Desde el burladero de Don Diego… Fiesta Brava. Brava de corazón

Hoy, 12 de mayo de 2019 ha tenido lugar el último de los festejos que preceden a la Feria de San Isidro. Lo cierto es que estas primeras novilladas y corridas no han sido un buen aperitivo de lo que viene en escasos días. Y es que uno se pregunta: ¿en que dirección estamos yendo?

La tesis que sea capaz de resolver esta pregunta no será más que el reflejo de las emociones que causen los festejos del ciclo Isidril.

El conjunto de los hechos que nos preceden, es decir, cambios y viradas en el rumbo, son recientes. Póngase de ejemplo el estreno del “bombo” para sortear las corridas de la próxima feria. Algo innovador, que ha tenido opiniones en sentido positivo y negativo, pero que no deja de ser una eventualidad que nos induce a reflexionar acerca de la posición que toma el asunto taurino frente al mundo de hoy.

La aseveración es categórica: Unidos, seremos capaces de vencer a los que quieren destruir la Fiesta. Y la manera de mantener a la tauromaquia en el lugar que se merece no depende más de todos los que formamos parte de este gran mundo.

Tradicionalmente, los toros han sido una afrenta de tú a tú entre un matador, y un bravo astado. Quiero recalcar en este punto, la palabra “bravo”, y es que, si perdemos la bravura del toro, perderemos la tan ansiada unidad que se desea para remar juntos en la misma dirección.

Paso a explicar:

Cuando un toro es encastado y muestra una bravura de verdad, no hay duda en el tendido de sus capacidades, y ocurre lo que pasó con el famoso Cobradiezmos.

En cambio, cuando un toro posee movimientos dotados de clase, pero poca casta en sus embestidas, o inexistente fuerza al arrear al caballo, parte del público, tiende a observar en la nobleza del astado una falsa bravura que desemboca en opiniones dispares y contradicción en lo que debe ser la Fiesta. Fiesta del Toro Bravo.

De forma significativa, la tesis cobra un gran peso: demos más peso a los toreros que torean ganaderías duras, demos importancia a los toros bravos de verdad, y demos importancia a aquellos que no van a lucirse y figurar, sino a todos los demás que buscan enfrentarse, con verdad, y con trascendencia, a un toro bravo y con la casta debida.

Una vez más, y siempre: ¡Viva la Fiesta! Y que sea brava, brava de corazón.

_____________________________

@Duenases

_________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________