En Castellón… Los toreros que no torean, acaparan la atención

Castellón. Jueves 28 marzo de 2019. Quinta de la Feria de la Magdalena. Toros de El Pilar y Moisés Fraile, bien presentados. No ha llegado a un tercio de plaza cubierto, con un interesante cartel.

Manuel Jesús El Cid: Silencio y oreja.

Alberto López Simón: Silencio y saludos.

Román: Saludos y palmas.

Detalles:

El diestro de Salteras Manuel Jesús El Cid, quien se despidió de Castellón, saludó una ovación tras romper el paseíllo.

Se desmonteraron Vicente Osuna y Jesús Arruga en el quinto; e Iván García y El Sirio con en el sexto.

___________________________

  • La presencia de tres toreros que no torean, eclipsa la terna actuante. José Tomás, Padilla y Serafín Marín, protagonistas de la tarde. No ha llegado a un tercio de plaza cubierto, con un interesante cartel formado por El Cid, que se despidió de Castellón, López Simón y Román.

Con el primero de El Cid, se comentan sospechas de que “mucho corte de pelo, para el frío”. El hijo de Aguilar, que preside, consiente presuntamente, aunque luego puede haber análisis. Arremetió y derribó al caballo. Es decir, que se fue sin picar. Consiguen en tres entradas, dejar cuatro palos.

El Cid, brindó su primero en la despedida de Castellón al respetable. Lo sacó al tercio con facilidad, y se embraguetó a continuación con la mano diestra, haciendo que se escucharan los compases de la banda.

Son testigos de la faena tanto Padilla, como José Tomás y Serafín Marín, que escuchan, suponemos, los olés del público de Castellón. Algunos momentos de buena factura de este Cid en su despedida. Ha ido perdiendo los garapullos, regados por el ruedo, quedando uno sobre los lomos, como indicando que en su momento fue banderilleado el toro. Estocada y descabello. Palmas al toro y silenciado el torero.

Muy a modo, algo regordío es segundo para El Cid, que brinda a Padilla, enjaretándose con lustrosos pases de derechas, dando distancia, llevándolo largo, haciendo sonar el pasodoble y siendo jaleado por el público de Castellón, con alegres olés.

Faena de más a menos, aunque remata con alardes joselitistas, incluido desplante de rodillas. Estocada que provoca alegría, aunque tarda en caer, sonando el aviso, pero el púiblico saca sus pañuelos y obliga al presidente a conceder una oreja, que hubieran sido dos de haber caído pronto. Aplausos al toro

Corretón y suelto este segundo para López Simón, mal puesto en suerte, dando la sensación de que han venido aquí de puro trámite, convirtiendo el ruedo en una indecente capea. Arruga no quiso pasar en falso, llevándose u topetazo primero y haciéndole hilo después, con mucho peligro.

Dificultades múltiples para el de Barajas, que, a la debida distancia, le receta unos cuantos trapazos, hasta aburrir a toro y público. Menos mal que es el segundo y aún podemos aguantar. Tras una certera estocada, más que bien ejecutada, el mansurrón se fue a morir a chiqueros, por donde salió, y de donde nunca quiso apartarse. Pitos al toro y silencio de respeto al torero.

Por fin un tercio de banderillas aplaudido y con saludos de la cuadrilla de banderilleros. Brinda al público López Simón el quinto y se lo lleva a la contraquerencia, toreándolo con ambas manos, con cambio por la espalda, llevándoselo a los medios, dando muchos pases, con algunas palmitas, mientras la gente busca a José Tomás por los tendidos del 10, por donde estuvo escondido un rato. Se tira a matar con la facilidad que acostumbra y fluyen algunos pañuelos, que no son suficientes, quedando en saludos.

Fija bien al toro con el capote Román, llevándolo con solvencia al caballo. La vara cayó algo traserilla, pero Román cambió el tercio, y tras un pareo breve y efectivo, salvando a El Sirio, que sólo dejó un palo arriba, brindó Román al público, que lo aplaudió con fuerza. Pases de muleta con la derecha, al voy y vengo, para darle después distancia, aunque más de toreo de expulsión, como bien describiría el maestro de la escritura taurina Pepe Alameda. Pinchazo y trasera, que provoca aviso y fuerte ovación, con petición, que el presidente no concede. Saludos.

Con hechuras de toro-toro, sale este último de la tarde, que embiste con fuerza al caballo, siendo mal picado, sin rectificar la mala posición de la pica. El público le perdona la pitada cuando abandona y se despide. Tras aplaudir a El Sirio por su actuación en banderillas, Román brinda a El Cid la muerte de este sexto. Buen toro este sexto, que es pronto, acudiendo a los engaños con facilidad, por ambos pitones, no dando importancia Román, a la facilidad que le está dando el de los Fraile. Algo más de media, que sería suficiente en un toro sin casta, pero éste tarda en caer. Aplausos al toro y palmitas al torero.

___________________________

Ir a la galería de Joël Buravand

___________________________

@TorosenelMundo_

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________