En Bayonne… Puerta grande y gran dimensión de El Juli y Juan Leal en el cierre de la Feria

Bayonne (Francia). Arènes de Lachepaillait. Domingo 5 de septiembre 2021 en sesión vespertina. Quinta y última de la Feria del Atlántico. Se lidiaron seis toros de Garcigrande y de Domingo Hernández (3° y 5°), desiguales de presentación, pero con trapío, dieron buen juego en general, sobre todo el cuarto y sexto, nobles, pero con falta de transmisión los restantes. Cartel de “no hay billetes” dentro del aforo permitido.

Julián López El Juli: Ovación tras aviso y dos orejas.

Paco Ureña: Ovación tras aviso y ovación.

Juan Leal: Oreja y dos orejas.

_____________________________

Apoteósico cierre de la Feria del Atlántico en Bayona donde la corrida de Garcigrande permitió a El Juli y Juan Leal ofrecer una doble salida a hombros. La taquilla colgó el cartel de “No Hay Billetes” con un aforo lleno al máximo. La única presencia de El Juli en la temporada francesa fue el acontecimiento de esta última corrida de la Temporada de Bayonne.

El lote de Garcigrande, impecablemente presentado, dejó una buena impresión general con un lote bastante manejable, empleándose algunos en el caballo y dando un gran interés en el último tercio. Destacaron más los 4 ° y 6 °, nobles, y con falta de transmisión los 1 °, 2 ° y 3°.

El Juli abrió la tarde con buenos lances por verónicas. El toro tomó dos varas empujando, pero maró el picador en la segunda entrada y el toro salió perdiendo los pies acusando su falta de fuerzas. El Juli ofreció una faena bien realizada, pero que carece de transmisión. El toro fue un tanto soso. Mató de dos pinchazos y una entera trasera con uso del descabello. Fue silenciado tras oír un aviso.

El Juli se enfrentó con el cuarto, un toro muy bien presentado de Garcigrande, muy encampanado desde su salida del toril. El astado tomó dos varas sin ser demasiado castigado. El Juli dejó una faena llena de habilidad, precisión y con mucho poder. Su firmeza y poderío le permitió extraer unos muletazos muy largos. Mucha transmisión tuvo el astado y entró el público de lleno. El Juli ofreció varias tandas vibrantes a pesar de estar descolocado en algunas ocasiones. Las salidas del toro de los pases de pecho fueron impresionantes, vean las imágenes. Mató con total eficacia en todo lo alto, arrancando de un tirón el doble trofeo.

Con el segundo, Paco Ureña ofreció unas verónicas muy ajustadas al cuerpo. El Garcigrande bien presentado tomó dos varas empleándose. Brindó al respetable. Inició su trasteo con dos trincheras de gran sabor. La faena de Paco Ureña se hizo con dulzura y tiempo bajo los acordes del concierto de Aranjuez. La propuesta del torero fue buena pero los enganchones recurrentes deslucieron el final, aunque se cruzó muchísimo. El toro se refugió al hilo de las tablas al final en el último tercio, lo que dificultó enormemente Ureña entrar a matar. Colocó una entera contraria que hizo guardia por el tropiezo en el momento de la suerte suprema. Cayó en la cara del toro y milagrosamente el astado no hizo por él.

El quinto, fue bien presentado, tomó dos varas mientras empujaba el caballo, sobre todo en la primera reunión. El toro de Domingo Hernández fue violento y deslucido. Puso mucha voluntad Ureña en su faena, pero todo carece de ligazón y transmisión. Tras una estocada digna, el público reconoció sus esfuerzos invitándole a saludar una ovación. Quedó casi inédito Paco Ureña en la tarde de hoy, con el peor lote del encierro.

El tercero salió muy distraído al ruedo. Juan Leal lo llevó en los medios para dos entradas al caballo sin penas ni glorias. Juan Leal inició su faena en los medios de rodillas por derechazos muy templados, ¡Cómo esta este torero! Dejó buenas tandas con la mano diestra pero su oponente de Domingo Hernández se vino abajo. El francés acortó las distancias y toreó en redondo con sello propio de la casa. Juan Leal porfío quizás en exceso con su estilo tremendista, igual, más de lo necesario. Mató de una estocada entera en su sitio que le valió para cortar la primera oreja de la tarde.

Con el cierra plaza y también Feria, Juan Leal llevó el último toro andándole para atrás hacia los medios. Fue castigado en dos ocasiones. Brindó su trasteo al público. Inició su labor muletera como sigue siendo habitual en él, en los medios con pases cambiados por la espalda, ¡muy espectacular! El toro tiene motor, ritmo e importancia y permite a Juan Leal dibujar varias tandas con intensidad, sobre todo en el pitón derecho donde el animal se dejó imponerse. El poderío del francés llegó a los tendidos y grandioso final de faena, ligando varios derechazos en redondo rodillas en tierra, ¡impresionante! Mató de una gran y espectacular estocada, mortal de necesidad, haciendo caer las dos orejas que el público pidió a gritos. El respetable pidió con fuerza la vuelta al ruedo del Garcigrande, pero con razón, la presidencia no se le concedió. Su comportamiento más que discreto en varas no justificó tal recompensa. Salió a hombros con tres trofeos acompañado de El Juli, él con dos orejas.

_____________________________

Ir a la galería de Philippe Gil Mir

_____________________________

___________________________

@PhilippeGilMir

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________