En Huari… El toreo caro lo puso Cubas mientras que Vela indulta y triunfa

Huari, Ancash (Perú). Sábado 12 de octubre del 2019. Plaza de Toros Monumental Huari lució otro lleno de bandera para la segunda tarde taurina en honor a la Virgen del Rosario Mama Huarina. Se ha lidiado un encierro de seis astados de San Simón, desiguales de presentación y comportamiento. Buenos y con calidad el 4to. y 6to. que fue indultado.

Juan Carlos Cubas: Silencio y oreja con fuerte petición de segunda.

Oliva Soto: Saludo en el tercio y oreja.

Sebastián Vela: Vuelta al ruedo y trofeos simbólicos tras indulto.

Detalles:

Declarado triunfador de la feria de Huari y merecedor del Escapulario de Oro de la Mama Huarina, el matador nacional Sebastián Vela por la faena realizada al buen sexto toro de San Simón.

Escapulario de Plata Mama Huarina para la ganadería de San Simón.

Destocado cruzó el redondel el camero Oliva Soto al ser inédito en esta plaza.

Primera vuelta al ruedo y primer indulto ambos a un toro se ha dado en esta plaza.

___________________

Vox populi, vox dei, diremos que el desenfreno por la concesión de indultos dividió al público que abarrotó la Monumental Hauri la tarde de hoy, donde casi se llegan a conceder la gracia del perdón a dos buenos toros de San Simón. Que si lo merecía más el salido cuarto que el sexto tal como lo sugirió incluso el mismo mayoral, como decimos, dividió opiniones.

Pero nos preguntamos, si se le premió finalmente con la vuelta al ruedo al toro, es porque condiciones tuvo pero hechas notar por un torero categórico como es la figura nacional el matador Juan Carlos Cubas que merecidamente hubiera podido pasear las dos orejas.

El matador huancaíno que vistió en verde agua y oro, ya con su primero, ha toreado muy despacio, con pases por ambos pitones a mano baja. Sobre todo en la buena serie en los medios  por derecha que fue el pitón del toro.

Plenamente por encima del toro. Pero es con el segundo, el salido cuarto, un melocotón con mucha cara que salió suelto como los hermanos, lo metió en el percal desde el inicio antes de recibirlo de hinojos en larga cambiada.

Faena cuya virtud fue hacerlo bien todo, quietud, reposo, de muleta planchada y sin rectificar un ápice. Cadencia en cada pase toreando verdaderamente a gusto al noble San Simón que se empleó entregado en esos más de veinte muletazos que evidenciaron el disfrute del matador muy firme aguantando el tranco lento del toro al que cuajó plenamente y arrebujó en la suavidad de su muleta, llevándolo largo y templado.

Profesional, entró a matar desoyendo las peticiones de indulto pues si bien el toro mostró calidad no fue redondo. Dejó media espada arriba acertando seguidamente al primer golpe de verduguillo.

Faena rotunda que debió ser premiada con el doble trofeo pero solo cayó una a criterio del usía. Vuelta al ruedo al toro marcando para la estadística haber sido la primera que se da en esta plaza.

Oliva Soto, de caña y oro con remates negros, sorteó el lote menos propicio. Su primero, salido segundo, acusó lesión en una de las patas que condicionó su desempeño.

Se frenaba para luego echar arriba la cara. Se fue como una saeta al caballo de César Caro para luego hacer más ostensible su invalidez. Aliña con buen criterio el sevillano. Pinchazo y segunda ligeramente caída. Silencio. Saluda por cuenta propia desde el tercio.

No hay quinto malo y eso quedó de manifiesto en el segundo para el matador gitano. Luciendo condición de bravo, dio pelea en la monta de Angelo Caro, empujando con poder y bravura arrastrando al  jamelgo hasta los medios.

Acude codicioso y con fijeza al engaño el toro. Transmitió, aguantaba dos pases y al tercero se orientaba. Exigente, tomaba de lejos el bravo sin alarde de clase pero con un buen lado derecho. Media estocada y descabello eficaz. Oreja.

Sebastián Vela, cielo y oro, tuvo para sí el lote más propicio. Su primero, el salido tercero, un colorado chorreado en verdugo, ojo de perdiz, bociblanco y bien armado, cuesta arriba, que mete la carita con clase.

Se duerme en el peto de la monta de Cahuantico que señala bien. Vela lo ha llevado a su aire pudiendo haberlo cuajado mejor, pases sueltos, dando salida por fuera.

El toro no tenía malas ideas, noble, no perdió alegría hasta que buscó la querencia y es allí que el diestro palcamayino, inteligente, no pierde esfuerzos en sacarlo si no que en su terreno lo hace embestir logrando una buena serie.

Le gritan desde el tendido “¡torero huarino!”. Circulares invertidos, remates de pecho gustándose sabedor que la parroquia está con él y gusta. Manoletinas para abrochar el final. La espada le priva tocar pelo. Vuelta al ruedo por su cuenta entre ovaciones.

El que cerraba tarde fue un muy buen toro, hizo pasar apuros a los de plata a los que recortó el viaje. Señala bien un puyazo Joseph Rojas. Toda la faena fue mayormente por el lado derecho, sin embargo el matador nacional poco lo intentó por el buen pitón izquierdo.

Prácticamente no pegó un natural. Firme y enrazado con él logra series por derecha pero en paralelo, no llegando a rematarlo por detrás. En los que lo ha sometido con firmeza, el toro se entregaba agradecido.

Sale el mayoral a pedir la gracia y el matador retarda la suerte. Finalmente el indulto es concedido casi de inmediato. Exultante en el rostro, el espada evidencia su satisfacción al pasear los simbólicos máximos despojos.

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________