En Nîmes… Juan Leal consigue la Puerta de los Cónsules en el cierre de la Feria

Nîmes (Francia). Anfiteatro romano. Domingo 15 de septiembre. Vespertino. Quinta y última de la Feria de la Vendimia. Se lidiaron toros de Fuente Ymbro (6° bis). Bien presentados con toros de buen juego y nobles. Media plaza.

Alberto López Simón: Ovación con saludos tras dos avisos y silencio.

Juan Leal: Dos orejas y oreja.

Ginés Marín: Oreja tras aviso y silencio.

Detalles:

Tras el paseíllo se guardó un minuto de silencio a la memoria del ganadero del suroeste francés Pierre Bats, propietario de la ganadería de Alma Serena quien falleció el pasado jueves.

Destacaron varios toreros de plata durante el festejo. Saludaron montera en mano: Yelco Álvarez y Jesús Arruga con el primero, Manuel de los Reyes con el segundo, Vicente Fernández con el cuarto y Jesus El Fini con el sexto.

___________________________

El primero de Fuente Ymbro fue bien saludado en el capote de López Simón. Se estrelló en el peto en sus dos entradas con varas apretadas. Entró en quite Juan Leal por saltilleras quien ha venido a justificarse, impactó en el público. Saludaron montera en mano los banderilleros Yelco Álvarez y Jesús Arruga. El toro tuvo movilidad y el diestro de Barajas dejó un trasteo por ambos pitones de alto nivel, variado y con ritmo, sobre todo por el pitón izquierdo. Recortó las distancias toreando por la espalda en redondos seguido con bernardinas que calaron en el conclave. Mató con dos pinchazos y una entera en lo alto. Recibió una ovación tras un aviso.

Con el cuarto, López Simón lo saludó por verónicas, chicuelinas y revolera, de nuevo entró en quite Juan Leal. Dos entradas violentas en el caballo sin ser demasiado castigado. Saludó montera en mano Vicente Fernández. En la muleta de López Simón, mostró de pronto cierta violencia y un pitón derecho complicado. Por lo que él de Barajas diseño un trasteo con la zurda, pero sin mucha clase. Dejó buenos naturales, pero le faltó chispa y no cogió vuelvo la faena. Mató de dos estocadas de mala colocación. Fue silenciado.

Con el segundo para Juan Leal, fue picado modestamente, quedándoselo crudo. Quite de Gines Marín por chicuelinas y tafalleras. Saludó montera en mano Manuel de los Reyes dejando un soberbio par y saliendo en torero de la suerte. Inició su trasteo con pedresinas seguido de naturales rodillas en tierra. El toro no tuvo mucha fuerza, pero Juan Leal estuvo con un valor descomunal y mucha entrega. Dejó muletazos de alto vuelo con pases dulces y precisos. Ligó tandas con mucha parsimonia, templando, estuvo el arlesiano muy a gusto. Remató su obra con otra serie de rodillas, de espantosa dominación y aguante. El público se puso de pie tras un desplante en la misma cara del astado. Mató de un estoconazo y cayeron las dos orejas.

Juan Leal saludó por verónicas al quinto antes de ser prendido en el muslo derecho al instrumentar una chicuelina, cojeó Juan Leal. El toro fue bravo en el peto. Y con la tela roja inició con estatuarios y cambios estoicos, ligando tres tandas de derechazos de buena factura. El toro bajó de intensidad y el el francés acortó las distancias jugándose la voltereta. Remató con luquecinas y mató en dos tiempos dejando una estocada entera con un verdadero volapié.

El tercero para Gines Marín con casi seis años, se fue al relance en el peto, fue picado trasero en las dos entradas. El toro mostró de pronto su falta de fuerzas, pero tuvo nobleza. El extremeño lo toreo a media altura con elegancia, alternando tandas por ambos pitones en un registro clásico que gusto a los tendidos. Dejó plasmado naturales a cámara lenta. Mató de una estocada arriba un pelín trasera, pero de efecto fulminante. Cortó una oreja.

Con el sexto, un toro manso que no obedeció a los cites de la cuadrilla. Tuvo que hacerse cargo Gines Marín. Cuando se estrello en el peto, se partió el pitón izquierdo, huyendo de la cabalgadura en manso. Bajo las protestas del respetable fue devuelto. Pero el toro no se dejó llevar al toril por lo que Gines Marín optó por matarlo. En el momento de apuntillarlo, Manuel Izquierdo fue empitonado con una hemorragia importante en su mano derecha, pasó de inmediato a la enfermería. El sobrero del hierro titular, fue picado trasero en dos ocasiones. Saludó montera en mano Jesús El Fini. Con la muleta, el toro dejó poco que desear y Gines Marín lo toreó a media altura, en una faena que no llegó al tendido. Ya fueron tres horas desde el paseíllo. Mató de un pinchazo y una estocada entera. Fue silenciado.

___________________________

Ir a la galería de Philippe Gil Mir

___________________________

___________________________

@PhilippeGilMir

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________