia el comunismo, que muchos de ellos traen consigo el intentar acabar con la tauromaquia.

«En el caso de Colombia esto da vía a que los grupos que hay van totalmente en contra de la tauromaquia, así que bueno lo tendremos que defender jurídicamente porque la ley nos ampara, intentar reabrir las plazas de toros y dar festejos ayudando a las empresas«.

– ¿Cómo afrontas esa gran tarde de Cali?

«Con muchísima ilusión, no te imaginas lo que es para mí verme anunciado allí en una de las ferias más importantes de América después de todo lo que te dije que pasé y con la mayor figura del toreo que hay ahora mismo además de con un torero que lo admiro mucho y que es el espejo a seguir de todos los que estamos intentando salir del fondo del pozo, Morante de la Puebla y Emilio de Justo. También la corrida de toros que es de una de las ganaderías más importantes que hay en Colombia, Guachicono, con la que me siento muy bien«.

– ¿Tienes ganas de volver a Madrid tras tu última tarde en la que sonó tanto tu nombre?

«Sí, muchas ganas. En Madrid se cortó todo el día de mi actuación en San Isidro, me ha costado mucho superar esa cornada porque no solamente fue a nivel físico, que como te digo sigo teniendo consecuencias, sino también a nivel mental porque había preparado muy bien esa tarde, era muy importante.

«Esa feria era la feria del bombo y eso me dio la oportunidad de entrar en un cartel como la de El Ventorrillo porque yo estaba acostumbrado a matar corridas como la de Saltillo o la de Partido de Resina. Llevaba seis meses preparando esa corrida. La gente en el primer toro me esperó mucho y tuvo mucha paciencia conmigo, todo estaba como para mí ese día y por exponer en un quite todas las aspiraciones se fueron y no pude volver a salir.

«Y claro pues eso acarreó que todas mis ilusiones se cortaran, volví a Madrid y creo que no estaba preparado para que saliera lo que saliera por allí yo llamara la atención como he intentado ir todas las tardes y fue como que sentía como que el toreo me debía algo que se quedó paralizado en ese quite. Sentí que si me ponían el 15 de agosto con esa corrida de Martín Lorca todo saldría bien y que la corrida me iba a embestir.

«De hecho, esos días en el campo no estaba al cien por cien físicamente pero tampoco es eso excusa porque también coincidió con una de las mejores faenas que he hecho en mi vida a un toro en el campo en la ganadería de El Pilar, es por eso que sabía que si los toros tuvieran posibilidades lo cuajaría.

«Pero luego fue todo lo contrario, los toros complicados y yo no fui capaz de remontarlo, simplemente la maté dignamente pero no servía para mí. Ojalá y Dios quiera que pueda volver, pero eso solo lo sabe Dios y el destino«.

– Negro y azabache, ¿Cómo surge hacerte ese traje tan relacionado con el luto?

«Prácticamente todas las temporadas he ido a Madrid, pero ese 2016 no me ponen en Madrid y bueno pues veía complicado que me volvieran a poner porque no hubo un triunfo importante, y justo conocí a un conserje de aquí al lado de donde yo vivo. Y me comenta que me había seguido y que tenía un vestido que me quería regalar, yo le comento que muchas gracias y que lo podríamos ver.

«El vestido era antiguo y me gustó, me llamaba la atención, era muy bonito, lo mandé a arreglar y justo en esa época falleció Víctor Barrio, que fue una persona con la que yo compartía sueños con carreras paralelas.

«Y según he podido saber él afrontaba las tardes al igual que yo cuando se me cruzó en mi camino Antonio Corbacho, siendo consciente de que cualquier día puedes perder la vida, entonces lo sentí mucho porque eso también me podría pasar a mí.

«Entonces quise homenajearle, pero en 2016 no toreé en Madrid, pero al año siguiente ocurre lo de Fandiño que me pilló de cerca ya que me dio la alternativa él, y bueno gracias a Azpeitia, cerca de las tierras de Iván tuve una tarde muy importante con los toros de Cuadri, con la que me ponen en Madrid. Y pensé en homenajearles a los dos en Madrid, me lo puse y se lo devolví a la persona que me lo dejó«.

¿Qué crees que debe cambiar para que la tauromaquia llegue a los más jóvenes?

«Creo que ya se está haciendo, este año en las plazas que he toreado y asistido he visto muchísimos jóvenes. Yo creo que eso se logra bajando los precios de las entradas porque los jóvenes no tienen esa capacidad económica como para pagar entradas realmente caras, entonces creo que lo fundamental es eso, aparte de que se haga un espectáculo para ellos.

«Además, se debe generar mucha emoción, yo lo he vivido en las corridas que he matado este año, lo que les llama la atención de verdad es que te emocione o te dé miedo, es decir sensaciones nuevas que no te da ni la ópera ni el teatro.

«Se está haciendo un trabajo educativo para romper esa barrera moral que han impuesto los mal llamados animalistas. Lo importante es dar los mayores espectáculos que se puedan para acercar el toreo a jóvenes y mayores«.

– ¿Es el torero el héroe del siglo XXI?

«No, yo creo que no, yo creo que es el mayor incomprendido. Es injusto que gran parte de la sociedad te mire con recelo, también se ve al torero como una figura prohibida y perseguida. Creo que no es del todo malo porque vivimos en una sociedad en la que prácticamente todo es mentira, y el torero es de lo que más verdad tiene.

«Entonces si se nos ataca es un reflejo de cómo está la sociedad actual. Ahora mismo el héroe de este siglo son los futbolistas o los cantantes de reggaetón, pero son tendencias, y eso puede cambiar porque el torero tiene connotaciones de héroe«.

– ¿Cómo te ves de aquí a 5 años?

«A cinco años no me puedo ver, cuando estás en una profesión en la que sales a la plaza y no sabes lo que va a pasar, empiezas la temporada como me ha tocado a mí, sin saber dónde vas a torear, si irás o no a Madrid, si será tu última temporada o tu primera de continuo…

«Entonces te acostumbras a vivir día a día porque te atormenta mucho el pasado y el futuro. Quizá podría verme cumpliendo mis motivaciones y mis sueños o podría verme que se acabara el torero y empezara a vivir el hombre dejando al torero a un lado, o incluso podríamos no estar. Es una pregunta complicada jeje«.

– ¿Quién es Sebastián Ritter?

«Me definiría como un hombre en busca de un sueño que lo ha marcado su profesión a tal punto que no entiendo mi vida personal sin mi vida profesional, es decir, no entiendo al hombre sin el torero. Puede ser que sea porque no he hecho otra cosa más que torear desde que tengo uso de razón, desde niño ya estaba de tentaderos con mi padre intentando llamar la atención.

«Creo que además no he mostrado lo que yo siento delante del toro y eso es lo que más me atormenta. Soy un torero que está intentando sacar el verdadero torero que lleva dentro«.

_____________________________

_____________________________

_____________________________

@AitorVian

_________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________