En Madrid… Gran desafío de bravura con oreja par Robleño y Cristian Escribano

Las Ventas 9 de septiembre. Primer desafío ganadero de septiembre. Casi media plaza. Toros de Saltillo (1º, 2º y 3º), en el tipo en cuanto a hechuras y muy bravo el 3º y Valdellán (4º, 5º y 6º), de gran presentación y con fuerza y celo.

Fernando Robleño: Palmas y oreja.

José Carlos Venegas: División tras aviso y silencio tras aviso.

Cristian Escribano, que confirmaba alternativa: Oreja y silencio tras aviso.

Detalles:

La corrida empezaba con un unánime aplauso al aparecer en el tendido una pancarta que decía: “Cataluña es taurina”.

Ángel Otero se desmonteró por su actuación en banderillas ante el primero.

____________________________

El segundo de Saltillo entró al callejón saltando las tablas de primeras. Robleño tanteó su fiereza en el capote. Echó las manos por delante. No empujó demasiado en el peto del caballo. En la faena de muleta, empezó sacando al animal de las tablas. El toro no bajó la cabeza en dichos lances. Tampoco bajó la mano el torero, quedándose así en una embestida sin transmisión ni pureza. No pareció que le pudiese el diestro al astado, dando a ver qué era al revés. Poco a poco fue entendiéndole. Pinchó en una ocasión. Al segundo intento dejó una estocada caída.

Aplaudido por hechuras fue recibido de entrada el cuarto, para Robleño. Midió el castigo el picador pudiendo llegar a dar tres puyazos. El tendido aplaudió su labor. Lo sacó de las tablas al inicio de la faena. Le supo dominar a un astado gran tamaño. Sin embargo le faltó bajar más la mano. Cambió a la izquierda, cuando despertó un poco más al tendido con sus naturales. Volvió a la mano derecha, donde dibujó derechazos templados pero con poderío. Le costó su tiempo entender al toro pero terminó haciéndolo a la perfección. Gracias a su confianza en sí mismo y en el tendido, ejecutó otra tanda al natural con el acero. Mató de una fan estocada a la segunda vez; a pesar de ello el tendido tuvo clara la petición y así fue concedida.

Venegas recibió a un tercero que se metía por dentro encerrándole contra las tablas en el capote. Metió la cabeza de manera excepcional, cualidad que aprovechó el torero para llevárselo a los medios y dar varios remates de buen gusto. Se fue directo a por el caballo, donde recibió buena paliza. Las protestas se repitieron con el segundo puyazo. Se hizo un lío al colocarlo el torero jienense, no entendiendo bien los tiempos que le correspondía. El toro se volvió y recibió un tercer puyazo. A pesar de debilitarse tanto, el animal mostró celo. No le permitió el tendido brindar la faena, en señal de protesta por haber permitido anti machaque en el caballo. La forma de meter la cara del animal puso la piel de gallina a los asistentes. Se fue a los medios para torear al bravo. Cambió a la mano izquierda pero no entendió las distancias del toro, quedándose fuera de cacho. No aprovechó la oportunidad de un gran toro. La estocada quedó tendida. Empleó un descabello para finalizar la faena. El animal fue aplaudido en el arrastre por su excepcional calidad.

El quinto fue más reservón se salida. En el caballo se frenó y a Venegas le costó lidiarlo con la muleta. Al inicio lo sacó a los medios por abajo. Decidió que iba a ser mejor quedarse en el tercio. Allí aprovechó para ejecutar una buena tanda por el derecho. Se impuso pudiendo dominar al astado y generando mejores sensaciones en el aficionado. Le tocó en varias ocasiones la muleta. Ante las protestas del público tomó los aceros para pegar un salto con la espada logrando únicamente volver a tener que entrar. No fue su tarde.

El primero lo lidió Cristian Escribano, bien recibido al capote y enseñándole a embestir. De salida tuvo transmisión pero al primer puyazo se rajó. Fue al caballo que guardaba la puerta de toriles a recibir el segundo . Espectacular tercio de varas de Angel Otero, quien se desmonteró en respuesta a la ovación del tendido. Metió la cabeza por abajo cuando el torero le hacía las cosas bien. Por el derecho lo hizo con inteligencia y aprovechó la transmisión del toro dando muletazos seguidos pero con temple. Con la izquierda toreó con el pico sin conseguir tampoco la colocación más ortodoxa. La estocada fue entera y bien colocada, suficiente para dar rápidamente muerte al toro. El presidente se hizo de rogar con la oreja, sacando el pañuelo al final.

Recibió al sexto y último de la tarde Cristian Escribano con las rodillas en tierra con una larga cambiada. Lo toreó a la verónica hacia los medios con un gran silencio en la plaza. Lo dejó de manera correcta al toro para el caballo. El brindis fue para los asistentes. Con verticalidad le llevó a los medios. Pronto se sustituyó el silencio expecante del público por los olés. Salió a darlo todo, no sólo sabiendo  lidiar sino también poniendo estilo en sus formas. Le costó someterlo con la mano izquierda. La faena fue a menos. Pinchó en tres ocasiones para dos descabellos posteriores.

En conclusión, una tarde en la que el toro ha sido el eje principal y protagonista del toreo. El aficionado ha entendido que sin un toro como los que hoy han salido al ruedo, la fiesta no llegará muy lejos. Decía un aficionado que tenía al lado que los toros es de lo más democrático que tenemos los españoles, y hoy el tendido ha criticado cuando tenía que criticar y ovacionado cuando las cosas se hacían bien. Apostemos por estos encastes minoritarios que tanta importancia tuvieron en sus orígenes y hoy todavía permanecen sus caracteres. Hoy he estado en los toros.

____________________________

____________________________

____________________________

@pablobielsa5

_________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________