En Morelia… Roca Rey triunfó clamorosamente

En la Plaza Monumental de Morelia, con más de tres cuartos de entrada, se han lidiado tres toros de Pablo Moreno, que hicieron primero, quinto y quinto bis; segundo, tercero y cuarto de Marrón, corrida muy terciada, novillada, dispareja incluso hasta en el cornicure.

Juan José Padilla: Saludó en el tercio y oreja.

Jerónimo: Saludó en el tercio y silencio.

Andrés Roca Rey: Oreja y oreja.

_____________________________

En medio de la noche que nos urgía acceder a la plaza de toros, el público amontonado ha sufrido para entrar, desde el estacionamiento que ya pareciera no existe, lo que resultó muy problemático.

Ha sido una bonita experiencia, porque es una corrida de gran tradición que se puede recuperar con un buen cartel como el de este noche, pero poniendo atención en el encierro, con toros que parezcan toros y que se vean íntegros de sus cornamentas; la corrida ha sido muy terciada, dispareja incluso hasta en el cornicure.

Se puede decir que ha sido una corrida llena de buenas intenciones, con gran público más de tres cuartos de gente aficionada de todos lados, como antes, se vio gente de de Guadalajara, Uruapan, Lagunillas, Pátrzcuaro, Cuitzeo, Quencio, Coeneo, en fin, de las ciudades de alrededor de su gran capital la señorial Morelia.

El ruedo lució un adorno muy bonito con temas alusivos a esta fecha del Día de Muertos, con cientos de veladoras y un desfile de Catrinas a media luz.

Adornos que resultaron fatales, porque dos toros de Pablo Moreno, en el quinto de la noche, que parecían extraordinarios, por su bravura que mostraron en su salida, se fueron a estrellar justamente contra los burladeros en donde estaban las efigies de catrinas y demás que les llamaron la atención. Esto fue muy mala suerte para, Jerónimo, porque seguramente hubieran sido los dos toros para su consagración en Morelia.

_______________________________

_______________________________

El primero lo toreó muy a lo clásico, estupendos muletazos, pinchó y dejó espadazo, que por sí solo valía la oreja, pero no fue tomado en cuenta por la autoridad. En su segundo, después de que se le despitorrearon dos seguidos, salió un pequeñito tan chiquito como malo, y Jerónimo ahí no pudo hacer nada.

La despedida muy emotiva del Pirata Padilla, que estuvo muy bien y emotivo en su primero, un colorado, eso sí terciado, lo toreó a media altura, de forma clásica y sentida, poca entendido por el público.

El segundo un toro gordito muy parado, ha estado muy emotivo y entregado. Haciendo desplantes que impactaron gratamente en el noble sentimiento del público.

_______________________________

_______________________________

Cortó la oreja, que fue otorgada por su despedida, mientras la banda de música, por cierto, muy desentonada, no sabía interpretar las tradicionales Golondrinas con las que simbólicamente se le decía adiós al buen Pirata.

Mientras daba vuelta, se descoloraron del tendido tres maravillosos chiquillos para acompañarlo. Ese encanto que tiene los piratas en los cuentos, lo tuvo el Pirata Padilla en el redondel, durante su faena y después con la mágica vuelta triunfal con los simpáticos chiquillos.

Roca Rey, ha estado sencillamente estupendo. Con el toro más grande pero con unos platanitos, así de pequeñitos, que pareció se les pasó el cronicure.

El joven Andrés está madurando en un soberbio torero, me recordó y mucho a Carlos Arruza en los últimos años, así como a Dominguín. La gente encariñada con él, le dieron una oreja en cada novillo.

Andrés triunfó clamorosamente salió en los hombros del mismo greñudo de siempre. Y, sí, sentí una gran entrega de parte del público. Hubo un pequeño grupo de detractores, pero el torero peruano se impuso con su poderoso toreo y el público se entregó sin limitaciones, totalmente.

Lo importante fue que se comenzó recuperar la fecha del dos de noviembre tan tradicional por muchos años en Morelia; aunque reitero también, falta recuperar a los toros en su total integridad, con su trapío y astas intactas. El festejo hubiera brillado más, mucho más, con mayor intensidad.

Porque hubo muchos buenos sentimientos, el toreo clásico de Jerónimo, la emotiva despedida del buen Pirata y el soberbio toreo de Andrés Roca Rey, que va que vuela para consagrarse en México.

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV 

____________________________________________________________________________