El arcón de los recuerdos de Jaime Sierra… Y la afición a los toros sigue ahora con los nietos (Tercera parte)

Lector amigo, el periplo por el arcón de mis recuerdos continúa, con mis nietos, esos maravillosos nietos, tan amados y que tanta satisfacción nos dan a los abuelos; y vienen a mi memoria momentos de gozo cuando en la temporada 2012-2013 acompañado de mi hijo Juan Pablo sus hijos Santiago y Fernando, asistieron por vez primera a la Plaza Nuevo Progreso de Guadalajara.

¡Vaya inolvidables momentos que disfruté con ellos y con mi hijo Juan Pablo.!

Sobretodo me impactó el gran interés de Fernando por conocer el por qué de cada una de las suertes, esa tarde, su primera tarde de toros, se la pasó preguntando y qué bueno, porque así se aprende de tan mágico espectáculo como es el arte del toreo.

¡La Fiesta de Toros!

Por circunstancias de la vida no nos frecuentamos lo que se deseara, no obstante, cada vez que nos vemos, Fernando, sobre todo, pregunta y lo hace porque también ha visto faenas por televisión, lo que le hace seguir adentrándose en un arte que en verdad atrapa y, seguramente, cuando tenga más edad lo podré ver en la plaza.

El tiempo dirá si sembré y aboné mejor a la semilla.

Y siguiendo la ruta del recuerdo, tengo presente haber llevado a mis nietos Toñito y Dieguito a conocer la plaza Nuevo Progreso y quedaron asombrados con el tamaño, su composición, la distribución, obvio las preguntas volaron y claro el abuelo feliz respondiendo.

La curiosidad de Dieguito me llevó a invitar a mi yerno Antonio, a mi hija Lizette y a los niños a una novillada en la Plaza El Centenario de San Pedro Tlaquepaque y recuerdo que mi yerno y Toñito estaban aburridos pero salió el tercer novillo bravo y encastado que puso la emoción al tope y hasta mi yerno gritaba Olé y pedía los trofeos para el novillero, obviamente Dieguito lo disfruto muchísimo.

He tenido la ocasión de llevar a Dieguito a otras corridas y he percibido que está gratamente impactado por la magia y el misterio que envuelve toda corrida de toros; tan es así que ya hasta la competencia me empieza a hacer con la cámara. Qué bueno, ahí hay un gran aficionado y un muy buen fotógrafo en ciernes que estoy seguro asistirá a las plazas de toros.

Debo compartirles que Dieguito tiene una sensibilidad muy especial para el arte y a los seis añitos pintó la pintura que verán en la galería, misma que me regaló y guardo con muchísimo cariño. 

Sobre mis nietos Mateo y Daniel tienen la curiosidad y cada vez que tienen la oportunidad, si estoy viendo alguna corrida por televisión, se me sientan a un lado y preguntan todo lo que de inmediato les causa curiosidad; sin embargo, en casa desean que por el momento ocupen su atención en otros menesteres, así que a respetar a sus papás.

Aunque debo decirles que por ahí me comentaron que los han visto en casa jugando a los toros, lo llevan en la sangre, el tiempo dirá.

A mis nietos más pequeños no los he llevado a los toros, espero Dios me preste vida y poder llevarlos algún día.

Y, así queridos amigos, cierro el tema de los nietos y continuaré buscando en el arcón de mis recuerdos todo aquello que me hizo y me hace vivir con intensidad esa maravillosa afición a los toros.

Cuídense y ayudemos a los que nos rodean a cuidarse, la pandemia no ha terminado y debemos evitar un rebrote, como lamentablemente ya están comenzando a vivir nuestros amigos en Europa.

#Quédate_en_casa

___________________________

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________