El Dandy tras permitirlo el confinamiento invitó a José Arcila a ensayar el toreo

Uno de los toreros que más guarda en su espíritu la esencia del arte del toreo, es Edgar García El Dandy, nacido en Colombia, pero el Gran Arquitecto del Universo le confirió el título de ciudadano del mundo.

Ha sido azarosa la lucha por mostrar la verdad de su toreo, nunca se ha doblegado ante nadie para defenderla y eso habla de la honestidad con la que se conduce en todos los actos de su vida.

Se es torero dentro y fuera del ruedo y en El Dandy aplica, se es artista dentro y fuera de los ruedos.

A pesar de ser incomprendido por gente malévola que sí hay en el toreo, no ceja su lucha y continúa siempre inmerso en lo que más le apasiona: ¡ser torero!

Permitiendo torear, las actuales circunstancia de la pandemia, y guardando con rigidez el protocolo sanitario, invitó El Dandy al joven José Arcila a ensayar en su finca ubicada en la imperial Hacienda de Las Arditas; dos utreros se han probado para sementales encaste Saltillo vía Pepe Chafik.

Cabe hacer notar, que, José Arcila, es otro joven colombiano con sólidos argumentos que igualmente lucha un día sí y otro también por consolidarse en tan mágica pero dura profesión.

Ya en el redondel, apareció el colaborador de El Dandy, un novillo que mostró la casta y bravura propia de este encaste, así como la codicia acompañada de la clase, calidad y recorrido.

El Dandy dibujó con ritmo y cadencia lances que llenaron de esa mágica y añeja tauromaquia al redondel, naturalidad, temple y reciedumbre se conjuntaron para imponerse al astado y recortar con una brillante media.

Tras comparecer con el caballo el bravo y encastado utrero, fue llamado por la poderosa muleta de El Dandy, quien tras el prólogo contundente en donde impuso su imperio, dejó series con ambas manos que consumaron una faena de importantes alcances arquitectónicos por el ritmo, temple y armonía por donde debe siempre transitar la inspiración de los toreros.

Como el utrero pasó las tres pruebas, capote, varas y muleta, fue aprobado para proseguir aportando casta y bravura a la noble estirpe del toro bravo.

Pero otro que consiguió la aprobación, fue el ejemplar que le correspondió a, José Arcila, quien ha trazado una faena importante, resultando un gran ensayo por los bocetos que aparecieron y que pueden constituirse en faenas de cabal trascendencia.

Cómo se hace necesario que los empresarios, en este caso, en Colombia hagan justicia a los toreros, sobretodo, a los jóvenes que son la continuación inmediata para el arte del toreo.

Al final, en una salón que antecede al redondel, se hizo una agradabilísima tertulia, deseando todos que ya pase esta pandemia para que pronto los ruedos del mundo se vuelvan a llenar de arte para deleitar a ese grandioso público que tanto ama a la tauromaquia.

____________________________________

Fotos: Gina García

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________