«Un honor que me comparen con Andrés, pero prefiero que no lo hagan»: Joaquín Galdós

Joaquín Galdós es un gran torero peruano. El otro gran artista con el que la historia del toreo hace finalmente justicia al Perú, premiando no solo con uno sino con dos inmensos y fulgurantes toreros ─si acaso en un futuro cercano con alguno más─ todo su centenario arraigo por la fiesta de los toros.

Con motivo de ser homenajeado hace unos días por el Centro Taurino de Lima, aprovechamos para recopilar algunas de las intervenciones que compartió el matador de toros quien contó varios aspectos de su temporada europea, habló de lo bien que ha encontrado las plazas del interior del país, del auge de la ganadería nacional y del cariño que ha recibido de los aficionados de cada uno de los lugares donde se ha presentado.

Tanto ha sido, según sus propias palabras, el cariño y afecto recibido que lo motiva aún más en su determinación ─anunciada como primicia─ de hacer por lo menos una decena de presentaciones en nuestro país la siguiente temporada. En cada una de ellas manifestó su deseo de colocar por lo menos un novillero y torear absolutamente ganado nacional.

─Matador Joaquín Galdós, volvió a Madrid y se ha visto que se siente a gusto siempre que va…¿cómo está luego de esta importante temporada europea que acaba de finalizar ?

“En Madrid me siento respetado porque todos los años me llama la empresa, este año he ido dos tardes, el año pasado fui a una confirmación con figuras del toreo, de novillero fui cuatro tardes. Madrid es difícil pero en cada cosa que he hecho por momentos Madrid ha entrado…estuve anunciado en dos de San Isidro, la feria de Otoño, un mano a mano fuera…es una plaza que cuenta y apuesta conmigo y estoy seguro que ese momento que espero llegará…”

─Toda comparación a la par de arbitraria suele ser siempre odiosa, pero es imposible desligarlo de ella debido a la contemporaneidad del momento, ¿qué opina respecto de quienes porfían en compararlo con nuestro paisano Andrés Roca Rey?

Es inevitable y además es un honor que me comparen con Andrés, pero yo prefiero que no se nos compare. Me considero lo suficientemente capaz para estar a su altura y lo he demostrado toreando no solo con él sino con otras figuras. Solo cambian las circunstancias.

“Si no yo no fuera peruano pues sería un torero joven ascendente como varios de mis compañeros actualmente. Entonces, como repito, no me gusta que me comparen pues siendo Andrés un torero genial que no en vano está donde está ya mismo, somos diferentes y el toreo es para cada quien un cúmulo de circunstancias”.

─Siendo muy importante el camino ya seguido es claro que hay que dar el paso hacia el sitio que busca, posicionarse plenamente en el circuito de privilegio.

Cada que afronto las temporadas sé que habrán plazas de categoría que van a contar conmigo, pero no son muchas de momento, a lo menos seis o siete, lo demás pues son días que marcan mucha diferencia. Yo siempre he encontrado tardes muy bonitas, muy buenas, pero alcanzar la felicidad plena solo se da en pocas pues siempre habrán ranuras, escollos que lo impiden.

“Es difícil que siempre salga contento un torero. Eso solo se consigue un par de veces o tres al año. Pero, claro, que esto te motiva más pues si de nuevo al día siguiente te vistes de luces pues quieres ir a más y no dejarte nada adentro.

─Torear en España  e inmediatamente cruzar el charco para hacerlo en América para de nuevo volver, parecería casi imposible…¿cómo asume todo este trajín?

Este año empecé en Granada y salí a hombros, luego mi paso por Madrid donde las cosas no se dieron del todo. Luego Algeciras, que es donde se anunció al maestro José Tomás, otra corrida de figuras, y un concurso de ganaderías donde toreaba yo con Ginés Marín, con Garrido. Un cartel de jóvenes en un día que me motivaba mucho pues llevaba todo el año matando bien y cuajé el primer toro de Torestrella.

