En Aguascalientes… Esta tarde no; sin trofeos la séptima novillada

Media entrada en la séptima novillada de la temporada en la Plaza de Toros San Marcos de Aguascalientes, tarde calurosa en vísperas de feria de más importante del país. Se lidiaron astados de Huichapan desiguales en presentación, mansos y débiles.

Rafael Reynoso: Leves palmas y silencio

José Miguel Arellano: Palmas en su lote

Carlos Domínguez: Al tercio y palmas

Detalles:

Destacó en banderillas Jonathan Prado que saludó en el tercio.

________________________

¡Hoy no; los olés hoy no sonaron en la San Marcos! los astados de Huichapan fueron los incómodos invitados que no hicieron justicia a su casa ganadera.

Por más empeño que los coletas pusieran, cuando no hay embestidas no hay nada y la plaza calla, los pañuelos se guardan y las ilusiones se mueren en cuanto dobla el último del festejo. Los olés no se escucharon rotundos en el centenario coso… ¡Qué pronto se acostumbra uno a las emociones! Fueron las tardes pasadas las que ofrendaron vibraciones, pero ésta no.

Hay tardes así, en las que ningún astado nos hace doblegarnos a su bravura, en las que el tiempo se va lento, imperan los bostezos y por más que la afición quiera corear los olés, éstos no se emanan de las gargantas porque no existe la chispa que los haga estallar. ¡Sin bravura, no hay nada!

La última novillada en la San Marcos, durante esta temporada, tendrá un recuerdo vago que se perderá en el tiempo.

De lo más rescatable, la actitud siempre de lucha y sin desfallecer de José Miguel Arellano y si hablamos de disposición, el joven la tuvo ante el primero de su lote, un novillo débil que le protestó a la muleta en todo momento, Arellano consiguió algunas tandas a media altura muy meritorias, insistió hasta agotar las posibilidades de triunfo. Buenas intenciones tuvo el joven de Aguascalientes, por ambos lados le buscó hasta la última embestida y esto su gente lo reconoció. Pero a la hora de tomar la espada la situación se puso cuesta arriba por sus múltiples fallas, aviso y palmas a su esfuerzo.

Con su segundo otro débil y manso que decepcionó al respetable, Arellano pintó doblones de valía al inicio de su labor muleteril, pero luego por más que le dejaba la muleta a media altura, el astado  no le permitió el triunfo. Empeñoso y a otra cosa, equivocado con los aceros y las palmas.

Quien vino y así como llegó se marchó, fue el español Carlos Dominguez que también pechó con dos astados sin historias que contar en sus pitones. El joven español, de muleta lo llevó a media altura, pero la debilidad le ganó la partida. Detalles aislados, unas veces haciendo las cosas como mandan los cánones y otras saliendo aliviado de los muletazos. Consiguió algunos pases en redondo que levantaron un poco del letargo a la afición. La espada no fue su aliada, varios pinchazos y media en buen sitio. Al final la gente lo invitó a salir al tercio donde cosechó las palmas.

El sexto del festejo fue un manso completo, soso y huidizo al que Dominguez poco pudo hacerle, aunado a que sus zapatillas jamás se quedaron quietas en la arena. La estocada es una asignatura pendiente que el español tendrá que aprobar, porque esta vez no acertó. Palmas para despedirlo.

Rafael Reynoso no tuvo en frente leña para encender el fuego, dos labores voluntariosas pero que no aportarán nada para la historia de este coso. Reynoso tuvo que pechar con lo peor de la tarde, astados faltos de fuerza que tiraban hachazos hacia arriba y por más que quiso no se dio. Leves palmas con el primero y silencio en su segundo.

Así que las emociones que busca la afición se tendrán que esperar para el inicio de la Feria de San Marcos, mismo que será este próximo sábado 20 de abril  con la novillada de triunfadores, quienes enfrentarán a un encierro de Rosas Viejas.

____________________________

@AnaDelgado28 

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________