En la Opinión de Pepe Mata… El acierto del cartel en la Monumental México

El festejo a celebrarse el próximo domingo 22 de Diciembre en la Monumental Plaza de Toros México, resulta interesante y ha logrado impactar al gran público porque desde hace ya mucho tiempo, diría yo, años no se había tomado en cuenta a los aficionados para la confección de los carteles.

A estos tres toreros, Juan Pablo Sánchez, Fermín Rivera y José Mauricio, les acompaña el apoyo del público tras haber puesto el corazón sobre la arena en sus participaciones recientes, con toros nada propicios para hacer el toreo, lo que no les impidió ir a más, contra viento y marea, y así…

… así, conquistaron el reconocimiento del gran público taurino en el mayor coso del mundo.

De los toros de Montecristo, bueno, habría que abrirse a más ganaderías, todas las que tienen programadas pareciera que son las “únicas” que existen en México, y que al final presentan el denominador común de la mansedumbre, el descastamiento y la invalidez.

Por otra parte, pareciera que en toda la geografía taurina mexicana, por supuesto, también en la Monumental México, los carteles los han estereotipado.

Sí… estereotipado por intereses extraños, o eso han hecho suponer a todos.

Ya resulta habitual y hasta se percibe como imposición por la carencia de sustento, los nombres de: Enrique Ponce, quien ya está más visto que las trajineras de Xochimilco, con pequeñajos inadmisibles que aparecen hasta con gran sospecha de cornicure, y además de ganaderías comerciales que le proporcionan el bobipequeñajo.

Pero no solo Ponce…

… también Morante, Antonio Ferrera, Pablo Hermoso de Mendoza -quien un día sí y otro también impone a su hijo-, y salvo mejor opinión, los toreros no se han hecho bajo la imposición de sus padres poderosos.

Trajeron a América, a México, como novedad a, Pablo Aguado, a quien se intentó en España adelantar intentando inventar en él, un supuesto contrapeso para el genial Andrés Roca Rey.

Nada más erróneo.

Los toreros crecen, se desarrollan y algunos, algunos, evolucionan conforme a sus argumentos -unos limitados otros no- y experiencia adquirida.

Aguado, es un joven que aprendió a torear bonito, con poses graciosas, haciendo uso y abuso del pico de la muleta y reponiendo gran cantidad de terreno entre cada pase.

Sí, sí, se pretendió, o eso pareció, que se quería convertirle en un contrapeso para el único torero que sí llena plazas en España, Francia, Portugal y Sudamérica: Andrés Roca Rey…

… no obstante, los toreros tampoco se pueden inventar de la nada, sólo por órdenes imperiales de empresarios con el apoyo de la prensa corrupta.

Aguado, sabe torear bonito, para ello requiere del bobitoro dócil, sumiso, que le salió en Sevilla, pero cuando le aparece un toro que le puede complicar un poco la vida, no sabe qué hacer, y lamentablemente visita los hospitales como le sucedió en España…

… o, fracasa estrepitosamente, como le ocurrió en América, fundamentalmente, en México.

En el arte no hay espacio ni tiempo para los lugares comunes e intrascendentes.

El toreo va más allá de situaciones estereotipadas y de lugares comunes, tiende a evolucionar como todo arte, pero con la solidez de sus raíces, con la necesaria e inobjetable verdad de su liturgia, sólo así podrá brillar el rito, y oficiará con grandeza el artista llamado torero.

A todo esto, ha faltado una gran estrategia mercadológica, que dentro de esa evolución del toreo requiere imperiosamente para su difusión e implementación en el gusto de más gente, para formar más público asiduo al arte de la tauromaquia.

No se pueden confeccionar carteles con base en el gusto de los empresarios, o en la conveniencia de unos cuantos.

Se debe pensar siempre en el gran público, y para ello está la investigación de mercados, una maravillosa herramienta, que en el México taurino, sólo ha sabido usar el visionario empresario, Ángel López Lima, y para muestra un botón…

… aquella gloriosa temporada de novilladas en Puebla, que llenó los viernes nocturnos a reventar el coso de los Fuertes, quedándoselas habitualmente gente afuera.

Salieron muchos novilleros, a los que les faltó el apoyo de los demás empresarios, a pesar de que habían impactado en el gusto del público.

Ahora mismo en España, han impactado toreros de verdad, como por ejemplo: Octavio Chacón, Emilio de Justo, Román, Curro Díaz, Rubén Pinar, Diego Urdiales, Juan Ortega, Javier Cortés; en Francia, Juan Leal, por decir sólo algunos nombres que conoce el gran público taurinauta a través de la red de la información, pero que los empresarios no los contratan porque suponen, y suponen mal, que los figurines tienen más impacto, sin embargo…

… sin embargo, esperamos que ya se hayan dado cuenta que los han echado sin misericordia de las plazas; porque se hartó el público de las miserias taurinas en las que se mueven.

Otra interrogante:

¿Por qué no han incluido al rejoneador Andy Cartagena triunfador de España y que triunfa consistentemente en México y lo ha hecho con sustento en el mayor coso del mundo?

Renovarse o morir.

Sí renovarse o morir eso es justamente, lo que hace falta a esta maravillosa, mágica, mítica y trascendente Fiesta, por parte de los empresarios, para que su continuación sea una contundente realidad.

Jubilar a los figurines y diversificarse en el aspecto ganadero hacia la casta y la bravura.

¿Será mucho pedir?

No lo sé, pero es lo que está exigiendo el público y al que parece no se le quiere escuchar.

Por ello, el cartel del próximo domingo 22 de Diciembre en la Monumental Plaza de Toros México, se aprecia fresco e interesante, porque mucho ha tenido que ver el gran público, que al fin y al cabo es el dueño del gran espectáculo llamado Fiesta de toros.

¡Dígase la verdad… aunque sea motivo de escándalo!

________________________________

@PERIODISTAURINO 

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________