También me había propuesto torear en Chota, en Algeciras y en Cutervo a los dos días mentalizándome para viajar, torear y salir a hombros todas esas tardes. En Chota le corto las orejas, pego el viaje a Algeciras sin dormir casi, toreo bien pero pinché con la espada y ya sabes, me quería morir la verdad. Imagínate, tanto esfuerzo, plaza llena en un día que para mí me motivaba mucho, además que venía matando los toros bien. Era un día que sentía que sí necesitaba el triunfo más allá de haber toreado bien”.

─Han pasado ya algunas semanas de esta reciente actuación en Ticapampa donde armó el lio grande, cautivando con una jornada memorable que ha quedado impregnada en la retina de cuantos la presenciaron.

Bueno, es verdad, me sentí muy a gusto como también en cada una de mis actuaciones en plazas importantes de nuestro país (Perú), las que han sido a lo que va del año, ocho tardes  desde el Festival de Asia (Lima), Chota, Cutervo, Cora Cora.  Ticapampa fue muy bonito por sobretodo cómo la gente me ha prodigado afecto. Pienso que al Perú hay que venir siempre, me encanta torear en mi tierra.

Hay que apostar por las ganaderías nacionales cuyos ganaderos están haciendo muy buen trabajo. Creo que hay que potenciar el interior, de hecho, me he propuesto hacer unas diez actuaciones el próximo año, con toros nacionales y en donde, por qué no, se pueda incluir un novillero por tarde.”

─Se habló mucho sobre el tema del Escapulario el año pasado.

“Estoy convencido que tarde o temprano he de ganar un Escapulario. Si bien es cierto que al año pasado me afectó no haberlo ganado porque nunca va ser tan especial como ése pues significó aquella faena de la que tanto se habla, las dos faenas, las perfectas para ganarlo.

Donde se conjugan todos los factores y que acaso en otras circunstancias sean más difíciles que se den, que te sirvan los dos toros, que los mates bien, que torees así tan salvajemente, quizás puedas tener tardes con otras connotaciones como espero que este año se puedan dar con toda la cantidad de cosas que se tienen que encadenar para ello. Más allá de los trofeos me quedo con esos olés y el reconocimiento de mis paisanos aquella tarde.”

─¿Estar anunciado en Lima junto a Morante de la Puebla y José Mari Manzanares qué le suscita, sabemos que son sus referentes de siempre ?

“Morante este año, si bien muy criticado, ha hecho ocho o nueve faenas que no están al alcance de nadie. En Córdoba, en Granada, en León, en Puentevedra; él ha llegado artísticamente a un nivel insuperable. Bueno y del maestro José Mari qué te podría decir que ya no se sepa. La verdad que me ilusiona mucho y me enaltece como torero estar acartelado con ellos”.

─¿Qué tanto de ese arte es el que gusta y expresa Joaquín Galdós?

“Me gusta el toreo que responde al impulso, esa definición del arte que es tu propia ilusión por pararte frente al toro y expresarte. Estarse roto por dentro, entregado con pasión al toreo es lo que realmente a mí me gusta.”

─Concluirá a fin de año una temporada importante como ya dijimos, ¿qué le espera para la próxima?

“Aún me espera una temporada muy ilusionante. Empiezo en América con Lima, luego en Medellín, en Quito estaré en la Belmonte, también en dos ferias importantes en México. La verdad ha sido una temporada de triunfos importantes. Estuve en Bayonne y varias plazas de Francia, en España lo mismo. Creo que se han abierto muchas puertas y serán muchas más la siguiente temporada para aspirar salir del circuito donde estoy y alcanzar grandes metas. Pensamos que haremos unas cuarenta corridas entre América y Europa.”

─Muchas gracias matador, enhorabuena para su actuación en Acho 2018

«Gracias, les envío un saludo cordial a todos tus lectores»

Joaquín Galdós actuará en la Feria del Señor de los Milagros el 25 de noviembre junto a dos ídolos suyos,  Morante de la Puebla y José Mari Manzanares, ante toros del Puerto de San Lorenzo y Ventana del Puerto. Imperdible.

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV 

____________________________________________________________________________