En Sevilla… González Écija puntúa y Rafael Camino y Álvaro Alfonso, torea

Sevilla. Jueves 19 de mayo 2019. Real Maestranza de Caballería. Tercera novillada del Ciclo de Promoción de Nuevos Valores de la Torería. Se lidiaron erales de Juan Pedro Domecq, variados en presentación y en juego. Extraordinarios los 1º y 2º, sin fuerzas 3º y 5º. Deslucido el 4º.

Rafael Camino (Camas): Vuelta al ruedo tras gran petición.

Álvaro Alfonso (Sevilla): Vuelta tras petición y aviso.

Jaime González-Écija (Escuela de Tauromaquia de Ecija): Oreja.

Álvaro Burdiel (Escuela Taurina de Madrid Jose Cubero ‘Yiyo’): Palmas tras aviso.

El Niño de las Monjas (Escuela Taurina de Valencia): Ovación tras aviso.

Francisco Fernández (Escuela de Tauromaquia de Algeciras): Ovación tras aviso.

Detalles:

Destacaron las soberbias lidias y pares de banderillas de José María Berciano, Victor Nieto, David Pacheco y Juan Márquez.

El jurado elige como finalistas a Uceda Vargas, González-Écija y Solal Calmet Solalito

___________________________

El novillero ecijano corta una oreja en una faena de altibajos mientras que Camino y Álvaro Álfonso ponen en liza su toreo en los dos primeros capítulos de la noche.

La noche de este último jueves veraniego previo a la ansiada final del que hará próximo, se disfrazó mostrando las ínfulas de la expectación. El cartel que despertó más ilusión entre los aficionados sabedores de cómo está la novillería, no colmó las expectativas creadas. Rafael Camino y Álvaro Alfonso pusieron el toreo más caro de la noche, y González Écija (novillero muy prometedor de la comarca sevillana) cortó una oreja de poco peso artístico.

El castaño chorreado que hizo primero, mostró intensidad en sus primeras embestidas pasando humillador por el capote de Rafael Camino. El joven fue todo un derroche de ganas y de querer ante un oponente que se iba de largo en sus acometidas. Dos largas y un más que pulcro saludo a la verónica le bastaron para caldear el ambiente. José María Berciano ejecutaría dos soberbios capotazos para dejar al eral en suerte antes de que Camino se tirara de rodillas en los medios para comenzar con pases cambiados la faena Toda la faena se desarrolló allí mientras que se sucedían las tandas templadas sobre ambos pitones de las que destacó una de ellas con tres naturales extraordinarios. La Maestranza pecaba de una injusta frialdad y todo se quedó en una vuelta al ruedo tras petición. Ovacionado el de Juan Pedro Domecq.

Álvaro Alfonso se presentó en Sevilla con un animal de bella estampa, con un pelaje colorado y unas hechuras que no fallaron en su posterior lidia. Con el capote, estuvo como se debe de estar en esta edad tan temprana, arrebatado y mostrando un gran interés por conocer la cara desatada de la Maestranza. Fue a recibirlo a toriles y en los medios le enjaretó varios faroles. En la muleta, mostró conocimiento y supo extraerle todo lo que tenía a su antagonista. Lo más destacado llegó con la mano derecha, bajándosela y haciendo que el animal humillase en su franela. Tras una estocada y un descabello, paseó la vuelta al ruedo tras habérsele pedido la oreja.

Para el tercer capítulo, el sevillano Jaime González Écija mostraría estilo y clase toreando a la verónica a su oponente. Cogiendo el capote de manera corta, supo conectar (no su totalidad) con el público. El novillero, dejó ver toreando un gran gusto con muletazos de verdad y con la suerte cargada, pero el animal pecaba de poca fuerza. La faena fue insuficiente para cortar un trofeo, pero su labor fue bien rematada con la espada y cortó una oreja que le catapultaba a la final.

Álvaro Burdiel no tuvo oponente. Se quedaba corto su novillo, y no supo ni pudo cimentar su faena al cuarto descompuesto y deslucido. Falló con los aceros y para más inrri, fue voltado dos veces sin mayores consecuencias.

El burraco que hizo quinto correspondiente a El Niño de las Monjas mostró debilidades en las extremidades manifestando su poca fuerza. La labor del joven no tomó vuelo hasta el arrebatado final de faena que tras una voltereta, se tiró de rodillas y tras unas manoletinas, puso a la parroquia en orden y con una oreja en la mente si le metía la espada. Al no ser así, todo se desvaneció y quedó en ovación tras aviso.

Para saludar al sexto, el novillero de Algeciras Francisco Fernández lanceó con temple por delantales. Antes de iniciar su quehacer con la muleta, Victor Nieto y David Pacheco saludarían en el tercio tras una extraordinaria lidia además de los grandes pares de banderillas. Espectacular como Nieto, cerró al eral de punta a punta de la plaza tras el emocionante segundo tercio. Por estatuarios se hizo presente en el platillo, y compuso bien el toreo bien al natural. La espada le privaría de una posible oreja.

___________________________

___________________________

_______________________________________________________________________

@ignaciotaurino

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________