En Bilbao… Los Hermoso cortaron una oreja ante la mirada torera de la bella Léa

Bilbao. Sábado 17 de Agosto. Corridas Generales. Primera del abono. Poco más de un tercio de plaza. Toros de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez, justos de presencia y mansos; tuvieron mayor movilidad el cuarto y sexto.

Pablo Hermoso de Mendoza: Silencio y oreja.

Léa Vicens: Silencio y ovación.

Guillermo Hermoso de Mendoza: Silencio y oreja.

_______________________________

Los públicos están ávidos de la renovación, del misterio que descubrir y lo predecible no impacta, no llama la atención“.

 

Ha sido una pena constatar que, Pablo Hermoso de Mendoza, ya no convoca multitudes, cerca de dos tercios de lugares lucieron vacíos en los tendidos.

Poco más de un tercio de plaza tuvo gente.

Son muchos años de repetirse, y no va cambiar. La bella Léa Vicent va rumbo a consolidarse, pero todavía falta. Mientras que el joven Hermoso, aún es la copia de su padre y su sello todavía no lo desarrolla, por lo que no ofrece algo nuevo.

Los públicos están ávidos de la renovación, del misterio que descubrir y lo predecible no impacta, no llama la atención.

Así ha sido la actuación de Pablo, pulcra, decorosa pero una copia de las muchas faenas que se le conocen, ya no existe innovación. Exageró con esos dos rejones de castigo a un toro manso y soso, que poco quería moverse.

Las banderillas quedaron correctas pero no causaron mayor impacto a pesar de las piruetas y demás adornos que sabe hacer como buen jinete, pero sólo causaron el simple aplauso. Peor ha estado con el rejón de muerte, pinchó hasta en tres ocasiones y luego claudicó el toro.

Con el cuarto, de mayor movilidad, nuevamente otros dos rejones de castigo, lo que hizo que el toro tuviera movilidad, pero produjo mayor comodidad al caballero en plaza.

Correctas han sido nuevamente las banderillas depositadas en el morrillo del astado, con el que tuvo momento comprometido saliendo airoso.

Luego apareció hasta la gamerina y más adornos, dejó un rejón de muerte contrario, que hizo claudicar al astado, y el buen Matías, le concedió una oreja.

Léa Viens avanza con firmeza y gusta de torear a los toros cruditos, como le llaman ahora al reducir los rejones de castigo en beneficio de la movilidad ante la falta de casta que está prevaleciendo.

Bien ha estado con las banderillas que impuso, resolviendo con serenidad y rematando la suerte. Estuvo desacertada con el rejón mortífero y apareció un descabello.

Con su segundo, un solo rejón de castigo, y su faena creció en proporciones de belleza al torear para imponer las banderillas y rematar la suerte, lo que el respetable supo apreciar. Cuando todo indicaba había conquistado la oreja, se esfumó por el mal uso del rejón mortífero.

Guillermo Hermoso, hasta el momento hace percibir  que es su padre el que torea, por supuesto, con la frescura de la juventud y con la evidente falta de bagaje.

A diferencia de su padre, esta tarde dejó un rejón de castigo a su primero, luego impuso correctas banderillas, para finalmente estar erróneo con el rejón de muerte.

Matías ha sido generoso con Guillermo y concedió una oreja, seguramente para motivarlo a continuar su camino en tan difícil profesión. Dejó dos rejones de castigo sin tino, como tampoco acierto hubo en varias banderillas. Al final un rejón muy trasero pero de efectos rápidos, y cayó la oreja.

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV 

____________________________________________________________________________